EL PAíS

BOSQUES

Fue el regalo de cumpleaños. Los diputados convirtieron en ley la protección de bosques nativos, que habían aprobado en general hace exactamente un año atrás. Después de un largo derrotero por los despachos parlamentarios, la Cámara baja ratificó con sus votos y sin debate las modificaciones que introdujo el Senado. La incorporación de un fondo compensador de casi mil millones que solventará el Estado nacional venció la resistencia de las provincias del Noroeste y Nordeste, que se comprometieron a paralizar los desmontes hasta que se complete en todas las jurisdicciones un relevamiento sobre la situación forestal. La votación fue unánime. La retardada ley de presupuestos mínimos para los bosques nativos mínimos tuvo 133 afirmativos y ninguno en contra. Algo que no había ocurrido a lo largo de todo un año de discusiones que pusieron en duda más de una vez la sanción de la ley. Diputados la aprobó en general en noviembre de 2006, pero la dejó en una extraña y nebulosa situación jurídica al no sancionar todo su largo articulado. El Ejecutivo incorporó el proyecto del legislador kirchnerista Miguel Bonasso en las sesiones extraordinarias de fines de 2006, pero la Cámara baja tampoco la trató. Bonasso se lo adjudicó a la acción de lobby de los sectores maderero y sojero. “El primero, porque comercializa la depredación de los bosques nativos. El segundo, porque aprovecha sectores no tradicionales y más económicos para expandir la frontera agrícola para la soja”, sostuvo. Recién en marzo de este año, los diputados aprobaron con modificaciones –que sus impulsores consideraron “no trascendentes”– el articulado del proyecto, pero la ley volvió a paralizarse en el Senado. Allí, las provincias productoras de maderas y las que más autorizaciones de desmonte habían firmado para los emprendimientos sojeros ejercieron su poder en la Cámara alta. La organización ecologista Greenpeace, que respaldó la iniciativa, lanzó una campaña que recogió un millón y medio de firmas para exigir a los senadores que la aprobaran. Sólo con la conformación de un Fondo Compensador las provincias díscolas bajaron sus exigencias.

Compartir: 

Twitter
 

 
EL PAíS
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.