EL PAíS

Kirchner volvió a insinuar que no se descarta intervenir el PAMI

El Presidente dijo que “muy pronto habrá novedades para nuestros abuelos. Vamos a reestructurar el PAMI para que brinde una atención digna”. El lunes entra en vigencia la ley que habilita la intervención.

El Gobierno dejó nuevamente abierta ayer la posibilidad de intervenir el PAMI. Así surgió de boca del propio Néstor Kirchner, quien anunció inminentes cambios en la obra social de los jubilados. Eso sí, lo hizo en forma enigmática: “Muy pronto habrá novedades para nuestros abuelos. Vamos a reestructurar el PAMI para que funcione y brinde una atención digna”, señaló el Presidente.
Kirchner no dio demasiadas precisiones. Si bien el Congreso lo facultó para intervenir, el Gobierno quedará legalmente habilitado para hacerlo recién este lunes. Hasta entonces continuará el misterio.
En Casa Rosada aseguran que el Presidente utiliza la amenaza de la intervención como una daga para seguir avanzando con los cambios de fondo de la obra social de los jubilados. De esa manera ya logró que la CGT oficial removiera a sus dos representantes, los barrionuevistas Domingo Petrecca y Reynaldo Hermoso. Y también que los otros siete directores, que accedieron al cargo en representación de los jubilados, le dieran facultades extraordinarias al titular del PAMI, el delegado estatal Juan González Gaviola, para barrer con toda la línea gerencial, algo que ya ocurrió en las últimas horas.
A pesar de los dichos de Kirchner, la CGT oficial, que tiene excelente llegada al ministro de Salud, Ginés González Gaviola, descree de la posibilidad de una intervención. Su titular, Rodolfo Daer, había adelantado incluso su regreso de Ginebra, donde participaba de la Asamblea Anual de la OIT, para acceder a todos y cada uno de los reclamos del Gobierno.
En la Casa Rosada no todos tienen la misma percepción. Si bien la amenaza se originó por la resistencia inicial del barrionuevismo, una actitud que se fue diluyendo con el correr de los días, ahora, para justificar la intervención, Kirchner podría utilizar de excusa las conclusiones de la Auditoría General de la Nación.
Las investigaciones de la AGN, que se focalizarán en 78 contratos, fueron motorizadas por el Senado de la Nación como una manera de fortalecer el proceso de transparencia impulsado por el Gobierno.
La posibilidad de intervenir no fue confirmada pero tampoco descartada por Alberto Fernández, jefe de Gabinete y mano derecha del Presidente. Lo que sí dejó en claro es que si ésa fuera la decisión final no se estaría afectando la democracia interna del PAMI, ya que sólo el 10 por ciento de los afiliados votaron el año pasado, cuando fue normalizada.
Fernández insistió en la existencia de una pelea de “carteles”. “Antes los dirigentes políticos creaban comités o unidades básicas. Ahora crean centros de jubilados para acceder al PAMI”, dijo en alusión a lo codiciado que se volvió el instituto.
Utilizando otras palabras, Kirchner aludió a esa pelea por la tajada de poder y dinero, ya que el PAMI mueve 2400 millones de pesos anuales. “No puede ser que sigan con el nivel de saqueo al que está sometido actualmente. Es inadmisible que nuestros mayores no tengan cobertura, nadie sabe a dónde van a parar los recursos que destina el Estado”, concluyó.

Compartir: 

Twitter
 

El ministro de Salud, Ginés González García, es el encargado de conciliar posturas.
En la CGT oficial descreen de la intervención porque ya fueron separados Petrecca y Hermoso.
 
EL PAíS
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.