ECONOMíA › LANZAN UN PLAN PARA ALENTAR LA COMPRA DE BICICLETAS, CERO KILóMETROS, UTILITARIOS Y CAMIONES

A rodar por si se acaba el mundo

La Presidenta y la ministra de la Producción fueron las encargadas de anunciar la batería de facilidades para cambiar de rodado. Desde la bicicleta infantil al camión.

El Gobierno le dio ayer otra vuelta de tuerca a la política de incentivo al mercado interno, uno de los ejes –junto a la obra pública– del plan de medidas para contrarrestar el impacto de la crisis internacional sobre la economía argentina. Bicicletas, autos cero kilómetro, vehículos utilitarios y camiones son los productos para los que se otorgarán facilidades para su adquisición o renovación, siempre que los modelos a adquirir sean de fabricación nacional. Además, se anticipó el lanzamiento de una nueva línea de créditos para el consumo que podrán ser aplicados a la reparación o compra de automóviles.

Los anuncios fueron formulados en horas del mediodía frente a los jardines de la quinta de Olivos, con la presidenta Cristina Kirchner y la ministra de la Producción, Débora Giorgi, como figuras relevantes. Giorgi detalló las medidas y el contexto en el que se lanza esa batería.

Entre las medidas anunciadas, la que mereció el lugar más destacado fue la referida a la compra de bicicletas. Según explicó Giorgi, los interesados podrán canjear su bicicleta vieja en los supermercados y casas de electrodomésticos de las principales cadenas (Carrefour, Coto, Garbarino, Olimpia y Frávega), por unidades nuevas de fabricación nacional. El plan estará vigente durante todo el año y ofrecerá los modelos infantil, rodado 20, playera, todo terreno y de reparto. Esta última tendrá un precio final de 608 pesos y podrá abonarse en doce cuotas fijas de 54 pesos. Una vez entregado el rodado usado, el comprador recibirá la unidad nueva con el pago de la primera cuota.

El plan, en general, prevé que los rodados se ofrezcan con una rebaja del 22 al 41 por ciento sobre sus precios de lista y se entreguen con un plan de financiación cuyo costo será del 11 por ciento anual. Los fabricantes estiman que podrán colocar 200 mil unidades a lo largo del año mediante este plan.

Para la compra de camiones y utilitarios se habilitarán planes de financiamiento del 30 por ciento al contado (o en 12 cuotas) para acceder a la entrega y el 70 por ciento financiado en 36 meses.

Para poner en marcha la nueva línea de crédito para el consumo, la Anses destinará un monto de 300 millones de pesos, que se de-sembolsarán en dos tramos de 150. Los préstamos se otorgarán dentro de un plazo de 30 días a partir de la solicitud y podrán ser negociados por intermedio de los bancos interesados en su colocación. La tasa de interés será fija, del 13 por ciento, que se compone con un 10 por ciento que es la retribución para la Anses y el resto para el banco. El monto obtenido por el deudor podrá ser destinado a la reparación de vehículos o, directamente, a la compra de automóviles de modelos fabricados en el país.

Esta última posibilidad es complementaria de la ampliación dispuesta al plan de compra de cero kilómetro, en el cual se eliminó la restricción de que el comprador nunca haya tenido un auto nuevo a su nombre y que sólo pudiera aplicarse a dos modelos por fábrica.

Compartir: 

Twitter
 

Presidenta con bicicleta nueva. No entró al canje, sólo lo vendió.
 
ECONOMíA
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.