EL PAíS

El debate por el encubrimiento en la causa AMIA

La AMIA envió ayer una carta a Página/12 sobre una nota publicada por este diario firmada por Raúl Kollmann sobre la causa en la que se investigan las irregularidades y pistas falsas del caso del atentado a la mutual judía.

“Es deber de la AMIA realizar las siguientes aclaraciones, toda vez que la noticia en cuestión contiene una serie de inexactitudes que resulta imperativo aclarar, a fin de no sembrar confusión en un tema tan delicado. En primer lugar, es necesario aclarar que es falso que el juez Ariel Lijo haya elevado parte de la causa a juicio oral. Lo que el juez hizo fue considerar que parte de la instrucción se encuentra completa, y en ese sentido corrió traslado a las partes querellantes para que emitieran un dictamen al respecto, en el que debían requerir la elevación a juicio o bien solicitar medidas de prueba.

AMIA, en su rol de parte querellante, y de acuerdo con lo que la propia Cámara Federal le ordenara al juez actuante, consideró que por el momento la instrucción no se encuentra completa, y le solicitó al juez que profundice la investigación, la que debería incluir entre otros ex funcionarios a Carlos Menem y a Carlos Corach.

Por otro lado, y lo que es más grave aún, ya que tergiversa abiertamente la realidad de las cosas, la AMIA, a la que el periodista no consultó, no solo no participó del planteo de recusación al juez, sino que tampoco apoyó en absoluto la recusación planteada para que éste se aparte de la causa.

Por el contrario, el día lunes 26 de noviembre pasado, AMIA presentó un escrito suscripto por su presidente y uno de los letrados patrocinantes, solicitándole al juez que procediera a continuar con la investigación y a profundizar la misma, tal como se había requerido con anterioridad”.

La respuesta de Raúl Kollman: El juez Ariel Lijo fue cuestionado por varios de los acusados, entre ellos el ex juez Juan José Galeano, los ex fiscales Eamon Mullen y José Barbaccia y quien fuera el principal imputado en la causa AMIA, Carlos Telleldín. Todos ellos apuntan a quitarle el expediente al magistrado, lo que prolongaría todo el proceso. La nota de Página/12 estuvo centrada en los siguientes aspectos. Por un lado, señalar una fuerte controversia entre las agrupaciones de víctimas. Familiares presentó un escrito en el que, de hecho, recusó también a Lijo. Memoria Activa, en cambio, no sólo reclama que el juicio contra Galeano, Anzorreguy y compañía se haga cuanto antes, sino que rechazó la recusación. Al mismo tiempo denunció en durísimos términos a Familiares, AMIA y DAIA por dilatar el proceso contra los acusados. En el marco de semejante controversia, la AMIA presentó el lunes un escrito en el que no rechazó tajantemente los planteos de Galeano, Mullen, Barbaccia y Telleldín, sino que también sostuvo que la causa no está para elevar a juicio. Pese a la envergadura de la polémica –se trata de sacar al juez que hizo avances significativos en la causa–, el escrito firmado por el presidente de la AMIA tiene media carilla, no hace la menor referencia explícita a la virtual recusación del magistrado y dedica dos líneas a decir: “Reitero la voluntad de la institución que presido para que se continúe con la investigación”.

Compartir: 

Twitter
 

 
EL PAíS
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.