DEPORTES › BOCA FUE SUPERIOR, PERO NO PUDO IMPONERSE EN LA BOMBONERA FRENTE A NEWELL’S

Fue el juego de las insinuaciones

Los dirigidos por Bianchi les tiraron la chapa encima a los conducidos por Martino, pero a pesar del dominio no le encontraron la vuelta para plasmar la diferencia en el marcador. El domingo y el miércoles se vuelven a ver las caras.

 Por Facundo Martínez

Los primeros minutos del encuentro fueron intensos y proyectaban un buen partido entre dos equipos que siempre buscaron tratar bien la pelota y en la medida de las posibilidades cambiarle el ritmo para encontrar espacios y penetrar en el área rival. En ese intercambio, Boca era un poco más profundo, sobre todo porque Martínez le ganaba más o menos fácil la posición a Casco y sacaba centros picantes que incomodaban mucho al arquero Guzmán, que en uno de ellos le tapó un remate a Erviti, y otros dos posteriores se quedó a mitad de camino y si no fueron gol fue sólo porque Blandi no llegó justo a tiempo a la pelota. Newell’s, con Rodríguez y Figueroa recostados sobre las bandas y Scocco como único punta, buscaba abrir la cancha, jugando bien la pelota corta en el medio, y cuando Boca le cerraba espacios probaba con pelotazos largos para Scocco, quien terminaba luchando solo mano a mano con Marín o Caruzzo, pero sin lograr imponerse.

Defensivamente, los dos buscaban presionar en bloque para recuperar lo más rápido posible la pelota, evitando la fricción excesiva en el mediocampo, lo que le dio una interesante dinámica al juego.

Con el correr de los minutos, Boca sacó una leve ventaja sobre Newell’s en lo referente al dominio. Jugaba cada vez más cerca del arco de Guzmán, quien pagaba la exigencia con algunas dudas. Ya para cuando el dominio del local era claro, el árbitro Vigliano no cobró un claro penal de Maxi Rodríguez, quien desvió en el área con la mano un cabezazo de Erbes. Los rosarinos necesitaban serenarse un poco, que aparecieran Figueroa y Cruzado para volver a esa primera imagen del partido, pero no lo conseguían, un poco por déficit propio y otro por la concentración y el sacrificio que mostraban los volantes xeneizes.

Boca, en cambio, derrochaba confianza. Probaba desde afuera, complicaba con las pelotas paradas y ganaba las divididas prácticamente en todos los sectores de la cancha.

Fue importante la charla de Martino en el entretiempo, porque Newell’s ofreció una mejor versión en la segunda parte. Un poco porque se animó a asumir el protagonismo, otro porque Boca parecía ceder un poco su intensidad. Pero a pesar de que consiguió llegar con más facilidad al arco de Orion, apenas un buen remate de Scocco le sacudió la modorra al arquero de Boca.

Los dirigidos por Bianchi aguantaron el envión de Newell’s, y pasados unos minutos, cuando la visita sacó el pie del acelerador, se le fue a la carga con una catarata de situaciones de gol. La más clara, un remate frontal de Blandi, que fue al cuerpo de Guzmán, y enseguida un violento remate de Martínez que el arquero del conjunto rosarino tapó abajo sobre su palo izquierdo. Esas jugadas encendieron a los hinchas de Boca, que palpitaban el gol, que finalmente no llegaba más allá de las buenas intensiones. Los últimos minutos fueron un calco de lo que había sido el final del primer tiempo. Boca hacía todo el gasto y Newell’s aguantaba como podía, pensando ahora sí más en su arco que en el contrario. Así se cerró el partido, con todo pendiente para lo que sigue.

Compartir: 

Twitter
 

Riquelme, de buen primer tiempo, aguanta la carga de Cruzado. Boca estuvo más cerca.
Imagen: DyN
 
DEPORTES
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.