DEPORTES › CUATRO MUJERES CON DIFERENTES REACCIONES ANTE LA VIOLENCIA EN EL FUTBOL

Cada una atiende su juego

Liliana García le mandó una carta a Dilma Rousseff para que la presidenta brasileña evite el viaje de barrabravas argentinos al Mundial. Una jueza falló para no entregar los antecedentes de los violentos al vecino país. Y una abogada los defiende.

 Por Gustavo Veiga

La lucha contra la violencia en el fútbol es desigual y, esta vez, pareciera que en ella sólo tomaran decisiones las mujeres. Liliana García, una madre a la que le mataron su hijo tras un partido y cuyo crimen sigue impune, le mandó una carta a la presidenta de Brasil, Dilma Rousseff, para que intervenga ante el inminente viaje de barrabravas al Mundial. Una jueza federal subrogante, Cecilia Gilardi Madariaga de Negre, falló contra la eventual entrega de antecedentes sobre hinchas violentos al país vecino. La abogada de estos últimos, Débora Hambo, presentó el recurso judicial que obliga al Estado nacional a no entorpecer la salida de sus defendidos desde la Argentina hacia Porto Alegre, donde se hospedarán. Una problemática donde a menudo resuelven los hombres –y mal– quedó circunstancialmente en manos de cuatro mujeres. Acaso como la admisión de un fracaso que ya lleva décadas de fracasos, el gobierno nacional no apelará la resolución judicial que, según el jefe de Gabinete, Jorge Capitanich, se respeta.

“Más de 600 barrabravas viajarán sin entradas esperando conseguir tickets en la reventa. Incesantes han sido nuestros reclamos a las autoridades argentinas para combatir a los barrabravas pero, en la Argentina, la connivencia con los políticos torna cualquier esfuerzo inútil”, dice en un párrafo la carta que le enviaron a Rousseff, la madre de Daniel García (asesinado el 11 de julio de 1995 durante la Copa América de Uruguay) y Juan Manuel Lugones, de la organización Fútbol en Paz en Argentina. Ambos esperan sin demasiadas esperanzas una respuesta a su pedido de intervención.

La idea de la carta surgió cuando un equipo de la Red Globo visitó Buenos Aires para entrevistar a Liliana García. El Mundial y el viaje de las barras eran los temas que les interesaban a los periodistas. La presidenta de Favifa (Familiares de las Víctimas del Fútbol Argentino) los recibió en su casa. Después conversó con Lugones y acordaron presentar la carta en la embajada brasileña. En ese momento no se conocía el fallo de la jueza Gilardi Madariaga de Negre.

“Como argentina me da vergüenza que seamos exportadores de la violencia. No pretendo una gran recepción a la carta, pero me gustaría recibir alguna respuesta”, le dijo García a Página/12. Como presidenta de Favifa, también presentó una denuncia penal contra Ramón Díaz y su hijo Emiliano. En el primer caso, por las declaraciones condescendientes del técnico hacia los Borrachos del Tablón después del partido entre River y Atlético Rafaela; en el segundo, porque el ayudante de campo e hijo del DT aparece en unas escuchas en las que habría conversado con el actual líder de la barra, Martín Araujo. “Después de las 12 estamos libres, mi viejo los quiere conocer así arreglamos todo”, publicó el diario Olé el 24 de diciembre del año pasado.

La jueza que aceptó el recurso de los barrabravas nucleados en Hinchadas Unidas Argentinas (HUA) señaló en su fallo que el Estado nacional “deberá abstenerse de brindar los datos personales del actor y los que obren en diferentes registros nacionales, a la República Federativa del Brasil y/o Interpol Brasil, en el marco del acuerdo de colaboración, suscripto entre ambos países en ocasión de celebrarse el Torneo Copa del Mundo FIFA 2014”. Su resolución, que lleva el número 8157/2014, también le otorgó un plazo de tres días al gobierno nacional para que haga su descargo.

Capitanich anticipó en una de sus habituales conferencias de prensa que se respetará el fallo. Y agregó: “La posición del Gobierno es muy clara: estamos en contra de la violencia y promoveremos todos los mecanismos para erradicarla”. No parece ser así, más allá de cómo se pronunció Gilardi Madariaga de Negre y el acatamiento a su decisión.

La abogada Hambo recibió de parabienes la medida judicial. “Queremos evitar los posibles problemas en la frontera y la persecución policial. En Sudáfrica los chicos sufrieron una requisa policial constante que se habría evitado si el Gobierno no entregaba la información sobre el derecho de admisión. Queremos evitar que terminen presos sólo por aparecer en un listado. El ingreso en los estadios, a esta altura, ya es secundario”, la citó La Nación.

Si la entrada a los partidos de la Selección Argentina no interesa tanto, como sostiene Hambo, para qué sus defendidos se proponen viajar a Brasil. Y encima, si todavía no adquirieron los boletos, qué certeza tienen de que los conseguirán. Por lo pronto, los 650 barras que –según se anticipó– se trasladarán en ómnibus a Porto Alegre serán recibidos por Jorge “Hierro” Gomes Martins, antiguo líder de la Guarda Popular, la torcida del Internacional, uno de los dos clubes grandes de la ciudad. El pesado brasileño anunció que les conseguirá alojamiento. Tiene un antecedente por tentativa de homicidio con una faca durante un partido disputado en el estadio Beira Rio en 2012. Quedó libre durante el proceso judicial, pero se le dictó la prohibición de concurrencia al fútbol.

En la Argentina estamos bastante peor. Son 290 los muertos que se cuentan por la violencia en las canchas y sus inmediaciones, una violencia que se exporta desde hace tiempo y que se convirtió en redituable negocio para unos cuantos. Con su proverbial sabiduría futbolera, Ricardo Bochini dijo hace unos días sobre la campaña a presidente de Independiente del líder de la barra: “La culpa es de los periodistas que le hacen una nota a Bebote. En mi época eso no existía, y menos hacerle una nota a un hombre como Bebote que no hizo nada para el fútbol”. Pablo Alvarez, que responde a ese mote, es uno de los barrabravas que defiende la doctora Hambo. Ahora podrá viajar al Mundial sin tener de qué preocuparse.

[email protected]

Compartir: 

Twitter
 

La presidente brasileña, Dilma Rousseff, todavía no respondió a la carta que le mandó Liliana García.
Imagen: EFE
 
DEPORTES
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.