DEPORTES › JOSE BERALDI, VICTOR SANTAMARIA Y ROMULO ZEMBORAIN VAN JUNTOS POR LA PRESIDENCIA DE BOCA

“Somos una unidad de proyectos y de personas”

Los tres dirigentes encabezarán la lista que competirá en diciembre contra el oficialismo de Daniel Angelici y la fórmula conformada por Amor Ameal y Mario Pergolini. En este diálogo con Página/12, cuentan sus ideas y lo que quieren para el futuro del club.

 Por Facundo Martínez

Imagen: Alejandro Leiva.

Los dirigentes de Boca José Beraldi, Víctor Santamaría (Boca Somos Todos) y Rómulo Zemborain (Agrupación Boquense) desbordan de entusiasmo. Son “100 por ciento bosteros” –dicen–, y eso se nota cuando comienzan a contar en esta charla lo que quieren para el club: recuperar la mística, abrirlo al barrio, escuchar a los socios, volver a armar un gran equipo, volver a promover juveniles y dejar de querer compararse con el Barcelona: “¡Somos Boca!”, exclaman. El próximo 6 de diciembre se presentarán como candidatos a presidente y vicepresidentes, respectivamente, en las elecciones en las que los socios elegirán al próximo presidente del club xeneize. Este frente opositor –que cuenta además con dirigentes históricos como Roberto Digón (también candidato a vicepresidente) y Pablo Abbatángelo (ambos de la agrupación Nuevo Boca)–, ha sumado el respaldo de los ex jugadores Mauricio “Chicho” Serna, José Basualdo, Raúl Cascini y Oscar Córdoba. Todos juntos buscan “cambiar el rumbo tomado en los últimos cuatro años. ¡Qué Boca vuelva a ser Boca!”.

–¿Cómo se dio este acuerdo entre prácticamente toda la oposición en Boca?

José Beraldi: –Yo creo que esto fue realmente una unidad de proyectos y de personas. Junto con Rómulo, cuando arrancamos, ya sabíamos el tipo de persona que es Víctor, otro bostero ciento por ciento como nosotros. Eso y los proyectos en común que ya veníamos charlando facilitó todo. Llegó el momento de pensar en Boca y todos nosotros queremos lo mejor para el club.

–¿Cuáles son esos proyectos?

Rómulo Zemborain: –Queremos un Boca más abierto, que abra sus puertas a los socios y que amplíe la capacidad de la cancha, y queremos un Boca más transparente en las cuentas, y que, sobre todo, recupere nuestra identidad; porque entendemos que en los últimos años hemos perdido un poco de nuestra mística. Queremos también un cambio en las divisiones inferiores, que el primer objetivo sea sacar jugadores y hombres para jugar en la Primera de Boca; queremos escuchar más al socio, generar los mecanismos necesarios para saber qué es lo que piensa, qué es lo que necesita, y queremos volver al éxito deportivo internacional, que es lo que hemos perdido en los últimos años.

–Boca acaba de ganar dos títulos, ¿cómo se paran ustedes frente a eso?

Víctor Santamaría: –El socio de Boca es inteligente. Además de pasional, como somos nosotros, sabe diferenciar. Nosotros vemos toda la película de lo que pasó en estos cuatro años en el club. Uno puede ver la foto de hoy, pero esa foto no es la película entera. El socio lo sabe. Lo vemos en la cancha. Los socios se nos acercan y nos manifiestan sus preocupaciones. Aparecieron los resultados, tarde, pero al hincha le preocupa y le interesa saber por qué se compran jugadores que después no se sabe dónde juegan o cómo se compraron, cómo se pagaron, cómo se vendieron. Esa es la película completa que el socio tiene y por eso entendemos que pide un cambio, volver a la raíces y que Boca vuelva a ganar tanto en el plano local como en el plano internacional. José (Beraldi) es alguien que sabe transmitir muy bien esa pasión que sentimos los hinchas de Boca. José es un hombre del barrio, siempre estuvo acá en La Boca, y para nosotros es la expresión del socio más genuino del club. Eso es lo que queremos, que Boca no sea un barrio privado sino un club abierto, sobre todo al barrio.

J. B.: –Es cierto, uno vive el barrio. Yo sé lo que es Boca, y lo que es vivir el club desde chico. Estar en el club, bañarme en el club. Mi viejo era Boca. Ahora no podés entrar a la cancha, o te quieren cobrar todo. Después no hay ropa para los deportes. Esas son las cosas que a mí me dan más ganar para luchar. Me pone mal ver por el barrio chicos con camisetas que no son de Boca, porque pienso que si el club les abriera las puertas sería otra la identificación, la pasión. Por eso, insisto, no es que nosotros nos pusimos de acuerdo, sino que pensamos igual, tenemos las mismas ideas de lo que queremos para Boca. Nos une la pasión.

–¿A qué se refieren puntualmente cuando hablan de una mayor transparencia en las transferencias?

J. B.: –Para nosotros hay cosas que no quedan claras. ¿Cómo fue la salida de Torsiglieri? ¿Qué explicación tiene? ¿Por qué lo dejaron ir seis meses antes de que se venza su contrato? ¿No tenía Boca prioridad sobre el jugador? Torsiglieri se había acoplado bien con Cata Díaz, ¿por qué lo dejaron ir? A eso nos referimos cuando hablamos de transparencia. No decimos que roban ni nada de eso, pero no es claro.

R. Z.: –Torsiglieri se fue seis meses antes y a Boca no le quedó un peso. Por eso decimos que hay cosas que no están claras. Basta de misterios. Cuando uno no tiene cosas que ocultar, puede mostrar todo abiertamente. Eso es un poco lo que nosotros pretendemos.

–El último domingo, frente a Tigre, muchos socios se quejaron porque no pudieron entrar a la cancha.

J. B.: –Socios y abonados, y eso es lo que más bronca te da. Gente que viene a Boca hace 30 o 40 años y no pudo entrar a la cancha para festejar un título. La decisión que tomó la dirigencia de liberar la entrada a los socios fue una medida de demagogia total. Boca se ha sobredimensionado con el ingreso de socios adherentes, y un tipo que tenía el carnet hace diez días le ganó el lugar al que aporta hace muchísimos años y no pudo ingresar al estadio. Nosotros vamos a hacer un parate en ese ingreso de socios adherentes para intentar reordenar un poco esto. Para nosotros, los abonados son sagrados. Un abonado tiene derecho de llegar a la cancha cinco minutos antes, porque ya pagó por adelantado por su asiento.

V. S.: –Además, se está usando plata de los socios adherentes para pagar gastos corrientes del club. Los ingresos por los socios adherentes tienen un destino específico, que es poder ampliar la Bombonera para hacerles lugar. Eso también es un preocupación grande que tenemos.

–¿Qué opinan ustedes del proyecto que plantea Daniel Angelici de construir una nueva Bombonera en los terrenos de Casa Amarilla?

J. B.: –Es algo inexplicable. Ayer escuché al presidente de Boca decir que había que construir un nuevo estadio y hacer en la Bombonera canchas de tenis; me clavó un puñal en el corazón. La verdad es que escuchar eso es una falta de respeto al socio. Ni los turistas me importan. En Boca los que tienen que tener la prioridad son los socios, no los turistas. Hay muchas cosas para cambiar, y las vamos a cambiar.

V. S.: –Hace por lo menos cuatro años que Boca no tiene un rumbo. Y, como dice el dicho, cuando uno no sabe cuál es el rumbo no hay viento que te pueda llevar. Angelici trajo a Bianchi, lo sacó a Bianchi. Trajo a Riquelme, lo sacó a Riquelme. Cuando no tenés rumbo cometés muchos errores. ¿Qué pasó con el proyecto de Ezeiza? Ahí tenés enterrados 80 millones. Está todo parado. Incluso hubo una orden para demoler lo que se construyó. Insisto: hay muchas cuestiones que necesitan atención. No hablamos de corrupción, lo que decimos es que no sabemos qué pasa porque falta una comunicación mucho más directa con el socio.

–José, usted formó parte del oficialismo boquense durante muchísimos años, ¿tiene diálogo con la conducción de Angelici?

J. B.: –¿Diálogo? Ninguno. ¿Cómo va a haber diálogo si cuando viajamos a una peña del interior, los presidentes nos dicen que no nos pueden recibir porque si lo hacen por ahí los castigan, le sacan las entradas. Nadie es el dueño de Boca. En todo caso, los dueños somos los socios. No se puede permitir que pasen estas cosas. Si queremos la democracia, hay que empezar a dar el ejemplo en lo que uno conduce, ¿no? Si nosotros ganamos, vamos a conducir para todas las peñas, no vamos a tomar represalias, de ninguna manera. Esa es una forma de sentir a Boca. Somos distintos. No queremos un balance de 100 millones y que después te digan que bajan el voley, que bajan el futsal femenino, que no hay ropa. Eso no puede pasar. Nosotros estamos muy claros en esto.

–¿Cuál es el proyecto futbolístico que ustedes plantean? ¿De qué manera incluye este proyecto a Chicho Serna, Basualdo, Cascini, Córdoba?

J. B.: –Son gente que cree en lo que nosotros decimos. Fijate que en estos últimos cuatro años hubo muchos fracasos deportivos, porque el presidente no tuvo en quién apoyarse. Trajiste un jugador, que es un monstruo, como Carlitos, que es manager, capitán, canchero, ordenador del estadio. Para nosotros lo que Carlitos siente es el ADN de Boca. Es lo que siente también Román, que siempre que habla lo hace desde su corazón bostero.

R. Z.: –La idea es crear un Consejo de Fútbol que acompañe a José en la toma de decisiones, con estos ex jugadores y con Hugo Tocalli, que es la persona que elegimos para que se haga cargo de las divisiones inferiores. Queremos que el fútbol juvenil y el profesional trabajen en forma conjunta.

–Nombró a Riquelme, ¿qué piensan sobre el trato que Boca tiene con quien sería su máximo ídolo?

V. S.: –Nosotros lo queremos a Román y queremos que esté cerca, que se integre. Es socio de Boca, tiene muchísimo para darle a Boca. Es el ídolo máximo que tiene el club.

J. B.: –Con nosotros Román tiene las puertas abiertas, sin ninguna duda.

–¿Cuál es el análisis que hacen del trabajo que se realiza actualmente en las inferiores?

J. B.: –El oficialismo entró con una ideas: querían parecerse al Barcelona, de que Boca jugara con ese estilo. Con eso nos sacaron de foco. ¡Qué me importa cómo juega Barcelona! ¡La mística es de Boca! Messi es el mejor del Mundo, y todo lo que quieras, pero insisto, nosotros somos Boca.

Decime, con Coqui Raffo en estos cuatro años, ¿qué jugadores están en la Primera de Boca? ¿Qué formaron? Inferiores campeonas, sí. Pero jugadores salimos a comprar por otros clubes. Nosotros tenemos otra idea.

V. S.: –Un proyecto de fútbol. Un selectivo que viaje por el mundo y que vaya rotando con los chicos. Qué vuelva a jugar la reserva antes de los partidos para que los socios vean a los chicos.

–¿Qué piensan hacer con la cuestión específica de los barras bravas y la violencia en el fútbol?

J. B.: –Nosotros somos tajantes con esto: decimos no a la violencia y no a la complicidad de la dirigencia con los violentos. No queremos nada eso. No tenemos otro objetivo que hacer las cosas mejor para Boca.

R. Z.: –También tenemos pensado crear al subcomisión del hincha, no del barra sino del hincha.

V. S.: –También queremos aumentar la participación de las mujeres en el club.

–En materia de refuerzos, ¿tienen en mente algún jugador?

J. B.: –Pensamos que tenemos que armar el mejor equipo posible. No queremos amontonar jugadores, queremos comprar calidad y no cantidad. Nuestro objetivo es traer grandes figuras. Queremos volver a mezclar a los jugadores de experiencia con los pibes. Eso fue lo que nos trajo éxito en el pasado.

–¿Qué tienen para decir del escándalo que desató el mal arbitraje de Ceballos en la final de la Copa Argentina?

V. S.: –Boca ganó con los errores que tiene el fútbol. Es un campeón legítimo. Ahora si Central tiene que hacer algún reclamo, que lo haga. Pero insistimos, los errores son humanos.

J. B.: –Nosotros vamos a ir a la AFA por Boca, ni por Segura ni por nadie. El tema es claro, nosotros tenemos que defender los derechos de Boca. Más allá de quién presida la AFA, tenemos que trabajar por clarificar las reglas. No puede ser que un equipo no sepa si tiene que jugar o no un repechaje, o una definición, como fue el caso de Boca y Vélez. Eso es muy desprolijo.

–¿Cómo ven la disputa interna dentro de la AFA?

J. B.: –Veo muchas fotos y pocos proyectos. Es preocupante.

–Hay tres listas, la oficialista de Angelici, la de ustedes y la de Ameal.

V. S.: –Hemos probado con un presidente, Angelici, que durante cuatro años ha demostrado no saber nada de fútbol; y tenemos del otro lado, un candidato, Ameal, que dijo no saber nada de fútbol. Nosotros, en cambio, tenemos un proyecto que significa que Boca es fútbol, y tenemos un candidato a presidente, José, que sabe de fútbol. Sobre esa base construimos. El lugar que ocupamos en el armado, arriba o abajo, es secundario siempre y cuando podamos conseguir lo mejor para Boca.

Compartir: 

Twitter
 

 
DEPORTES
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.