EL PAíS › DUHALDE RETRASO DIEZ DIAS SU REGRESO AL PAIS POR LAS ELECCIONES

No me pidan que diga a quién votar

El ex presidente prolongó sus vacaciones en Italia para evitar tener que definirse sobre los comicios porteños, entre otros. No obstante, apoyará a Kirchner y, por ende, a Aníbal Ibarra.

 Por Sergio Moreno

Eduardo Duhalde se quedará diez días más en Italia. Evitará, así, tener que definir algunas situaciones que el ex presidente quiere evitar, cuando menos por el momento. “Duhalde está retrasando su regreso para evitar que le pidan definiciones sobre algunos distritos: por ejemplo, en la Capital Federal”. Así habló a este diario uno de los hombres más cercanos a Duhalde, uno de los pocos que suele expresar su pensamiento sin dobleces. “Cuando regrese, ¿va a apoyar a Aníbal Ibarra o a Mauricio Macri?”, le preguntó Página/12. “Va a respaldar a rajatabla, en todo, a (Néstor) Kirchner. Si eso implica apoyar a Ibarra, lo va a apoyar”, categorizó la fuente.
Duhalde y su mujer, Hilda “Chiche” González, se fueron del país, de vacaciones, el mismo día en que dejaron sus cargos (la ex primera dama era coordinadora de Políticas Sociales), el pasado 25 de mayo, cuando Kirchner asumió la Presidencia de la Nación y el bonaerense le transfirió los atributos del poder. El matrimonio partió a Brasil en el avión del presidente de ese país, Luis Inácio Lula da Silva. Allí estuvieron una semana para después embarcarse a España e Italia. En Roma estacionó Duhalde, acompañado de una de sus hijas. Chiche regresó ayer a la mañana al país y confirmó que su esposo se quedará en Italia diez días más para seguir descansando, según dijo a la agencia DYN (ver aparte).
El confidente citado al inicio de esta nota es uno de los que recibe los llamados del ex presidente “para saber qué es lo que está pasando con el Gobierno y en las elecciones” de los diferentes distritos. “Duhalde llama a menudo, e invariablemente pregunta por cómo anda Kirchner; está muy contento por la marcha del Gobierno”, dijo. La fuente ensayó un escenario vinculado con la relación entre el ex mandatario y el actual: “Esos que dicen que va a haber tensión o alguna presión no conocen a ninguno de los dos (por el bonaerense y Kirchner). Duhalde lo va a bancar en todo”.
Ese apoyo llega, por ahora, a través de los fieles que el ex senador tiene en el gobierno del patagónico: los ministros del Interior, Aníbal Fernández; de Defensa, José Pampuro, y de Salud, Ginés González García. Y de su propio coleto, ya que el ex mantuvo dos conversaciones telefónicas con el Presidente desde el 25 de mayo.
Las vacaciones del jefe del peronismo bonaerense se prolongaron contra su voluntad. Ni la belleza de Roma le ha calmado algún grado de ansiedad por regresar. No obstante, de haber abordado el avión en que volvió su esposa, ayer mismo le hubiesen pedido, desde su propio partido (y aledaños) una serie de definiciones no menores: a quién apoyar en varios distritos que juegan su suerte electoral de aquí a fin de año. No son todas las provincias las que hacen esquivo al ex gobernador. Sí lo es, por ejemplo, la Capital Federal. Aquí las elecciones son dentro de dos meses, el 24 de agosto, y el ballottage el 14 de septiembre (la misma fecha en que se hace la elección en la provincia de Buenos Aires); en la Ciudad Autónoma se da la curiosa situación en la que Kirchner apoya a Aníbal Ibarra y el PJ (que en esta comarca ha demostrado tener un pobre predicamento, se alió en el pasado con Domingo Cavallo y la UCeDé y actualmente está conducido por dirigentes que apostaron por Carlos Menem en la pasada elección), a Mauricio Macri. “(Duhalde) Va a respaldar a rajatabla, en todo, a Kirchner. Si eso implica apoyar a Ibarra lo va a apoyar, a pesar de que sea una elección difícil”, confió la fuente consultada por este diario. No obstante, el ex presidente no quiere definirse públicamente en medio de un clima enrarecido, donde algunos peronistas porteños que se dicen duhaldistas decidieron sumarse a los esfuerzos del hijo de Franco Macri por desbancar al actual jefe de Gobierno.
Kirchner apostó fuerte por Ibarra y hay quien cree en el Gobierno que, al respecto, el jefe de Gabinete, Alberto Fernández –hombre del peronismoporteño–, “arrastró al Presidente más allá de lo aconsejable”. Sin embargo, otros funcionarios consideran que el apoyo del Presidente al ex fiscal “tiene que ver con la personalidad y la forma en que ha encarado Kirchner todos sus actos de gobierno, con decisión y de frente”.
Duhalde regresará al país (si antes no lo vence la ansiedad) entre el seis y el siete de julio, tres o cuatro días antes de que Kirchner inicie una gira por Europa que le insumirá una semana. Para ese entonces, el ex presidente espera que el chisporroteo que levantó la decisión tanto de Kirchner cuanto del PJ para con la elección porteña haya amenguado.

Compartir: 

Twitter
 

Eduardo Duhalde y Aníbal Ibarra, sonrientes, cuando el bonaerense era Presidente de la Nación.
Ambos mantienen una buena sintonía. Ahora que Kirchner apostó por el ex fiscal, Duhalde también lo hará.
 
EL PAíS
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.