ECONOMíA › DIEZ GRANDES BANCOS DE ESTADOS UNIDOS DEVUELVEN 60 MIL MILLONES DE DóLARES AL ESTADO

Pagos para recuperar los bonus perdidos

Después de haber sido salvados del naufragio por el Estado, diez grandes bancos estadounidenses se apuran para sacárselo de socio. El gobierno de Obama presentará nuevas regulaciones.

El gobierno estadounidense permitirá que los principales diez bancos que fueron rescatados el año pasado de sus respectivas situaciones de insolvencia devuelvan los desembolsos recibidos. La autorización permitirá que las entidades financieras logren desembarazarse de la presencia del Estado en sus directorios, algo que ahora que están a salvo es mal visto por los socios de las firmas. Según estimaciones de la Reserva Federal, los bancos tendrán que reintegrar un monto equivalente a 68.000 millones de dólares. La posibilidad es tomada de todas maneras como un signo positivo de recuperación para un sector muy vapuleado por la crisis internacional. El secretario del Tesoro, Timothy Geithner, aseguró que ya está lista la reforma de la regulación financiera, cuyos puntos se conocerán en el transcurso de este mes. El tema más resistido por los holdings financieros será el criterio que se aplicará sobre las modalidades de remuneración de sus directivos.

Ahora que bajó el agua y los salvavidas que lanzó el gobierno de Estados Unidos no son necesarios, las entidades financieras se muestran impacientes por devolver la ayuda y sacarse de encima al gobierno como socio. De esta manera, las compañías consideran que podrán tener un menor control estatal y, entre varios pedidos, recuperar los “viejos tiempos” en que los bonos multimillonarios se repartían entre los principales directivos de las compañías sin condiciones. De todos modos, el secretario del Tesoro advirtió que “en las próximas semanas” se darán mayores precisiones sobre la reforma de la regulación financiera prometida por la administración Obama. Así lo anunció Geithner en una declaración escrita transmitida a una subcomisión del Senado. Precisamente, las remuneraciones son uno de los ejes del plan.

El documento presentado por el Tesoro norteamericano dice que la reforma estará centrada en la “regulación del riesgo sistémico para asegurar que ningún grupo ni ningún mercado de importancia con numerosas interconexiones puedan tomar decisiones capaces de desestabilizar el conjunto del sistema financiero en caso de quiebra”. El plan incluye, de acuerdo con lo adelantado por Geithner, una mejora de la protección de los consumidores y los inversores.

Mientras se espera por un mayor grado de detalle de la propuesta, la más importante reforma de la actual administración estadounidense, diez bancos rescatados por el Tesoro consiguieron “luz verde” para restituir los fondos. Las entidades de mayor envergadura vienen presionando para devolver el rescate. El JP Morgan Chase fue una de las instituciones que confirmó ayer haber recibido autorización para devolver 25.000 millones de dólares de ayudas estatales. El Morgan Stanley y Goldman Sachs anunciaron que pagarán 10.000 millones de dólares cada uno, mientras que el US Bancorp devolverá 6600 millones de dólares. Por su parte, American Express, Bank of New York Mellon, BB&T Corporation, Capital One Financial, Northern Trust y State Street Corporation ratificaron reembolsos por un monto total de 16.500 millones de dólares. Previamente el gobierno permitió la devolución del dinero prestado a 22 bancos más pequeños, por 1900 millones de dólares. El Departamento del Tesoro prestó cerca de 200.000 millones de dólares a 600 bancos. El Bank of America y el Citi no lograron alcanzar la estabilidad necesaria para comenzar a devolver el dinero.

La situación fue evaluada por el Tesoro como un “signo alentador”, aunque el presidente Obama aclaró que “no es una señal” de que sus problemas hayan pasado. “Estamos lejos de eso”, reforzó el mandatario. El gobierno autorizó la devolución luego de que los relevamientos realizados al sector bancario demostraran que el grueso de las entidades no requieren de recapitalizaciones adicionales, una condición que fue establecida en el programa de ayudas. El Departamento del Tesoro informó también que permitirá a los bancos recomprar sus participaciones ahora en manos del gobierno “a un valor de mercado justo”. Varias entidades recibieron en las últimas semanas capital fresco mediante la emisión de nuevas acciones. El Tesoro obtuvo ya 1800 millones de dólares en dividendos de diez bancos y ganó hasta el momento unos 4500 millones de dólares en pagos de dividendos de todas las entidades que participan en el programa de ayudas financieras.

Compartir: 

Twitter
 

Timothy Geithner, secretario del Tesoro, impulsa nuevas regulaciones.
Imagen: EFE
 
ECONOMíA
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.