DEPORTES

800

El envío de 800 entradas menos de las que se habían acordado para la segunda final determinó un generalizado malestar en la directiva de Boca. Dirigentes del Santos habían acordado con los argentinos la cantidad de 3600 entradas, pero la institución paulista a último momento decidió entregar nada más que 2800 localidades. “Se nos generó un problema muy serio porque ahora tendremos que cambiar todo el esquema que habíamos planificado. La gran demanda de entradas determinó que se tengan que vender de a una por socio y por carnet”, manifestó la coordinadora de prensa Laura Costa. Costa informó que la venta de entradas será mañana, a partir de las 12.30, –por la entrada principal (Brandsen 805)–, de una por socio y por carnet a 15 pesos cada una hasta completar un total de 1700. Las 1100 que restan serán repartidas así: 500 para el Interior (Boca tiene más de 180 peñas), para las agrupaciones políticas del club y para tres agencias de viajes que ya habían solicitado 100 localidades cada una y que ya tienen su correspondiente ticket aéreo. Intentando revertir la situación, el vicepresidente Pompilio realizó una serie de infrutuosos llamados a Santos: el empleado de Boca que fue a buscar las entradas retornó con 800 menos.

Compartir: 

Twitter
 

 

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.