DEPORTES › BOCA CONSIGUIO ANOCHE UN EMPATE POR 1-1 FRENTE A NACIONAL EN MONTEVIDEO

Un gol para alimentar su sueño

El equipo del Mellizo cumplió un papel discreto en el primer encuentro por los cuartos de final de la Copa Libertadores. Sin jugar bien, ganaba con un tanto de Fabra, pero se durmió en un corner y Papelito Fernández se lo empató.

 Por Facundo Martínez

No le sobró nada a Boca anoche en Montevideo. Con lo justo, un planteo sobrio y apariciones esporádicas de Carlos Tevez, consiguió un empate 1-1 frente a Nacional, que puede ser valioso para la revancha del próximo jueves en La Bombonera por los cuartos de final de la Copa Libertadores.

Boca salió a jugar contenido, quizás para obligar a Nacional –con fama de equipo contragolpeador– a salir a buscar y dejar espacios a espaldas de sus volantes. El trámite se concentró en la zona media, donde abundaron las faltas y faltaron ideas. Casi media hora se demoró Boca en generar una situación clara de gol, como producto de una buena jugada colectiva. La inició Tevez, la siguió Carrizo, que buscó el hueco y al no encontrar espacios en la puerta del área, cedió atrás para Peruzzi, que le dio a la carrera y se le fue a un costado del arco de Conde.

Nacional lograba por momentos algo de profundidad, pero no terminaba bien sus ataques. Para colmo, perdió peso ofensivo sobre el final de la primera parte por la salida de Nicolás López, lesionado. No pudieron aprovechar el momento los xeneizes que, sin ideas claras para elaborar jugadas de ataque, abusaban de los pelotazos largos y a dividir.

Para la segunda parte, el Mellizo buscó tener mayor presencia en el área rival con el ingreso de Chávez por Carrizo. Y el recién ingresado casi moja a los 52, cuando, habilitado por un pase largo de Tevez, aguantó la pelota y sacó un zurdazo cruzado apenas desviado. En la réplica, lo tuvo Nacional, por intermedio de Romero, en una jugada de pelota parada, pero ni él ni el ex Banfield Papelito Fernández pudieron terminarla. Eso sí, a partir de ese momento el equipo de Munúa pareció animarse a más. Boca se replegó y aguantó la embestida, hasta que el ataque mermó.

Justo cuando el partido bajó su intensidad, Chávez encontró dormida a la defensa del Bolso, abrió la pelota de derecha a izquierda, Pérez dejó pasar y el colombiano Fabra, con dos marcas encima, conectó un zurdazo cruzado que Conde no pudo contener para abrir la cuenta, a los 69 minutos.

Los 3000 hinchas de Boca que viajaron a Uruguay todavía festejaban la ventaja cuando Nacional los cortó en seco, tras una jugada de tiro de esquina, a los 75. La pelota circuló por el aire, cabeceó Ramírez, el Cata Díaz intentó despejar y le quedó a Papelito Fernández, quien con un derechazo al primer palo sentenció el 1-1. Entonces la fiesta pasó a ser de los 30 mil hinchas locales que colmaron el estadio del Gran Parque Central.

A Boca al menos le quedó el dulzor de haber convertido un tanto de visitante y de volver a ver a Osvaldo en la cancha, que jugó los últimos minutos.

Compartir: 

Twitter
 

Tevez tuvo una noche áspera: aguantó el roce en el medio, pero pesó poco en ataque.
Imagen: Télam
 
DEPORTES
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.