EL PAIS

“Volví con todo”, anunció Carrió al lanzar un Movimiento por la Paz

Rodeada por los principales dirigentes de la Coalición Cívica, se ocupó del Gobierno y de los disidentes del ARI. Dijo que quiere “sostener los cuatro millones y medio de votos” que tuvo.

 Por Santiago Rodríguez

Elisa Carrió ya había dado cuenta de su regreso al anunciar que podría ser otra vez candidata a presidenta y ayer lo reafirmó con un gesto público: se rodeó de los principales dirigentes de su espacio político y presentó el Movimiento por la Paz y la No Violencia, desde cuya conducción empezará a recorrer el país en los próximos meses. “Volví con todo para sostener los cuatro millones y medio de votos que obtuvo la Coalición Cívica y para proteger lo que construimos con la sociedad”, explicó Carrió y se ocupó tanto del Gobierno como de los disidentes del ARI.

“Esta es una actividad que Carrió tenía prevista desde antes de las elecciones”, aclaraban antes de su aparición los dirigentes de su círculo de confianza que la acompañaron en su regreso a la escena pública en el Instituto Hannha Arendt. Fue allí donde la chaqueña presentó en sociedad el Movimiento por la Paz y la No Violencia de Mujeres, Jóvenes y Hombres, al que definió como “un movimiento social, una acción de tipo cultural, que no tiene que ver con la Coalición Cívica”.

Carrió también hizo como si la ocasión no estuviera emparentada con su anuncio de que no se retira de la política y que, llegado el caso, sería nuevamente candidata a presidenta. “¡Qué blancos los veo a todos!”, bromeó en el arranque de su encuentro con los periodistas, a propósito del envidiable color con el que volvió de su descanso en Punta del Este.

La líder de la Coalición Cívica asegura que la tranquilidad de la playa le aclaró el pensamiento y la llevó a concluir que fue apresurado anunciar su retiro en los días posteriores a las elecciones, en los que todavía no había díscolos en el ARI. En el diálogo previo a la presentación con la próxima gobernadora de Tierra del Fuego, Fabiana Ríos, sentada a su izquierda, y Gerardo Conte Grand y Fernando Sánchez a su derecha, repitió lo mismo ayer cuando la charla derivó –como era previsible– hacia ese asunto.

“Frente al ataque muy fuerte a la Coalición Cívica me tenía que quedar; no me podía mover”, expuso Carrió y completó: “Si es necesario voy a hacer todo lo que tenga que hacer para proteger lo que construimos”.

De principio a fin, Carrió jugó el papel que más le gusta jugar. “Soy una leona”, señaló en un momento, al rato de afirmar que había decidido seguir en el candelero “para que me peguen a mí y los demás puedan crecer.” También dijo que “estos golpes llevan 14 años y mírenme, estoy espléndida” y añadió que “mientras sufra los ataques del Gobierno y hasta que esté muy crecida la Coalición Cívica, yo no me muevo”.

“Me criticaron tan duramente como Balcarce 50”, respondió Carrió a la consulta por los cuestionamientos que le hicieron desde el grupo de los ocho diputados que se abrieron de la Coalición Cívica para establecerse en un propio bloque del ARI-Autónomo. Y contestó “no participamos de lo trivial” cuando le recordaron que el titular de la bancada díscola, Eduardo Macaluse, había ironizado sobre su frase “los árboles se podan para que den más frutos” con que “debe tener cuidado porque el árbol puede terminar en bonsai”.

Carrió relativizó los reproches por su supuesto giro a la derecha y su manejo autoritario que le hacen los disidentes del ARI. “Todas son excusas, el problema soy yo. El carisma es algo muy pesado de llevar, es falta de entendimiento, y pido disculpas a todos los que fueron atacados.” “Le pido perdón a Patricia”, manifestó expresamente en alusión a Bullrich, quien la siguió mezclada entre los periodistas.

“Todo a su tiempo y a su medida, como decía el General (Perón). No voy a contestar”, salió del paso, al ser consultada sobre un eventual encuentro suyo con Cristina Fernández de Kirchner.

La referente de la Coalición Cívica no evitó, en cambio, responder cómo se lleva por estos días con los socialistas, quienes acompañaron su postulación a presidenta en las últimas elecciones. “Con (Rubén) Giustiniani muy bien”, contestó Carrió y marcó así una diferencia entre quien fue su compañero de fórmula y otros hombres del socialismo, como el electo gobernador de Santa Fe, Hermes Binner.

Compartir: 

Twitter
 

Carrió presentó el Movimiento por la Paz y la No Violencia en el Instituto Hannah Arendt.
 
EL PAIS
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2017 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.

Logo de Gigared