EL PAíS › EL GOBIERNO LE INFORMó A LA MESA DE ENLACE SOBRE NUEVAS MEDIDAS PARA TRIGO, LECHE, CARNE Y ECONOMíAS REGIONALES

Una reunión de tranqueras abiertas

A diferencia del año pasado, la reunión con los ruralistas terminó sin escándalos. Los dirigentes se mostraron conformes con los avances, que empezaron a gestarse en los encuentros entre De Vido y Biolcati. Igual reclamaron por la soja.

 Por Fernando Krakowiak

Esta vez la reunión no término en escándalo. No hubo versiones encontradas sobre lo ocurrido puertas adentro, nuevas amenazas de lockout o intentos de tomar el ministerio para forzar una respuesta favorable a los reclamos, como sucedió el año pasado. El Gobierno les informó a los dirigentes de la Mesa de Enlace que avanzará con un conjunto de medidas para incentivar la producción de leche, carne, trigo y otros productos de las economías regionales, las cuales tienen un costo fiscal de 1300 millones de pesos. Además, les propuso volver a reunirse el martes próximo para seguir conversando. Los empresarios se mostraron conformes con los avances y fundamentalmente con esta nueva etapa de diálogo que se abre, aunque volvieron a remarcar que si no se bajan las retenciones a la soja su felicidad nunca será completa. “Sería injusto que propiciemos una baja en la soja en desmedro de otros actores de la economía que necesitan recursos”, respondió el ministro del Interior, Florencio Randazzo.

La reunión iba a estar encabezada por la ministra de la Producción, Débora Giorgi, y el secretario de Agricultura, Carlos Cheppi, pero sorpresivamente se sumó Randa-zzo. El ministro del Interior había acusado al federado Alfredo De Angeli de querer “dinamitar el diálogo” al tomar un banco en Entre Ríos y les había pedido a los dirigentes de la Mesa de Enlace que no fueran a negociar como “opositores” sino como representantes del sector. Los ruralistas le respondieron en duros términos y la presidenta Cristina Fernández lo respaldó enviándolo al encuentro. Sin embargo, su presencia no fue interpretada como una provocación. “La actitud de Randazzo fue muy cordial”, afirmó el presidente de Sociedad Rural, Hugo Biolcati. “Por fin hubo una mesa donde no hubo halcones”, aseguró Eduardo Buzzi, titular de Federación Agraria, en referencia al secretario de Comercio Interior, Guillermo Moreno, y al titular de la Oficina Nacional de Control Comercial Agropecuario (Oncca), Ricardo Echegaray.

Los dirigentes del agro reivindicaron las concesiones en materia de trigo, leche, carne y economías regionales. Si bien ninguna de las partes lo reconoció públicamente, el principio de acuerdo logrado en esos temas fue producto de las negociaciones reservadas que llevaron adelante el ministro de Planificación, Julio De Vido, y Hugo Biolcati. No obstante, los ruralistas volvieron a pedir una rebaja en las retenciones a la soja y se quejaron por las “trabas” existentes para exportar. “No estuvo de cuerpo presente ningún halcón, pero sobrevoló su fantasma porque no se trató ningún tema que avanzara sobre las incumbencias de Comercio Interior y la Oncca”, aseguró Biolcati.

En concreto, las medidas que se anunciaron ayer son las siguientes:

Lácteos:

- Eliminación de las retenciones a la leche en polvo y el resto de los productos lácteos, que estaban en cinco puntos. Esa medida ayuda a la industria, pero se afirmó que se va a articular con las usinas para que el beneficio, que tiene un costo fiscal de 113 millones de pesos, también se traslade a los productores.

- Los tamberos que producen hasta 3000 litros de leche por día recibirán una compensación de 10 centavos por litro, la cual habían dejado de cobrar luego del acuerdo lácteo negociado por Guillermo Moreno en octubre. Esta medida alcanza al 75 por ciento de los productores que entregan el 44 por ciento de la leche producida y tiene un costo fiscal de 300 millones de pesos.

- El Gobierno pondrá además otros 200 millones de pesos para subsidiar la cría de terneros macho overos en guachera (engorde hasta 130 kilos). Cada tambero recibirá 200 pesos por animal. La siguiente etapa del engorde (que va hasta los 400 kilos) es la que realizan los feedlots. Moreno había propuesto crear cinco grandes feedlots que se dedicarían exclusivamente al ternero overo, pero se está analizando dejar de lado esa propuesta y subsidiar a los establecimientos que operan actualmente.

Trigo:

- El precio de referencia del trigo destinado al mercado interno subirá de 370 a 420 pesos por tonelada (13,5 por ciento) y se modificará el sistema de compensaciones. El Estado venía compensando a productores y molinos, pero a partir de ahora sólo subsidiará a los molinos por la diferencia entre los 420 pesos y el valor de pizarra que recibirá el productor. Débora Giorgi anunció que esa medida irá acompañada por una “apertura ordenada del registro de exportaciones de granos”. Esto implica una mayor competencia entre molinos y exportadores por el saldo exportable. Por lo tanto, el productor debería recibir el precio FOB menos los derechos de exportación y otros gastos. Eso no es otra cosa que el “precio pleno” que desde hace tiempo vienen reclamando las entidades. Por ese motivo, los productores dejarían de recibir compensaciones.

Carne:

- Se implementará un sistema de compensación destinado a productores de cría bovina perjudicados por condiciones comerciales desfavorables por las ventas de ternero con destino a invernada. La compensación será de hasta 11 mil pesos para los productores con un rodeo de hasta 600 cabezas. El costo fiscal es de 300 millones de pesos.

- Se impulsará un proyecto de ley que contemple un estímulo fiscal a la producción de novillos pesados de exportación. El beneficio consistirá en una deducción del impuesto a las Ganancias por la carne producida por encima de los 400 kilos.

- Giorgi afirmó también que se elevará al Congreso un proyecto para una nueva Ley Federal de Carnes que prevé un “ordenamiento del sector”.

Economías regionales:

- Bajarán las retenciones hasta un 50 por ciento a todos los productos regionales. Giorgi aclaró que eso se cumplirá “en la medida en que las bajas redunden en un mejor precio pagado a los productores”, pero no queda claro cómo se piensa garantizar eso.

- Se redireccionarán los fondos previstos en la Ley Algodonera para ser utilizados en ayuda para los afectados por la sequía.

Si bien los productores dejaron en claro ayer que añoran un mundo sin retenciones a la soja, los anuncios evidencian varias concesiones por parte del Gobierno que podrían ayudar a descomprimir el conflicto, siempre que éstas se cumplan.

[email protected]

Compartir: 

Twitter
 

La ministra de Producción, Débora Giorgi, informó sobre las nuevas medidas luego de la reunión, en compañía de Florencio Randazzo y Carlos Cheppi.
Imagen: Télam
 
EL PAíS
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.