ECONOMíA › LA CRISIS AúN NO IMPACTA EN EL INTERCAMBIO COMERCIAL

En la balanza, los precios mandan

El derrape en el precio de los commodities que se está registrando en el mercado internacional aún no impactó en la balanza comercial argentina, que tuvo en septiembre un superávit de 1669 millones de dólares. Dicha cifra, casi el doble que en el mismo mes del año pasado, le permitió acumular en lo que va del año un saldo a favor en el comercio de 10.229 millones de dólares, un 43,7 por ciento superior al que había conseguido en el mismo período del año anterior. Si bien hay aumento de volúmenes exportados, este resultado se explica básicamente por la mejora en los precios de los bienes vendidos. Los números todavía muestran a Brasil como una posibilidad más que como una amenaza.

Los datos corresponden a la información periódica sobre la balanza comercial que difunde el Instituto Nacional de Estadística y Censos y muestran la recuperación del comercio exterior local tras la caída que a mediados del año había sufrido debido al conflicto rural y la restricción de las ventas al exterior de los productos primarios. En junio, el saldo de la balanza comercial había sido sólo de 308 millones de dólares, ubicándose a niveles similares a los anteriores al 2001.

Durante septiembre las exportaciones alcanzaron los 6980 millones de dólares, un 45 por ciento más que en el mismo mes del año anterior. Las importaciones llegaron a 5.311 millones, lo que implica un incremento interanual del 34 por ciento.

Quizás el dato más auspicioso del mes es que si bien subieron las exportaciones en todos los rubros, el que tuvo un repunte más notorio fue el de “Manufacturas de origen industrial”, que aumentaron un 54 por ciento, fundamentalmente por las mayores cantidades exportadas. La situación inversa se da en las ventas de productos primarios, que crecieron un 36 por ciento pero, en este caso, básicamente por un incremento en los precios de los bienes exportados ya que las cantidades cayeron durante el mes pasado un 10 por ciento. El aceite de soja a China, Egipto e Irán, el biodiésel a Estados Unidos o los herbicidas a Brasil y Paraguay son algunos de los rubros que explican la buena performance exportadora.

Si la mira se abre a lo que sucedió en los nueve primeros meses del año, se ve que el incremento en el valor de las exportaciones (40 por ciento) se explica fundamentalmente por una suba de los precios (34 por ciento) y, en menor medida, por las mayores cantidades exportadas (5 por ciento). En este lapso, la balanza fue superavitaria en 10.229 millones de dólares, con exportaciones que llegaron a los 54.906 millones e importaciones que alcanzaron 44.678 millones, trepando un 39 por ciento.

El efecto de la suba de precios es muy notorio en los productos primarios, ya que la evolución no fue muy buena en cantidades en los primeros nueve meses.

El Mercosur concentró el 26 por ciento de las ventas argentinas y el 37 por ciento de las compras. Con respecto a septiembre del año pasado, las exportaciones al bloque sureño subieron un 73 por ciento, fundamentalmente por los vehículos y herbicidas vendidos a Brasil. El informe del Indec da cuenta de que, en los nueve primeros meses del 2008 respecto del mismo período del 2007, los embarques al país vecino se incrementaron un 40 por ciento, mientras que las importaciones lo hicieron un 33 por ciento.

Compartir: 

Twitter
 

 
ECONOMíA
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2021 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.