SOCIEDAD

La restauración de las obras que el menemismo descartó

 Por E. V.

Cada uno pesa entre ocho y diez toneladas. Miden diez metros de ancho y llegan a casi tres metros de altura. Pero no son sólo moles de hormigón armado, ya que sobre su superficie alisada con yeso puede verse lo que queda de los cuatro frescos que fueron extirpados de las Galerías Pacífico durante la remodelación que convirtió en shopping ese clásico espacio porteño.

Como un símbolo del desguace del Estado, estas lunetas, que estaban montadas sobre cada una de las entradas de las galerías, yacen ahora en un depósito de la Biblioteca –en uno de los edificios que se demolerán para la construcción del museo del libro– donde manos expertas trabajan en la restauración.

Se trata de valiosísimas obras de los artistas Castagnino, Spilimbergo, Urruchúa y Colmeiro, témperas al agua pintadas en 1946 junto a otras obras que sí quedaron, como los frescos de Raúl Soldi, en la cúpula de la galería.

Una de ellas se ha perdido en un cuarenta por ciento, producto de un incendio que devoró parte de la pintura en un depósito de Barracas donde fueron confinadas. “En 2002 se hicieron los primeros auxilios, eliminado la humedad y protegiendo de los hongos. Ahora estamos recuperando los colores originales de la obra, a partir de fotografías de la época”, explica Ariel Fridman, a cargo del equipo de restauradores que integran Gabriela Van Riel y Pilar Vigil.

“La restauración de los frescos es una respuesta a la ciudad shopping. Le devuelve a la ciudad obras que habían sido exiliadas por los rediseñadores de la galería”, sintetiza Horacio González, director de la Biblioteca, que financia la restauración.

“Las obras se inscriben en tres grandes ejes temáticos: la pareja humana, la fraternidad de las razas y la naturaleza pródiga”, explica a Página/12 María Elena Babino, curadora de la Pinacoteca del Ministerio de Educación, quien colabora con los restauradores en la reconstrucción histórica de las obras. Cuando se edifique el futuro museo del libro, serán amuradas a una construcción especialmente destinada para su exhibición.

Compartir: 

Twitter
 

SUBNOTAS
  • La restauración de las obras que el menemismo descartó
    Por E. V.
 
SOCIEDAD
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2018 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.