ECONOMIA

Yoma, el dolor que no cesa

Los bancos Nación y Provincia de Buenos Aires cuestionaron, mediante acciones legales, la adjudicación al grupo brasileño Bom Retiro de la Curtiembre Yoma. Ambos bancos oficiales son dos de las tres entidades financieras que, junto al Banco Ciudad de Buenos Aires, prestaron 140 millones de dólares a la curtiembre durante las presidencias de Carlos Menem. La Federación de Trabajadores de la Industria del Cuero de la Argentina (Fatica) y el Movimiento Nacional de Fábricas Recuperadas por los Trabajadores denunciaron que la operatoria esconde “un fraude muy grande” y pidieron al gobierno nacional que no le otorgue la promoción industrial a Bom Retiro. La jueza Sofía Nader, de la Cámara de Chilecito (La Rioja), confirmó que el Nación y el Provincia interpusieron recursos de reposición y de casación, respectivamente. El grupo brasileño se adjudicó la empresa por seis millones de pesos en cuatro cuotas, más una promesa de inversión posterior, pero condicionó la operación a que se beneficie nuevamente a la curtiembre con cupos fiscales de promoción. A su vez, la empresa está pidiendo que el Estado nacional financie la construcción de una planta de tratamiento de efluentes y le permita despedir 600 de los 1300 operarios que tiene la planta. El gobernador de La Rioja, Luis Beder Herrera, ratificó que “tiene el compromiso” de la presidenta Cristina Fernández para asignar los beneficios promocionales a la empresa adjudicataria.

Compartir: 

Twitter
 

 
ECONOMIA
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.