EL PAíS › LUEGO DE LA FUGA DE UN REPRESOR ACUSADO POR EL CASO GELMAN

Tabaré les puso una llave a las cárceles

 Por Santiago Rodríguez

Las autoridades uruguayas reforzaron la custodia de los represores detenidos por el asesinato de María Claudia García Irureta Goyena, la nuera del poeta Juan Gelman, y en ese marco trasladaron a dos de ellos a un centro penitenciario. Esa medida fue adoptada como consecuencia de la fuga del coronel retirado Gilberto Vázquez, otro de los acusados en ese caso que son reclamados por la Justicia argentina. El jefe del ejército de Uruguay, Carlos Díaz, presentó su renuncia por el escape del militar –de quien se presume que estaría en Brasil–, pero el presidente Tabaré Vázquez lo confirmó en su puesto.

Gilberto Vázquez integra el grupo de represores apresados en mayo pasado por su presunta responsabilidad en el secuestro y homicidio de Irureta Goyena. Las detenciones se realizaron a pedido del juez federal argentino Guillermo Montenegro, quien solicitó además su extradición con el propósito de juzgarlos en la Argentina.

El escenario de la fuga de Vázquez fue el Hospital Central de las Fuerzas Armadas en Montevideo, al que había sido trasladado por una afección en la próstata. “Escapó en un descuido del personal encargado de su custodia y se mezcló entre la gente”, relató a Página/12 el abogado José Luis González, representante de Gelman en Uruguay.

En Montevideo se conjetura que el represor haya escapado hacia Brasil, aunque no hay datos concretos de su paradero. No se descarta que haya sido ayudado por su familia y por algunos de sus camaradas del Ejército.

La ministra de Defensa uruguaya, Azucena Berruti, ya fue citada por el Congreso para dar explicaciones sobre lo que ocurrió: por pedido de la oposición, deberá comparecer hoy ante la Comisión de Defensa.

La otra derivación política del caso fue la decisión de Díaz de presentar su renuncia a la jefatura del Ejército. Vázquez la rechazó y el militar sigue en su cargo, aunque había especulaciones de que la situación podría variar hoy al regreso del mandatario de su visita a Venezuela.

Díaz presentó su dimisión por considerarse responsable de la fuga de Vázquez al ser quien se hizo cargo de los acusados por el asesinato de la nuera de Gelman detenidos en dependencias de esa fuerza. José Nino Gavazzo y Jorge Silveira –quienes además del ahora prófugo cumplían prisión en unidades militares– fueron trasladados en las primeras horas de ayer desde la División de Ejército I hacia la Cárcel Central. Allí ya estaban alojados desde el mes pasado otros dos de los acusados por el crimen de la nuera de Gelman: José Ricardo Arab y Ricardo José Medina, alias “El Conejo” y presunto autor material del homicidio de Irureta Goyena.

Las autoridades uruguayas dispusieron también el refuerzo de la custodia de Ernesto Rama, quien desde el pasado 24 de junio se encuentra internado por un problema cardíaco en el mismo hospital militar de que se fugó Vázquez. Se trata del otro de los detenidos por el caso de Irureta Goyena, quien fue secuestrada el 24 de agosto de 1976 en Buenos Aires junto a su esposo Ariel Gelman.

Embarazada y con 19 años, María Claudia fue llevada en forma ilegal desde el centro clandestino de detención Automotores Orletti a Montevideo. Antes de ser asesinada dio a luz a su hija, María Macarena, quien fue entregada a un policía uruguayo y encontrada por Gelman en Uruguay hace algunos años. El cuerpo del hijo del poeta fue encontrado en Buenos Aires, pero su nuera aún continúa desaparecida.

Compartir: 

Twitter
 

El coronel retirado Gilberto Vázquez se fugó el lunes.
 
EL PAíS
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.