EL PAíS › EL PEDIDO DE JUICIO POLITICO DE CRISTINA FERNANDEZ DE KIRCHNER CONTRA CLAUDIO BONADIO

Miniinvestigación antes de dictaminar

El representante del Ejecutivo en el Consejo de la Magistratura, Juan Mahiques, le pidió a la Cámara Federal copias del trámite del planteo de recusación de la ex presidenta al juez. Todo indica que propondrá archivar la acusación contra Bonadio.

 Por Irina Hauser

El representante del Poder Ejecutivo en el Consejo de la Magistratura, Juan Mahiques, abrió una mini investigación antes de dictaminar sobre el pedido de juicio político de Cristina Fernández de Kirchner contra el juez Claudio Bonadio por haber hecho un uso “abusivo y arbitrario” de sus funciones en la causa sobre el dólar a futuro. El consejero le pidió a la Cámara Federal que le facilite copias de todo el trámite del planteo de recusación de la ex presidenta contra el juez, que resultó rechazado por la Sala II de ese tribunal por lo que sigue al frente del expediente. Los camaristas que tomaron esa decisión –Eduardo Farah, Horacio Cattani y Martín Irurzun– también fueron denunciados ante el organismo por la ex presidenta, quien consideró que ellos dieron una continuidad al supuesto mal de- sempeño del juez al respaldarlo. La instrucción de este planteo le tocó a la abogada Adriana Donato, afín al PRO.

Mahiques quiere dictaminar lo antes posible y todo hace suponer que propondrá archivar la acusación contra Bonadio, según contaron a este diario allegados al Consejo. Podría hacerlo con solo analizar el informe que le envíe la Cámara, o podría pedir que Bonadio haga un descargo. Luego tendrá que someter su opinión final a votación primero en la Comisión de Acusación y Disciplina y luego del plenario. También cabe la posibilidad de que le pida a Donato la denuncia contra los camaristas, para acumularla a la de Bonadio, si interpreta que Cristina pidió la remoción de todos por lo mismo. En realidad, todo esto siembra la duda: ¿qué valor tiene como elemento de análisis la decisión de los mismos camaristas cuestionados en esta causa? Lo que los camaristas concluyeron es que no tienen ninguna prueba que muestre que “el juez de grado se encuentre ejerciendo un rol diferente al que le toca a la hora de enfrentar esta concreta investigación”.

Cuando la ex presidenta recusó a Bonadio, señaló su “enemistad manifiesta”, recordó que ella misma lo había denunciado y advirtió que un grupo de diputados había promovido una causa penal en su contra, al igual que contra el titular del Banco Central, Federico Sturzenegger, entre otras cosas por la autorización del pago de contratos de dólar a futuro y siendo que él mismo como juez decía que eran contratos ruinosos para el Estado. Pero cuando pidió el juicio político, la ex presidenta señaló que además de todo “persigue una finalidad política” a través de su actuación como juez. Por ejemplo, dos días antes del ballottage para elegir presidente, el año pasado, Bonadio mandó a allanar el BCRA “interrumpiendo por primera vez en la historia el mercado único de cambios”. El pedido de jury decía que la causa penal se usó para hostigar al titular anterior del Central, Alejandro Vanoli, cuyo mandato se extendía hasta 2019. Cuando finalmente renunció y asumió Sturzenegger, fue liberado el tipo de cambio y se produjo una devaluación de más del 40 por ciento, lo que impactó en la liquidación de contratos de futuros. Bonadio, ante la consulta del BCRA, respondió que no había razón para no pagar los vencimientos.

Las ganancias serían para los grandes especuladores y las pérdidas para el Estado. Era la profecía anunciada en la denuncia por el dólar a futuro, que presentaron Federico Pinedo (PRO) y Mario Negri (UCR), y que terminó no sólo en la indagatoria de Vanoli, sino en la de la ex presidenta y el ex ministro de Economía Axel Kicillof.

La causa penal contra Bonadio está a cargo del juez Sergio Torres y del fiscal Jorge Di Lello, que impulsó la apertura. En ese expediente también fueron denunciados los tres camaristas de la Sala II que avalaron la continuidad de Bonadio en la causa. El concepto es el mismo que planteó la ex mandataria al Consejo: que la Cámara no cumple con el deber de hacer cesar los efectos de un posible delito y permitir la continuidad de operaciones que pueden ser perjudiciales para las arcas del Estado. De cada nuevo capítulo que se abre van surgiendo cada vez más ramificaciones. Cristina Kirchner pidió ser querellante en esa causa pero Torres le dijo que no y ahora tendrá que resolver la otra sala de la Cámara, la sala I.

Bonadio todavía no resolvió la situación procesal de todos los ex funcionarios que indagó en la causa del dólar futuro, lo que incluye a la ex presidenta. Esto podría ocurrir de un momento a otro.

En el Consejo, lo que por ahora solo se proyecta como una investigación acotada, no llegaría muy lejos.

Compartir: 

Twitter
 

El juez Bonadio, acusado por Cristina Fernández de Kirchner.
 
EL PAíS
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.