DEPORTES › FUTBOL > EL DíA DESPUéS DEL ESCáNDALO ENTRE GODOY CRUZ Y BOCA

Le bajaron los decibeles

Tanto los jugadores mendocinos como los xeneizes se mostraron arrepentidos por los incidentes del final del encuentro e intentaron minimizarlos. El árbitro informó a Curbelo, Ramis, Caruzzo y Ledesma, el apuntado por los futbolistas del Tomba.

Desde ambos bandos, trataron de restar trascedencia a los hechos del final. Sin embargo, tras el escándalo entre jugadores de Godoy Cruz y Boca luego del empate 2-2 del domingo, los diferentes protagonistas asumieron sus errores y buscaron minimizar la situación. Franco Cangele, por el lado xeneize, pidió “no echar mucha leña al fuego”. Y por el otro, Jorge Carranza reconoció la equivocación.

Cuando el plantel de Boca llegó a Aeroparque, la sensación de arrepentimiento colectivo era notoria. Cangele, uno de los que se paró a declarar ante la prensa, lo reconoció, aunque pidió bajarle los decibeles a lo sucedido. “Fue una situación lamentable, pero tampoco fue para tanto, no hay que seguir echando leña. Nos arrepentimos por la situación, pero creo que pareció más de lo que fue”, opinó el ex futbolista del Kayserispor de Turquía.

El escándalo entre los jugadores de Boca y Godoy Cruz se desató al momento del pitazo final, cuando Jorge Curbelo increpó a Pablo Ledesma por la disputa de un balón con imprudencia sobre el físico de un rival. Tras esa reacción, compañeros de ambos se sumaron a la pelea, que se extendió en diversos sectores del campo de juego y continuó en la antesala de los vestuarios. Por ese motivo, Ledesma y Matías Caruzzo por el lado de Boca y Curbelo y Jonathan Ramis por Godoy Cruz fueron informados por el árbitro Pedro Argañaraz, que será parado al menos en la próxima fecha por su tarea deficiente en el estadio Malvinas Argentinas. Los cuatro futbolistas informados conocerán su sanción el jueves próximo, cuando se expida el Tribunal de Disciplina de la AFA.

Por el bando mendocino, Carranza también expresó su lamento por lo vivido. “Nosotros sabemos que nos equivocamos”, indicó en Fox Sports el ex arquero de Ferro, que catalogó al arbitraje de Argañaraz como “malo para los dos”. Pero, más allá de ese signo de arrepentimiento, el guardavallas del conjunto mendocino culpó a Ledesma por el desencadenante del incidente. “Ledesma no entendió que la tenía que cortar y lo invitó a pelear a Curbelo”, se quejó Carranza, quien también estuvo a los manotazos con Daniel “Cata” Díaz en el bochornoso final del partido.

Compartir: 

Twitter
 

Chiqui Pérez agarra del cuello a Curbelo, que pidió disculpas por su comportamiento.
Imagen: Fotobaires
 
DEPORTES
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.