DEPORTES › LOS PILOTOS NACIONALES QUE COMPETIRáN EN EL DAKAR

La legión argentina sale a la ruta

Habrá más de 60 en esta edición del rally más duro del mundo, la mayoría corriendo en autos. Terranova aspira a un podio, pero Alvarez, Villagra, Silva, Spataro y Di Palma también pueden destacarse. Representantes en moto y en cuatriciclos.

Difícilmente un piloto argentino podrá quedarse con la victoria en la división más importante del Rally Dakar, la categoría de autos, pero un nutrido grupo de representantes relativamente bien ubicados en la consideración general generará sin duda un cúmulo de atención a medida que se vaya disputando la dura competencia, que tendrá 9384 kilómetros de recorrido, entre Rosario, desde donde se pondrá en marcha mañana, y Valparaíso (Chile), adonde arribará el sábado 18.

Quinto en la edición de 2013, el controvertido Orlando “Orly” Terranova (Mini Nº 307) apunta a terminar la prueba como el mejor argentino clasificado en la especialidad. El mendocino, que el año pasado conquistó el Rally de Marruecos, formará parte del equipo más poderoso del Dakar, el MiniAll4Racing, en el que claramente es el cuarto piloto detrás del francés Stephane Peterhansel, el español Nani Roma y el qatarí Nasser al Attiyah. “Tengo que tener un balance entre hacer lo mejor posible y estar concentrado, y al mismo tiempo ser respetuoso con la gente que me alienta en la ruta y disfrutarlo. ¿Si salgo a ganar? Vamos tranquilos, a hacer lo mejor posible.” El podio es el objetivo más realista, aunque no será nada sencillo.

Su némesis, el sanrafaelino Lucio Alvarez (Ford Nº 308), tendrá un papel más expectante en esta edición. Dueño de un historial envidiable (fue 10º, 5º y 15º en los tres Dakar anteriores), este año correrá una camioneta Ranger preparada en Sudáfrica con apoyo semioficial de la marca, nunca ensayada en carrera. “Hemos hecho tests en Namibia y en Sudáfrica y la verdad es que la camioneta respondió muy bien. Mi objetivo es que el equipo pueda estar entre los diez primeros, o quizá mejorar el 5º puesto del 2012.” Eso sería realmente una hazaña.

Detrás de los dos mendocinos, con experiencia en el Dakar, pero sin tanta actividad sobre los autos durante el año, asoma el cordobés Federico Villagra (Mini N 330), múltiple y actual campeón argentino de rally, con mucho entrenamiento, dos ensayos en carrera en Polonia y en Marruecos durante 2013, y un auto competitivo, otro de los Mini del equipo oficial. “Vamos a ver de qué se trata –asegura el Coyote–. Para mí lo diferente es adaptarse a estar todo el día arriba del auto en una carrera tan extensa. El objetivo es terminarlo y salir a buscar el resultado que esté a mi alcance.” A Villagra lo navegará Jorge Pérez Companc, quien corrió el Dakar en 2000 junto a su hermano Luis: fueron los primeros argentinos en terminar la prueba, cuando todavía se disputaba en Africa. Lo del cordobés, uno de los diez mejores pilotos de la Argentina durante 2013 y el más eximio sobre autos de rally, puede transformarse en una auténtica sorpresa durante este Dakar.

Entre esos diez mejores pilotos estuvo Juan Manuel Silva, el último ganador en el Turismo Carretera, hace menos de un mes, en Buenos Aires, y que también aspira a completar el recorrido con buenos parciales. Para el chaqueño, que corre un prototipo diseñado por Alberto Canapino y equipado con un motor Mercedes, que llevará el Nº 356, será su cuarta edición. “Me entusiasma este Dakar porque la camioneta está probada. Antes íbamos al Dakar a probar el auto”, señala Silva, que será acompañado por el croata Tomislav Gravic, quien no tiene mucha experiencia navegando en castellano. “Mi primera idea es llegar, pero yo corro para competir –remata Silva–. Creo que podemos estar cerca del puesto 20, en función de la cantidad de arribos. Falta un poco de potencia y el equipo está pensando en un motor más grande para el año próximo.”

Seguramente estará un poco más arriba Emiliano Spataro (Renault Nº 327), el piloto de TC y STC2000 que hace su segunda temporada con la Duster apoyada por la fábrica y motor preparado, como el de Silva, en lo de Oreste Berta. “Es un coche muy distinto del del año pasado, lo probamos a lo largo de más de 2000 kilómetros en Punta Médanos”, señala Spataro, que ya es dueño de una valiosa experiencia en la prueba y venía cumpliendo una llamativa actuación en el 2013 cuando tuvo que desertar cerca del final.

También habrá un Di Palma en el Dakar: después de cuatro abandonos consecutivos, José Luis, el mayor de los hijos del recordado Luis Rubén, vuelve a intentarlo, con la Toyota Nº 414 preparada en Arrecifes. “Queremos llegar, por eso lo vamos a tomar con un poco más de calma que en las ediciones 2010 y 2012, en las que salimos muy rápido de entrada. Hay que tener presente que no podemos salir a competir con los de punta, pero podemos aspirar a una buena posición”, señala el arrecifeño.

Habrá que prestarle también atención a Adrián Yacopini (BMW Nº 334), que se ganó el lugar luego de haber ayudado el año pasado a Orly Terranova en las dunas peruanas y que se conforma “con terminar 40º”; al coequiper de Spataro, José García (Renault Nº 340), a Víctor Mastromatteo (buggy Chevrolet Nº 349), al sanjuanino Lino Sisterna (buggy Volvo Nº 360) y al rosarino Daniel Marrocchi, con el buggy que el año pasado corriera el qatarí Al Attiyah, equipado con un Chevrolet V8 (Nº439).

Compartir: 

Twitter
 

El prototipo que Alberto Canapino construyó para Juan Manuel Silva en la verificación técnica en Rosario.
Imagen: AFP
 
DEPORTES
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.