EL PAíS › EL EMPRESARIO GUALTIERI A PUNTO DE SER INDAGADO

Preso, rumbo a La Pampa

 Por Adriana Meyer

Mientras Victorio Américo Gualtieri viajaba rumbo a Santa Rosa, en las calles de la capital pampeana hubo clima de satisfacción. “Están contentos con la detención porque acá le dieron a ese señor la obra del acueducto del río Colorado, a pesar de que los medios se opusieron contando sus antecedentes, y nos dejó plantados.” Así resumió la situación ante Página/12 la fiscal Marta Fernández de Odasso al referirse a la repercusión del caso en esa provincia. El empresario predilecto de Eduardo Duhalde será indagado en las próximas horas por el juez federal de La Pampa Vicente Zabala, acusado de contrabando de explosivos. Hace pocos días, Gualtieri se presentó a una licitación pública en Santa Fe y se produjo un escándalo.
El gobernador Carlos Reutemann se disponía a abrir los sobres de la licitación para la construcción de la autopista de Circunvalación, en Santa Fe, cuando apareció un hombre que empezó a cuestionar la presencia de Gualtieri. El acto no fue suspendido porque la impugnación fue sólo verbal, pero se produjo un incidente mientras el empresario discutía con quien lo había cuestionado. El denominado “zar de las concesiones” quería “aclararle” que las acusaciones en su contra serían infundadas. Por otra parte, el diario El Litoral dio cuenta de un pedido de informes del Concejo Deliberante en Santo Tomé por el incumplimiento de una obra ya adjudicada a una de las empresas constructoras de Gualtieri: la planta de tratamiento de líquidos cloacales que debía estar terminada en abril de 2000 pero está paralizada.
El apellido Gualtieri está grabado en la memoria de los pampeanos, no sólo por el acueducto que no terminó porque se presentó en convocatoria de acreedores, sino también por el incendio en una fábrica de tubos en el que murieron dos bomberos y por una demanda que mantiene con la provincia.
Al cierre de esta edición, el juez Zabala decidía si lo indagaba apenas arribara a Santa Rosa o dejaba el trámite para el lunes. Gualtieri viajó en un automóvil de la Policía Federal y quedará alojado en dependencias de esa fuerza. Su detención se produjo el jueves, cuando estaba por viajar a Uruguay, porque nunca respondió a los pedidos de la Justicia. En enero de 2001 aparecieron explosivos en Cuchillo Co, a 700 metros del obrador abandonado por Gualtieri. Según explicó a este diario la fiscal Odasso, la investigación demostró que el empresario no tenía autorización oficial para la tenencia de los explosivos en esa provincia. Y también estableció que los 861 detonadores encontrados eran de origen chileno. Los investigadores consultaron a la Aduana y las autoridades de ese organismo respondieron que no había constancia de ingreso legal de ese material al país. Esta será una de las primeras cuestiones que le preguntarán a Gualtieri cuando le tomen declaración indagatoria. “Si aporta los comprobantes de que ingresó los detonadores legalmente se aclararía una parte de la cuestión”, expresó la fiscal. Desde hace un año, la Justicia pampeana trató de que el empresario compareciera a explicar la situación. Pero nunca hubo respuesta. En varias oportunidades, en un comercio de Gualtieri ubicado sobre la Ruta 2, a la altura de Dolores, se negaron a recibir la cédula de notificación del juzgado de Zabala.

Compartir: 

Twitter
 

 
EL PAíS
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.