DEPORTES › OSVALDO ARDILES, ENTRENADOR DE HURACAN

“En Argentina hay mucha gente que cree que sabe de fútbol”

El técnico compara la realidad del fútbol local con la del inglés que tanto conoce. “Acá se vive de forma muy dramática, en Inglaterra se tolera una derrota.” No sabe si sigue en Huracán.

 Por Leonardo Castillo

La necesidad de volver a sentir “la gran pasión que se respira en el fútbol argentino” le hizo dejar por un tiempo la apacible vida que llevaba en Inglaterra y asumir la conducción técnica de Huracán, tras la abrupta renuncia de Antonio Mohamed. En tres meses, Osvaldo Ardiles cumplió una aceptable campaña, al lograr que el equipo se mantenga alejado del descenso directo y la promoción; sin embargo, su continuidad está en duda por estas horas, debido a los problemas económicos que atraviesa el club de Parque Patricios. “A los jugadores se les debe mucho dinero y de esta forma se hace muy difícil trabajar”, señaló el DT en una charla que mantuvo con Página/12, en la cual insistió en que, “si no cambian algunas condiciones”, estaría dispuesto a dejar su cargo cuando finalice el Apertura.

–Cuando se hizo cargo de la conducción de Huracán dijo que lo hacía para sentirse vivo. ¿Tan aburguesado se sentía en Inglaterra?

–La verdad es que un poco sí. Vivo en un suburbio de Londres y tengo una vida muy tranquila, totalmente resuelta. Me la pasaba jugando al golf; por eso, cuando me ofrecieron volver a dirigir en Argentina no lo dudé. Necesitaba volver a sentir la pasión que se transmite en el fútbol argentino. Además, Huracán me precisaba, y creí que debía darle una mano. Algunos amigos, en Inglaterra, me decían que me estaba equivocando cuando les conté lo que iba a ganar. Pero lo consulté con mi familia, entendieron las ganas que sentía por volver, y me vine.

–Desde lo deportivo, ¿qué balance hace de su gestión cuando falta tan poco para que termine el Apertura?

–La campaña fue buena; el equipo ganó bastantes puntos y quedó lejos de la zona del descenso. Desde ese punto de vista, es buena. El equipo juega cada vez mejor. Los problemas son otros.

–¿Cuáles?

–Son los grandes problemas institucionales por los que atraviesa el club. La actual dirigencia no tiene la culpa y hereda una situación muy delicada. Al plantel se le debe mucho dinero y de esta forma es muy difícil hacer un trabajo a fondo.

–¿Su continuidad sigue en duda para el campeonato que viene?

–Es probable, aunque todavía no está dicha la última palabra. Deben cambiar algunas condiciones, saldarse algunas deudas. Vamos a esperar a ver lo que pasa en estos dos partidos que restan para la conclusión del campeonato para tomar una determinación.

–¿A usted también le deben dinero?

–Lo mío no es tan importante, porque no estoy acá por lo monetario, no busco salvarme con Huracán. estoy acá como parte de un compromiso con una institución que a mí me dio mucho en mi carrera, como futbolista. Pero hay cosas que son muy difíciles de sostener para el plantel, que está conformado por un grupo excelente y no se merece estar pasando esta situación.

–¿Es verdad que les pidió a los dirigentes que no transfieran a Cristian Sánchez Prette como condición para seguir?

–No, de ninguna manera, sería muy injusto de mi parte si pidiera algo así. Primero, porque le estaría cortando el crecimiento a un jugador y, después, porque una venta como ésa generaría una masa de recursos que Huracán no podría despreciar.

–¿Pero puede Huracán, en este contexto, salvarse del descenso?

–Desde lo deportivo sí, hay un buen plantel que tiene muchas ganas. La cuestión es resolver los problemas económicos que existen en el club.

–¿Cómo encontró el fútbol argentino en esta vuelta suya, después de cinco años sin trabajar en este medio?

–El campeonato argentino es muy competitivo, es muy difícil, y con un nivel internacional que posee mucha consideración. La prueba de ello es que cualquiera le gana a cualquiera y que dos equipos chicos, como Lanús y Tigre, pelean el campeonato hasta las últimas fechas. Además, el jugador argentino tiene una alta valoración en todos lados y, cuando se trabaja en este medio, se nota que es por las grandes condiciones técnicas que reúne.

–Jugó al fútbol durante muchos años en Inglaterra y también fue entrenador en ese país, ¿quién le parece que entiende mejor el juego, el aficionado inglés o el argentino?

–Lo que pasa que en Argentina hay mucha gente que cree que sabe de fútbol y en realidad no conoce tanto. El fútbol se vive de forma muy dramática, se pasa con mucha facilidad del amor al odio. En Inglaterra, la gente es más paciente y puede tolerar una derrota si ve que su equipo deja lo mejor de sí mismo. Aquí, en cambio, eso es más difícil.

–¿Le gusta cómo juega la Selección Argentina?

–Sí. Creo que hay algunas cosas que ajustar, pero la propuesta me gusta, sobre todo porque en la Selección están los mejores jugadores. Le tengo fe a este equipo de (Alfio) Basile.

Compartir: 

Twitter
 

“Si no cambian algunas cosas en Huracán, no sé si sigo”, afirma.
 
DEPORTES
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2017 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.

Logo de Gigared