DEPORTES › COMO SE ACOMODAN LOS CARGOS EN LA ASOCIACION DEL FUTBOL ARGENTINO

Libro de pases abierto para dirigentes

La AFA les da la bienvenida a sus caras nuevas: el ex futbolista Verón, un empresario que estuvo preso en México por pagar sobornos y un político del interior que responde a Macri. Todavía falta repartir cargos en el Comité Ejecutivo.

 Por Gustavo Veiga

El libro de pases para dirigentes del fútbol argentino se acaba de abrir. Para rodear a Luis Segura, ratificado al frente de la AFA hasta octubre de 2015, comenzaron a llegar los primeros refuerzos: un ex jugador de Selección y flamante presidente en su club, un empresario que estuvo sospechado de vínculos con el narcotráfico y detenido en México por pagar sobornos, más un político que responde a Mauricio Macri en San Luis, donde es diputado provincial, entre otros. El Comité Ejecutivo que durante poco más de 35 años presidió Julio Grondona debe conducir el fútbol nacional y tiene atribuciones como convocar a la asamblea, interpretar los reglamentos excepto el de Transgresiones y Penas, cumplir y hacer cumplir el estatuto, administrar la AFA y representarla en asuntos judiciales, nombrar árbitros, cuidar y dirigir las relaciones internacionales del fútbol nacional y autorizar o no las transferencias de jugadores.

Durante el largo período que gobernó Grondona (1979-2014), la mayoría de las designaciones en la cúpula de la AFA tenía un valor relativo. La suma del poder quedaba en sus manos. En la izquierda llevaba el célebre anillo que reza “Todo pasa”. Ahora los dirigentes que integran el Comité Ejecutivo podrían tener un peso específico propio que todavía no se sabe hasta dónde utilizarán. Algunos serían presidenciables en las elecciones de octubre próximo, cuando termine de cumplirse el mandato de un año que le correspondía a Julio Grondona.

Juan Sebastián Verón es el más conocido de todos los que se incorporaron el martes pasado y a los que Segura recibió con un asado en el predio de Ezeiza. El ex jugador y presidente de Estudiantes llegó a este cargo tras una votación aplastante en la que superó una lista que tenía como candidato a vice a Carlos Bilardo.

El señor de los sobornos

Junto al ex volante y referente en su club, se sentará a la misma mesa Carlos Ahumada Kurtz. ¿Quién es este empresario cordobés con antecedentes delictivos? Su historia fue publicada en detalle por este diario en 2008. Con pesadas denuncias por lavado de dinero, pago de coimas, fraude y vínculos con el narcotráfico en su pasado mexicano, a Ahumada se le concedió la administración de Talleres, uno de los clubes más populares del interior, quebrado el 28 de diciembre de 2004. Su experiencia terminó muy mal. El equipo descendió de la B Nacional al Argentino A y lo abandonó con una deuda de casi 4 millones de pesos.

Ahumada Kurtz pasó detenido 1131 días desde el 26 de abril de 2004 hasta el 8 de mayo de 2007 en México. Fue a parar al reclusorio norte después de que el ex presidente de aquel país, Carlos Salinas de Gortari, le ofreciera 400 millones de pesos para filmar con cámara oculta a dos integrantes del Partido Revolucionario Democrático (PRD), de Andrés López Obrador, mientras les pagaba coimas. El 9 de julio de 2007 regresó a la Argentina y desde entonces se acercó al fútbol. Controló Talleres de Córdoba primero, después a Juventud Unida Universitario de San Luis y ahora preside al Estudiantes puntano. Su club es líder en la Zona 2 del torneo Federal A cuando restan dos fechas para que termine y hoy podría ascender a la B Nacional. Por la primera categoría ingresó al Comité Ejecutivo de la AFA.

El empresario que supo ser contratista del Estado y se especializó en otros rubros, no es un improvisado en este tipo de negocios. Antes de volver al país, había gerenciado en México al Santos Laguna y el León, donde colocó al ex árbitro Edgardo Codesal como presidente. Aquel de la final con Alemania en el Mundial de Italia 90. En 2003 se comprobó que una de sus secretarias anotaba en su agenda entregas de dinero, regalos y favores varios a funcionarios, políticos, árbitros y periodistas. Codesal estaba entre ellos.

Tan popular por sus escándalos resultó Ahumada Kurtz, que el grupo de rock Molotov le dedicó una parte de su canción “Amateur”: “La Aerolínea en que viajamos era de la Fuerza Armada y el hotel donde quedamos era de Carlos Ahumada”, dice la letra.

Un soldado de Macri

Bartolomé Abdala preside la Liga de Fútbol de San Luis. Es diputado provincial por Propuesta Republicana, la fuerza que lidera Mauricio Macri en el orden nacional y acaba de sumarse al Comité Ejecutivo junto con Verón, Ahumada Kurtz y otros dirigentes que debutarán en la AFA. Hace campaña política bajo el slogan “Mauricio, Bartolo y vos, hay futuro”, pero en el fútbol ensanchó sus expectativas electorales.

En marzo de 2013 ganó cómodo la presidencia de la Liga. “Los clubes me dieron su voto de confianza, estuvieron todos y de todas las categorías. El apoyo fue unánime. Esta es mi sexta reelección, uno maduró. No soy el Grondona del fútbol puntano, soy un ciudadano que ama este deporte”, le había dicho Abdala, quien preside la Liga desde 2001, al Diario La República. El hombre calvo al estilo Horacio Rodríguez Larreta también acaba de felicitarse en su Facebook por el flamante cargo que consiguió: “Felicitaciones, Bartolo. Nuevo miembro del Comité Ejecutivo por el interior del país”. Lo votaron las 118 ligas.

Abdala había integrado hasta julio de 2009 el gabinete del gobernador puntano Alberto Rodríguez Saá. Pero lo eyectaron de su cargo de ministro de Turismo, Cultura y Deportes. Según medios puntanos, en aquel momento “estaba cuestionado, entre otras cosas, por la falta de previsión y organización del entretenimiento en temporadas turísticas, y la deficiencia en la organización de los festivales que estuvieron bajo su responsabilidad”. “Entre ellos –se publicó–, muchos artistas locales no fueron incluidos en la Fiesta Madre de Todos los Pueblos, en Villa Mercedes. Otro de los puntos considerados flojos de su gestión fue el escaso esmero en los preparativos para acontecimientos deportivos de envergadura, como el tour ciclístico de San Luis.”

Abdala, como Ahumada Kurtz, está enfrentado con los hermanos Rodríguez Saá. A tanto llega el distanciamiento, que la provincia auspicia más a Juventud Unida Universitario que a Estudiantes en las páginas del Ascenso. Al empresario argentino-mexicano poco parece importarle. Si hoy se dan un par de resultados, su club ascendería a la segunda categoría del fútbol nacional y él ya tiene una silla en la mesa donde se codeará con los presidentes de River y Boca, Rodolfo D’Onofrio y Daniel Angelici. El mercado de pases para dirigentes quedará cerrado cuando Segura tenga a su equipo completo y los puestos repartidos en el Comité que manejará el fútbol durante un año electoral muy caliente.

[email protected]

Compartir: 

Twitter
 

Carlos Ahumada Kurtz, una de las caras nuevas de la AFA.
SUBNOTAS
 
DEPORTES
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.