DEPORTES › EL PARTIDO ENTRE ARGENTINA Y BRASIL PASO PARA HOY, A LAS 21

Al final se impuso la lluvia

No hubo caso, con buen criterio las federaciones de ambos países y el árbitro paraguayo Arias acordaron la postergación del encuentro debido a la cantidad de agua que cayó sobre la Ciudad y anegó varios sectores del campo de juego del Monumental.

El estadio de River anoche, castigado por el agua.

Hay que esperar 24 horas más para el superclásico sudamericano. El árbitro paraguayo Antonio Arias decidió oficialmente la suspensión a tres cuartos de hora del inicio del encuentro considerando varios aspectos encadenados. El primero y principal es que la cancha no estaba en condiciones para jugar un partido de fútbol y el pronóstico meteorológico anticipaba que continuarían las lluvias, por lo que no podía esperarse que el drenaje del estadio convirtiera a esa laguna en un campo de juego. A eso de las nueve de la noche, la lluvia se hizo menos intensa y algunos sectores de la cancha ya no se veían tan anegados, pero la suspensión ya se había concretado.

El partido por la tercera fecha de las eliminatorias sudamericanas se disputará hoy a las 21, en el mismo Monumental y no habrá nuevas postergaciones, aunque el tiempo no mejore.

Más allá de la decisión final los dirigentes de ambas federaciones empezaron a presionar ya desde antes del arribo del árbitro al estadio, para la postergación. El primer objetivo era el de cuidar a los futbolistas ante posibles lesiones en un terreno imposible, teniendo en cuenta los fabulosos seguros que deberían pagar en caso de que alguno de los cracks se lastimara. Los argentinos, por su parte, tomaban en cuenta que había muy poca gente en el estadio y que no se iba a llenar a pesar de que todas las entradas populares están vendidas y manifestaban su deseo de postergación para la noche de hoy. Según decían “se debe respetar a la gente que sacó la entrada, a la que no le podemos cambiar el horario”. Es que inicialmente se dijo que los brasileños tenían la intención de jugar a las 14 porque tenían un vuelo pactado para hoy. Finalmente las autoridades de la CBF dijeron que estaban de acuerdo con el nuevo horario y modificaron para mañana el horario de regreso. Otro factor que influyó en la decisión de Arias fue que los accesos al Monumental estaban anegados en razón de la fuerte lluvia caída en un lapso corto de tiempo.

También los pasillos estaban inundados y por ahí transitó Arias cuando se metió en el campo de juego con uno de sus colaboradores. A esa altura, a las 20, ya empeza a quedarle claro a todo el mundo que ahí no se podía jugar a nada parecido al fútbol.

Tránsito infernal, accesos anegados, cancha en malas condiciones y presión de los dirigentes conformaron un combo que pesó más que el deseo de la televisión y el de los hinchas ya acomodados en el Monumental para que el partido se juegue de todos modos.

Decidida la suspensión, los brasileños volvieron a su hotel, mientras que el Tata Martino dispuso que sus dirigidos jugaran un picadito para estirar las piernas en la cancha de básquetbol. Tiraron un rato al aro, jugaron un corto picado y regresaron a la concentración en el predio de Ezeiza.

Nada hace pensar que tanto Dunga como Martino modificarán sus equipos para el encuentro de hoy y, por lo tanto, presentarán las formaciones que ya se habían anunciado. Vale decir que Argentina jugará con Romero en el arco, Roncaglia, Otamendi, Funes Mori y Rojo en el fondo; Mascherano, Biglia, Banega y De María en el medio campo y Lavezzi e Higuaín en el ataque.

Compartir: 

Twitter
 

 
DEPORTES
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.