DEPORTES › LA SELECCION EMPATO SIN GOLES FRENTE A ECUADOR EN NUEVA JERSEY

Apenas un tiempo para cada uno

El equipo nacional, que extrañó mucho a Messi y sufrió más de la cuenta con la prueba de sus marcadores laterales, recién logró imponer su juego en la segunda parte. El ensayo abrió frentes de preocupación en cuanto al funcionamiento y a las alternativas.

Si acaso alguno de los dos equipos se imaginaba un partido liviano, relajado, un amistoso de prueba y nada más, se equivocó fiero. Porque el encuentro que disputaron ayer Argentina y Ecuador en Nueva Jersey, y que terminó empatado 0-0, tuvo de todo menos tranquilidad. Se jugó con mucha intensidad y, en esa propuesta, los dirigidos por Reinaldo Rueda hicieron mejor negocio en la primera parte, mientras que los conducidos por Alejandro Sabella se recuperaron en el complementario.

Argentina tuvo la primera chance clara de gol al minuto, en una contra que capitalizó Lavezzi, quien remató con un derechazo cruzado con buena dirección pero poca fuerza, que se fue apenas desviado. Sin embargo, Ecuador no se iba a quedar atrás, y gracias a una muy buena labor de Montero, que le ganaba con facilidad la posición a Roncaglia, no dejó de inquietar a la defensa nacional.

A los 11 minutos, mientras Argentina intentaba disimular sus ausencias y encontrar su juego, Montero desbordó por la izquierda y sacó un centro al segundo palo donde Valencia ingresó sin marca para conectar un cabezazo que no fue gol sólo porque la pelota se estrelló contra un palo. La Selección no le encontraba la vuelta para romper la concentración defensiva del conjunto ecuatoriano. Ni Lavezzi ni Higuain conseguían desequilibrar, y tanto Banega como Di María y Ricky Alvarez –Mascherano estuvo bastante entretenido en la marca– no estaban muy claros con la pelota y no conseguían fortalecer al equipo en el mediocampo.

Un error de Banega –no se entendió con Roncaglia–, a los 30, dejó a Montero en inmejorable posición para abrir la cuenta, pero el delantero definió muy mal y Argentina respiró.

A la Selección le costaba tener la pelota, y se resignaba a probar suerte de contraataque y con pelotazos desde afuera. Pero eso no solucionaba el problema de funcionamiento. Sabella ordenó un cambio táctico con una línea de cuatro en la zona media para intentar ayudar a Roncaglia y a Orban en la marca: ninguno de los dos le entregaba seguridad al equipo. Con el control de pelota que tenía, a Ecuador las cosas le salían mucho más fáciles que a la Argentina.

En el arranque de la segunda parte, Banega le robó una pelota a Erazo y generó una contra clarísima para Argentina, que terminó con un buen remate de Di María que rechazó el arquero Domínguez. Casi inmediatamente, Paredes volvió a probar los reflejos de Romero, que respondió bien.

Poco a poco, Argentina fue mejorando la tenencia de la pelota y se adelantó unos metros. El cambio de Di María a la derecha comenzaba a dar sus frutos. El del Real Madrid conducía los hilos y, de tanto en tanto, obligaba al arquero ecuatoriano.

Sabella ensayó un golpe de timón con los ingresos de Zabaleta y Agüero (por Roncaglia y Lavezzi), y luego con Biglia (por Banega). Buscaba el DT más equilibrio atrás y un poco más de peso ofensivo. Y lo consiguió. Porque Ecuador se quedó sin ideas ni dominio y comenzó a sentir el asedio constante del equipo argentino. Otra vez Di María probó suerte frente a Domínguez, pero el arquero volvió a tapar.

El último cuarto de hora, entre cambio y cambio de intérpretes, fue prácticamente todo de la Argentina. El ingreso de Palacio y Maxi Rodríguez le brindó un poco más profundidad al ataque. Pero las dificultades para romper el cero continuaron presentes. Ecuador, a esa altura, se defendía y buscaba aprovechar sus chances de contraataque.

Sobre el final, el palo salvó a Ecuador de un remate de Rodríguez. La victoria hubiera sido injusta.

Compartir: 

Twitter
 

Mascherano salta junto a Enner Valencia. Garay observa.
Imagen: Télam
 
DEPORTES
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.