EL PAíS › MEMORIA ACTIVA Y 18-J LE APUNTARON AL FISCAL DE LA CAUSA AMIA LUEGO DEL DICTAMEN

Las agrupaciones contra el fiscal Nisman

Memoria Activa escribió una carta abierta contra el “ex fiscal” de la causa AMIA a quien acusan de haberse escondido. Burstein anticipó que pedirán su apartamiento si la Justicia declara constitucional el acuerdo con Irán.

 Por Raúl Kollmann

El conflicto estaba latente y estalló: la agrupación de familiares y amigos de las víctimas de la AMIA, Memoria Activa, salió ayer a cuestionar duramente al fiscal especial Alberto Nisman. Y no le echan en cara sólo su postura frente al Memorándum de Entendimiento con Irán, sino que señalan que en estos años estuvo viajando mucho, trabajando poco y se preguntan: “Fiscal Nisman, ¿dónde está? ¿jugando a las escondidas?”. El planteo de inconstitucionalidad de AMIA-DAIA y el fiscal Nisman ya produjo un efecto en la negociación con Irán. Quienes desde Teherán dialogan con los funcionarios de Cancillería hicieron saber que ahora no puede haber apuro ya que la cuestión está trabada en la Argentina. El argumento podría resumirse en la siguiente frase: “No tiene mucho sentido que nosotros paguemos costos internos en Irán, mientras ustedes no puedan definir la situación”. Aun así, está prevista para la semana que empieza un encuentro en Ginebra que será técnico y en el que se determinarán fechas posibles para avanzar en los términos del memorando, incluyendo un calendario hasta completarse con el viaje del juez federal Rodolfo Canicoba Corral. Otra agrupación, 18-J, que lidera Sergio Burstein, hizo saber ayer que si la Justicia declara la constitucionalidad del memorándum, pedirán el apartamiento del fiscal.

Memoria Activa es, seguramente, la organización más independiente de familiares y amigos de víctimas de la AMIA. Ha sido muy crítica con todos los gobiernos, incluyendo éste, cuestionó duramente al entonces juez Juan José Galeano, dio las mayores peleas para que sean llevados a juicio por encubrimiento el ex magistrado, los fiscales, el ex jefe policial Jorge “Fino” Palacios, los responsables de la SIDE y hasta el ex titular de la DAIA Rubén Beraja, y demandó al Estado argentino por no haber prevenido el atentado –con el antecedente del ataque contra la Embajada de Israel– y no haberlo investigado como corresponde. La Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH) le dio la razón y el ex presidente Néstor Kirchner firmó un reconocimiento de que el Estado no investigó como debía. Aun así, Memoria Activa es crítica del actual gobierno –“se avanza muy lentamente”, dicen–, pero respaldó, con reservas, el memorándum. Es más, las dirigentes de la agrupación, Adriana Reisfeld y Diana Malamud (que perdieron en el ataque a su hermana y a su marido, respectivamente), sostuvieron que había que poner un límite temporal a Irán para que se concrete la indagatoria. “El memorándum es imperfecto, pero es algo; en todos estos años nadie propuso absolutamente nada superador”, señaló Memoria Activa ayer.

Los términos de la Carta Abierta de Memoria Activa a Nisman son muy duros y reflejan un descontento que tienen desde hace rato. Le dicen al fiscal que ha viajado mucho –“estuvo paseando por los foros internacionales”–, pero que ahora rehúye confrontar las pruebas con los imputados iraníes. “Nos engañó, nos mintió, nos intenta embarullar con centenares de fojas que cuentan historias que ojalá algún día se puedan probar. Tenía la posibilidad de demostrar que se podían sostener en una indagatoria, pero sus acciones demuestran lo contrario” (ver aparte el texto completo).

La otra agrupación, 18-J, también rechazó la postura del fiscal. “Estamos decepcionados. En una reunión que tuvimos hace 20 días nos dijo que no se iba a expedir respecto del acuerdo a menos que se lo pidiera el juez. Nisman no generó nada, lo que sumado a su oposición al acuerdo hace pensar en una actitud irresponsable de no querer avanzar en la investigación”, explicó Burstein.

En la otra vereda, DAIA y AMIA respaldan la presentación del fiscal pidiendo que se declare inconstitucional la ley del memorándum. Ambas organizaciones fueron las que originalmente hicieron el planteo de inconstitucionalidad y ahora Nisman tomó buena parte de sus argumentos para su dictamen.

Como es obvio, el debate sobre la constitucionalidad o inconstitucionalidad llegó a Teherán. Hoy en día, el gobierno persa que encabeza el reformista Hassan Rouhani está en negociaciones con Estados Unidos y las principales potencias, con bastantes chances de llegar a un acuerdo: desistiría de una parte del desarrollo nuclear a cambio de una reducción en las sanciones económicas que le impusieron. Aun en ese marco, el tema AMIA es una cuestión pendiente de importancia. Después de la Asamblea General de las Naciones Unidas, los cancilleres Héctor Timerman y Javad Zarif consiguieron avanzar: Irán ratificó el memorándum y acordaron una reunión para noviembre. En los diálogos para fijar el encuentro, los iraníes ya hicieron saber que no se los puede apurar mucho, dado que la Argentina todavía no tiene asegurada la convalidación del texto en virtud del debate sobre la constitucionalidad.

Aun así, la reunión en Ginebra se concretará durante la próxima semana. Participarán técnicos de las dos cancillerías, que buscarán acuerdos sobre el cronograma. Por ejemplo, cuándo se propondrán los nombres para la llamada Comisión de la Verdad –cuestionada por Nisman–, cuándo podría haber un dictamen que permita compatibilizar los dos sistemas judiciales en este caso, cuándo se prevé que se puedan dar los pasos judiciales en dirección a lo que sería el objetivo final: el viaje del juez, el fiscal y las partes a Teherán. En este contexto, nada será fácil.

[email protected]

Compartir: 

Twitter
 

El fiscal especial de la causa AMIA, Alberto Nisman, quedó en el ojo de la tormenta.
Imagen: Télam
 
EL PAíS
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.