DEPORTES › VENCIO CON JUSTICIA A ALEMANIA Y SE CLASIFICO FINALISTA DEL MUNDIAL

Lo de Italia fue bien Grosso

El lateral abrió el camino de la final con un gol impecable un minuto antes del término del alargue y Del Piero completó el resultado con la obra maestra del contraataque. Los alemanes acabaron fundidos, sin respuestas y fuera de la final.

 Por Ariel Greco
Desde Dortmund

“Stuttgart, Stuttgart, wir fahren nach Stuttgart.” El cantito de todo el Mundial de los alemanes no será posible y necesita un retoque. No habrá viaje a Berlín, como cantaron los locales durante todo el certamen. Por el contrario, el sábado deberán jugar por el tercer puesto en Stuttgart ante el perdedor de Francia y Portugal, para decepción de las 60 mil almas que coparon el Westfalenstadion y para todo un país que esperaba ilusionado el pase a la final. Por el contrario, los que celebraron fueron los tres mil italianos por una victoria histórica, por la que sus jugadores trabajaron durante 118 minutos y la consumaron en los dos restantes. Por eso el festejo alocado tras el golazo de Del Piero que cerró el partido y que significa la sexta final italiana en un Mundial. No hacía falta más. Por eso, el árbitro Archundia pitó el final de un encuentro lo suficientemente emocionante en el cierre como para hacer olvidar lo flojo que había sido durante el tiempo reglamentario.

Los italianos trabajaron el partido con la premisa de hacerlo largo, pensando incluso en la posibilidad de los penales. No les disgustaban. Por eso, primero aletargaron el juego teniendo la pelota para aplacar la ansiedad de los alemanes, luego se retrasaron con orden para esperar que Alemania se les viniera encima y se desentendieron de la administración del balón, luego se fueron a buscar decididamente el triunfo en el alargue, cuando encontraron el premio mayor. Porque allí Lippi se decidió y mandó a la cancha a Iaquinta y a Del Piero, con lo que Italia comenzó a justificar los merecimientos de la victoria. Y completó el formulario cuando la figura de Lehmann amenazaba otra vez en convertirse en heroica.

Italia pudo ponerse en ventaja con una corrida de Gilardino que terminó con un remate en el palo o con un derechazo de Zambrotta que se estrelló en el travesaño. Pero recién lo pudo liquidar con el medido zurdazo de Fabio Grosso, el lateral zurdo, que recibió un gran pase de Pirlo y resolvió con un disparo con rosca al segundo palo de Lehmann. Para la yapa, quedó un gol para un cuadro: Cannavaro anticipó en el borde del área, Totti encabezó la contra para Gilardino, que enganchó ante Metzelder y cedió para la llegada de Del Piero. El delantero de la Juve abrió los ojos, pero más abrió el pie derecho, para colocar la pelota en el ángulo de Lehmann. Golazo, clasificación y final...

Los primeros 90 minutos habían resultado tal cual cualquier aficionado se los podía imaginar: con muy poca audacia, con escasísimas situaciones de peligro y con casi ninguna combinación efectiva. Italia había sido un poco más prolija durante la primera etapa, mientras que Alemania había exhibido algo más de voluntad en la segunda. Los dos tuvieron un par de buenas ocasiones, pero tanto Lehmann como Buffon respondieron con acierto. Por eso, el empate era justo. La diferencia estuvo en el suplementario. Otra vez, como ante la Argentina, los alemanes –pese a las aletas de tiburones y las afamadas pastillas energizantes– estaban fundidos. E Italia, con su formación más ofensiva en todo el campeonato, se lo hizo pagar. Es cierto que lo pudo haber perdido en un contragolpe que definió Podolski, pero Buffon demostró por qué es el mejor arquero del campeonato.

Entonces, llegó el minuto emocionante y la gloria eterna para Grosso. El bonus track fue el gol de Del Piero, para completar la reserva de los pasajes a “Berlino”. ¿Los alemanes? Viajan a Stuttgart.

0-ALEMANIA

Lehmann; Friedrich, Mertesacker, Metzelder, Lahm; Schneider, Kehl, Ballack, Borowski; Podolski, Klose.

DT: Jürgen Klinsmann.

2-ITALIA

Buffon; Zambrotta, Materazzi, Cannavaro, Grosso; Camoranesi, Gattuso, Pirlo, Perrotta, Totti; Toni.

DT: Marcello Lippi.

Estadio: Westfalenstadion (Dortmund).

Arbitro: Benito Archundia (México).

Goles: 119m, Grosso (I); 120m, Del Piero (I).

Cambios: 73m, Schweinsteiger por Borowski (A); 74m, Gilardino por Toni (I); 83m, Odonkor por Schneider (A); 91m, Iaquinta por Camoranesi (I); 104m, Del Piero por Perrotta (I); 105m, Neuville por Klose (A).

Compartir: 

Twitter
 

El pase a la red, en comba, de Grosso, abrió el camino de Italia a la final.
SUBNOTAS
 
DEPORTES
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.