ECONOMIA › EL DIRECTORIO DEL BCRA TOMO DECISIONES CONTRA LA POSICION DE REDRADO

Es presidente pero no manda

Redrado fue pero se abstuvo de votar. En una demostración de fuerzas, el directorio le restringió las facultades para viajar y repuso en su cargo a un funcionario desplazado por el titular del Banco Central. Los temas propuestos por éste, a comisión.

 Por Tomás Lukin

Normas más estrictas para los viajes oficiales al exterior y la confirmación en su cargo del subgerente de asuntos jurídicos, Marcos Moiseeff, quien había sido desplazado por Martín Redrado, fueron los temas centrales tratados ayer en la reunión de directorio del Banco Central. Fue el segundo encuentro del órgano de gobierno de la entidad desde que la Justicia repuso al desplazado titular de la autoridad monetaria en su cargo. Los miembros del directorio que quieran viajar fuera del país representando al Central en distintos foros o congresos deberán contar con el visto bueno de sus pares. La medida, impulsada fuera de programa por el sector que responde al oficialismo y sobre la cual Redrado se abstuvo de votar, busca evitar que algún funcionario realice declaraciones “indeseadas” en el exterior. El Fondo del Bicentenario no formó parte de las discusiones que duraron alrededor de cuatro horas. Cerca de la negociación con los fondos buitre señalaron a Página/12 que, más allá de los embargos, es fundamental garantizar la operatividad de las cuentas del Banco Central con la Reserva Federal.

Marcos Moiseeff, ascendido a la subgerencia jurídica la semana pasada, durante el breve período que Miguel Angel Pesce, vicepresidente del Central, ocupó el lugar de Redrado. Moiseeff es el abogado que emitió un dictamen recomendando a Redrado acatar el DNU del Ejecutivo que dispuso la creación del Fondo del Bicentenario y la transferencia de 6569 millones de dólares de las reservas al Tesoro. Fueron el mismo Redrado y el director Sergio Chodos, que responde a Amado Boudou, quienes le solicitaron el dictamen. Cuando la jueza María José Sarmiento lo devolvió a Redrado en su cargo, el titular de la entidad anuló su ascenso. Eso le valió una demanda penal porque lo desplazó del cargo “de manera unilateral”. Ayer, en la reunión del directorio del BCRA se decidió confirmar la vigencia de la resolución realizada por el directorio oficialista. Así Moiseeff seguirá como subgerente de asuntos jurídicos. “Se revirtió la payasada de querer remover a Moiseeff. Si bien nunca se fue, se lo confirmó en su puesto”, señalaron desde el sector del directorio que responde al oficialismo.

La marcha atrás en las facultades delegadas a Redrado permitió que el vicepresidente Miguel Angel Pesce y los cinco directores –Arnaldo Bocco, Sergio Chodos, Gabriela Ciganotto, Waldo Farías y Carlos Sánchez– propusieran el tratamiento sobre tablas de la medida referida a los viajes al exterior. El funcionario que vaya a participar de un encuentro internacional como representante de la entidad deberá pedir autorización. “El nuevo control busca evitar que alguno se suba a un avión y en un foro internacional te tire abajo de un tren”, graficaron desde la entidad.

La reunión, que se realizó en un “ambiente cordial”, alcanzó allí el momento más tenso. Según comentaron desde el sector del directorio que responde al oficialismo, el desplazado aunque todavía en funciones presidente del Central se abstuvo de votar: “Objetó la forma con la que se introdujo el tema, no la idea. El concepto le parecía bien”, señalaron. Descartaron a su vez que se tratase de un reconocimiento implícito de que Redrado conservará su cargo por lo menos hasta marzo, cuando comiencen las sesiones ordinarias del Congreso. Los otros dos directores presentes que responden al titular del BC, Carlos Pérez y Alberto Biagosch, votaron en contra.

La lectura sobre la iniciativa fue distinta cerca de Redrado. Argumentaron que desde el oficialismo buscan asegurarse la mayoría en las discusiones –algo que ya tienen al contar con el apoyo de seis directivos– y no permitir que exista la posibilidad de que el otro sector pueda aprobar sin su presencia ningún proyecto. “Redrado estaba acostumbrado a tratar sólo lo que a él le interesaba. El objetivo es reforzar la idea de que el órgano de gobierno es el directorio y no el presidente de la entidad”, argumentaron desde el sector afín al Gobierno.

Los distintos proyectos normativos sobre cuestiones cambiarias y operativas de las entidades financieras planteados por Redrado fueron enviados al análisis en comisiones. La extensión de la posibilidad de obtener créditos en dólares a los distintos proveedores de los exportadores y cuestiones sobre la regulación de los directorios de las entidades privadas volverán a analizarse en próximas oportunidades.

Buitres

Funcionarios del Central cercanos a las negociaciones con los fondos buitre comentaron a este diario que, más allá de los embargos, lo más relevante es garantizar la operatividad de las cuentas del Banco Central con la FED. Confían en que el juez Thomas Griesa levantará el embargo, pero existen diferencias a la hora de analizar la posibilidad de volver a operar sin dificultades por esa vía en el corto plazo.

El normal funcionamiento de esas cuentas es relevante, entre otros motivos, para poder efectuar pagos a los distintos organismos multilaterales. “El embargo no significa que no se pueda operar con Nueva York sino que las operaciones serán más lentas, costosas y difíciles de implementar”, apuntaron. También se ven limitadas las transacciones de compensación por comercio exterior y las actividades de clearing del sector privado.

Compartir: 

Twitter
 

Martín Redrado, formalmente presidente del Banco Central. Debió convalidar el ascenso que él había rechazado una semana antes.
Imagen: Rolando Andrade
 
ECONOMIA
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2017 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.

Logo de Gigared