EL PAíS › OPINION

Policía malo, policía bueno... marche preso

 Por Ariel Basteiro *

La situación de Aerolíneas Argentinas y su futuro inmediato está cargada de actores y actos que pone en el horizonte no tan solo momentos por vivir de tensiones y conflictos, sino la brutal decisión, ya no de privatizarla, sino de hacer desa- parecer a la aerolínea de bandera.

Que Isela Constantini, con sus comunicados y preocupaciones que hace extensiva a los trabajadores de la empresa, muestre y se lamente de la imposibilidad de financiamiento por parte del gobierno nacional, reclamándoles a los empleados que se preparen para la que se viene, es cuanto menos una posición irresponsable, de no hacerse cargo y lavarse las manos al no buscar alternativas u oponerse directamente al plan que le mandan a cumplir. Queriendo hacer pasar como irreversible este plan, esto lleva a preguntarse cuánto tiempo más estará Isela Constantini a cargo de Aerolíneas Argentinas, salvo que en la distribución de roles le tocó en suerte llevar adelante el de la policía buena, aquella que trata de ablandar y convencer mostrando la conveniencia de agachar la cabeza y mirar para otro lado haciendo creer que de esta forma las consecuencias puedan ser menores. En la otra esquina del ringside está el ministro de Transporte Guillermo Dietrich, quien con toda brutalidad se preocupa por hacer todas las declaraciones públicas posibles sobre temas sensibles a la política aerocomercial, hablando a favor de los cielos abiertos, de quitar subsidios desconociendo que existen tarifas unificadas para empresas privadas o estatales, habilitando a volar empresas de bajo costo o de desconocer al transporte aerocomercial como un servicio público. Esta actitud en ese plan previamente acordado es el de meter miedo, entrar pateando las sillas, levantar la voz, en definitiva, el del policía malo.

El objetivo compartido por unos y otros es llevar adelante un plan de ajuste. Primero, achicar la empresa, achicar flota, levantar escalas, ajuste salarial, reducción del personal, que sumado a las condiciones provocadas por la economía argentina, con la devaluación que impacta fuertemente en una actividad y donde el 60 por ciento de insumos es en dólares, junto a la apertura del mercado autorizando a LAN, Copa, Avianca, Sky de Chile o Ryanair operen desde destinos perjudiciales para sostener el mercado argentino, todo ello desembocará en poco tiempo en una Aerolíneas Argentinas inviable que abrirá la puerta para justificar lo peor. Cualquier similitud con medidas tomadas en el pasado neoliberal no es pura casualidad, sino la vieja receta de generar las condiciones objetivas y subjetivas para ir a fondo con el ajuste, para marchar preso.

Este plan de derecha que gobierna Argentina por este tiempo, a diferencia de otros modelos neoliberales ya vividos en el pasado en el país, tiene la característica de ir a fondo, con el gobierno de los Ceo’s tomar definiciones sin ningún tipo de anestesia, y llevando la posibilidad de hacer negocios hasta las últimas consecuencias.

Es por todo esto que pensar que la intención de instrumentar todo este plan para privatizar Aerolíneas Argentinas es quedarse corto en las intenciones de los Ceo’s. El plan es hacerla desaparecer, que no exista más, cuál sería la lógica para ellos de poner otro actor más en el mercado si con LAN (la empresa de la cual provienen algunos funcionarios del gobierno) o Avianca (la cual está cerrando un negocio con el propio Macri para que su empresa Macair comience a volar con el nombre de Air-Vianca), alcanza y sobra para quedarse como únicos operadores del mercado aerocomercial argentino.

Seguramente que este análisis podrá ser definido por algunos como tremendista o imposible de que suceda, pero sabiendo qué piensan y cómo vienen actuando cada uno de los responsable de la administración del Estado en Argentina, el blindaje mediático que harán para evitar mostrar el conflicto, hace que tengamos que prepararnos para una lucha de magnitud donde en las calles de nuestro país se vuelva a escuchar de nuevo “Todos Somos Aerolíneas”.

* Ex secretario general de la Asociación de Personal Aeronáutico (APA) y ex director de Aerolíneas Argentinas.

Compartir: 

Twitter
 

 
EL PAíS
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.