ECONOMíA › LA SOJA ENCABEZó SUBA DE MATERIAS PRIMAS EN MAYO

El vedettismo de las commodities

El precio de las materias primas sigue en ascenso. En mayo, la cotización de estos productos aumentó 11 por ciento en términos intermensuales, según el índice que elabora el Banco Central. Después del extraordinario incremento en el precio de las commodities registrado desde mediados de 2006 hasta el primer semestre de 2008, el estallido de la crisis financiera internacional devolvió el valor de las materias primas al promedio registrado a comienzos del auge. La caída se estabilizó en los primeros meses del año y recuperó la senda creciente de la mano del petróleo (ver aparte) y las commodities agrícolas a partir de abril. Además del crudo, los productos más beneficiados por el alza en el mes fueron los del complejo sojero, que subieron 13,1 por ciento, y el trigo, que registró una mejora del 12 por ciento.

En los primeros meses de 2009 los precios de las materias primas mostraron cierta estabilización y frenaron el descenso. El Indice de Precios de Materias Primas del Banco Central (IPMP) registró en mayo una caída interanual del 26,5 por ciento. El valor del petróleo y el cobre retrocedieron más del 50 por ciento, el trigo más 47 por ciento y en el complejo sojero la merma superó el 35 por ciento. Pese a la abrupta caída registrada en los últimos meses de 2008, las cotizaciones de las commodities se sitúan en valores elevados en términos históricos. El valor del IPMP resultó 7,2 por ciento superior al promedio de 2007 y 56,5 por ciento mayor al promedio histórico de la serie iniciada en 1996.

El mes pasado la cotización del maíz verificó un alza del 6,8 por ciento y la carne vacuna, del 3,2 por ciento. El Informe del Banco Central para el segundo trimestre sostiene que “el retorno de la senda alcista parece más cercano en el caso de las commodities ‘suaves’, donde los ciclos agrícolas marcan más la evolución de las cotizaciones, mientras que las perspectivas para los precios del petróleo y los metales son más restringidas”. En estos productos pesa más la profundidad de la recesión a nivel global. La demanda de cobre, aluminio o níquel es más sensible a los ciclos económicos.

La fuerte caída registrada en el precio del petróleo desde el máximo histórico de 147 dólares por barril a mediados de 2008 colaboró a mantener una presión bajista sobre la cotización de las commodities agrícolas, por su relación con los costos de producción, de transporte y desarrollo de biocombustibles. En la nueva senda alcista de los productos agrícolas no sólo influye la recuperación del petróleo, sino que también juegan algunos factores coyunturales, como las malas condiciones climáticas –sequías, falta de humedad y bajas temperaturas– que se registraron en las principales zonas productoras del mundo y el regreso de la especulación de la mano de los fondos de inversión.

Compartir: 

Twitter
 

 
ECONOMíA
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.