EL PAíS

OTRAS VOCES

- Estela Carlotto, titular de Abuelas de Plaza de Mayo: “La Corte está muy cuestionada por la sociedad y por las Abuelas, quienes tenemos serios conflictos como la no resolución del destino y la libertad de nuestros nietos o la inconstitucionalidad de las leyes de Punto Final y Obediencia Debida. Vemos que hay un aire nuevo que tenemos que aprovechar”.
- Daniel Sabsay, constitucionalista: “La renuncia de Nazareno era algo cantado, como la crónica de una muerte anunciada. Espero que marque el fin de una era de la Corte Suprema que va a ser recordada como la más vergonzosa de la historia del país. Nazareno ahora queda como cualquier ciudadano argentino y puede ser sometido en tribunales comunes, porque hay varios de los cargos de los que estaba acusado en la Comisión de Juicio Político que podrían ser delitos. Es un primer punto de partida, ya que se necesita una oxigenación mucho mayor. Por supuesto, no es sólo Nazareno quien tuvo responsabilidades en la mayoría automática. Veo casi seguro que en la Cámara de Diputados se avance sobre otros, empezando por (Eduardo) Moliné O’Connor”.
- Ricardo Monner Sans, abogado: “Me gustaría que hubiera vocación por enjuiciar también a aquellos que quedaron implicados en conductas similares por las que se implicó a Nazareno. En relación a si soy candidato a ocupar un lugar en la Corte, creo no tener la ecuanimidad ni el oficio suficiente para hacerlo. Soy solamente un aceptable combatiente en defensa de intereses públicos y privados”.

Compartir: 

Twitter
 

 
EL PAíS
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.