DEPORTES › MIAMI DERROTó 103-100 A SAN ANTONIO EN EL SUPLEMENTARIO EN LA SEXTA FINAL DE LA NBA

A Ginóbili se le escapó la pelota

Los Spurs y los Heat hicieron un gran partido y entre LeBron James y Tim Duncan se repartieron el juego. Ginóbili tuvo una inmejorable oportunidad para lograr la victoria y el título de la NBA, pero perdió el balón y la dejó pasar. La definición quedó para mañana.

En un final temerario en tiempo suplementario, Miami se quedó con el triunfo por 103-100 sobre San Antonio, que tuvo una pelota para el título en las manos de Ginóbili, que perdió una clave con el partido 101-100 y sólo diez segundos de juego. Se definió luego tras dos libres de Allen, cortado con falta, y 1,9 segundo tuvieron los Spurs para el triple salvador, que no llegó. La serie quedó 3-3 y se definirá en el séptimo juego, mañana a las 22, en el mismo escenario.

Arrancó bien el sexto partido de la serie final de la NBA entre los Heat y los Spurs. Los visitantes estuvieron al frente en el marcador buena parte del primer cuarto, con muy buenas actuaciones de Tim Duncan y Kahwi Leonard, lo que les permitió, a falta de dos minutos, sacar una máxima de cinco puntos (24-19) que se desmoronó con el aporte de LeBron James y la efectividad de Mario Chalmers, quienes al terminar el cuarto dejaron a su equipo en ventaja 27-25.

Ginóbili no estaba fino, había errado dos tiros de dos y uno de tres, y era el único de los titulares sin tantos; con poco más de 12 minutos en cancha y varias pelotas perdidas, Greg Popovich lo envió al banco. La contracara era Duncan, quien antes de su primera falla había anotado ocho de ocho en dobles. Terrible estaba Duncan para la defensa de los Heats y por eso, tras estar siete puntos abajo, San Antonio consiguió cerrar el primer tiempo 50-44, con un último puntazo de Leonard y la mitad de los puntos de Duncan. Miami necesitaba más de LeBron James, Dwyane Wade y Chirs Bosh, quienes no aprovechaban los espacios para tirar que le dejaban los Spurs y con bajos aportes no lograban sostener el buen trabajo de Chalmers debajo de la canasta. Pero todavía faltaba medio tiempo. Mucho para una final tan bien jugada como esta.

Ginóbili dijo presente en el tercer cuarto con un triple, que contribuyó a que San Antonio sacara la máxima de ocho puntos sobre Miami. Pero el juego estaba concentrado en Duncan, de lo mejor del partido, mientras que LeBron parecía sentir bastante la presión y la marca. Entre Duncan y Leonard, y la reaparición de Parker, los Spurs estiraron la máxima a 13 puntos –la más alta del encuentro– a falta de menos de 3 minutos para terminar el tercer cuarto, que terminó 75-65 a favor de los texanos.

Miami Heat aceleró en el último cuarto con un arranque 6-0 que lo acercó peligrosamente a San Antonio, que les dio un poco de descanso a Duncan y a Parker. LeBron James dejó de pelear con Ginóbili (aportó un libre), se amigó con la canasta y superó por primera vez a Chalmers (20) como anotador, con 22 puntos. Los últimos cinco minutos fueron tremendos para la defensa de los Spurs, James estiró su marca a 27 (32 al final) y, a falta de 3 minutos para el final, Miami ganaba por 87-84. Pero con un triple y un doble de Parker, en un final intenso, Spurs volvió a pasar al frente 91-89; a 57 segundos. Duncan tapó a LeBron y éste le cometió falta en la réplica a Ginóbili, que esta vez no falló los libres y dejó el asunto 93-89; y tras otra falta sobre él, y uno de dos libres Manu estiró a 94-89. Heat se recuperó con un tremendo triple de James, a 20 segundos, y luego cortó con falta a Leonard, que falló uno de sus dos libres y dejó a Miami a triple del empate. Falló James su intento, pero anotó Allen para empatar en 95 y, tras un intento fallido de Parker, llevar el partido a tiempo suplementario.

Compartir: 

Twitter
 

Duncan (30 puntos) y LeBron James (32), los mejores del sexto encuentro.
Imagen: EFE
 
DEPORTES
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.