EL PAIS › DUDAS ACERCA DE LA ACTITUD DE JULIO COBOS

No creen lo que promete

El vice negó que vaya a convocar a extraordinarias cuando Cristina Kirchner visite China y la reemplace al frente del Ejecutivo. Esa posibilidad sembró dudas sobre la realización del viaje presidencial.

 Por Sebastian Abrevaya

Una gota fría recorrió la cabeza de los principales dirigentes del oficialismo cuando comenzó a circular la noticia de que Julio Cobos tiene facultades para convocar a una sesión extraordinaria del Congreso durante el viaje de la presidenta Cristina Fernández a China, previsto para la última semana de enero. “Las actitudes del vicepresidente me llaman poderosamente la atención. Uno no puede confiarle el manejo de la cosa pública. Se ha transformado en Cobos Iscariote”, disparó el jefe de Gabinete, Aníbal Fernández, al ser consultado por una eventual convocatoria para tratar los DNU de creación del Fondo del Bicentenario y la remoción del titular del Banco Central, Martín Redrado. Un par de horas más tarde, Cobos desestimó las críticas de Fernández y aseguró que no va desconocer la voluntad de la titular del Poder Ejecutivo.

La incertidumbre que rodeó al oficialismo sobre esa posibilidad sembró dudas acerca de la realización del viaje que la Presidenta iniciará el martes 26. El jefe del bloque de diputados del Frente para la Victoria, Agustín Rossi, había ratificado que “técnicamente” el vicepresidente puede llamar al Congreso a deliberar, pero inmediatamente aclaró que “si la Presidenta tiene un compromiso de Estado para hacer un viaje, no va a dejar de hacerlo por el miedo de que Cobos convoque a una sesión extraordinaria, que esta Presidenta como titular del Poder Ejecutivo decidió no convocarla”. “La verdad es que estaríamos en el peor de los mundos desde el punto de vista institucional”, remató Rossi.

El titular del bloque kirchnerista en Diputados acompañó así los dichos del jefe de Gabinete, quien insistió en sus cuestionamientos al vice. Según relató Fernández, Cobos había reconocido que “el Frente para la Victoria con Cristina Fernández de Kirchner a la cabeza ganaba solo y que a él no lo necesitaba” para alcanzar la Presidencia en 2007. “Me apena que mi país tenga un vicepresidente que tenga que transformarse en Cobos Iscariote, que sea un hombre que no se le pueda confiar el manejo de la cosa pública, habiendo sido compañero de fórmula y habiendo llegado por sus propios dichos acompañando el proyecto”, insistió Fernández, apelando a la figura de Judas, el apóstol que traicionó a Jesús.

La respuesta del vicepresidente llegó esta vez a través de un comunicado oficial: “Una vez más, frente a las agraviantes declaraciones del jefe de Gabinete, no voy a responderle en los mismos términos”, señaló.

Antes de que las especulaciones se profundizaran, Cobos salió a desalentar la idea. “Cada vez que he estado a cargo del Poder Ejecutivo, en reemplazo de la presidenta Cristina Fernández de Kirchner, he cumplido con las funciones correspondientes y nunca he tomado ninguna decisión, ni firmado ningún decreto, ni he realizado ninguna acción en contra de las políticas del Poder Ejecutivo Nacional”, aseguró.

Para reforzar esa afirmación, el mendocino recordó que estando al frente del Poder Ejecutivo sólo firmó, “con anuencia de la Presidenta, el decreto de honor por el fallecimiento del ex presidente, doctor Raúl Alfonsín”, en marzo del año pasado. Además, Cobos calificó de “suspicaces” los comentarios sobre la posibilidad de que convoque a sesiones extraordinarias durante el viaje a China de la Presidenta.

A pesar de no haber tomado ninguna decisión de Estado, en otras oportunidades en las que estuvo al frente del Gobierno, Cobos realizó gestos políticos que irritaron al oficialismo. Recibió al jefe de Gobierno porteño, Mauricio Macri, en su despacho del Senado y además participó de la muestra agropecuaria de La Rural. De todas maneras, en el entorno de Cobos afirmaron que buscaban “cortar de cuajo” con esas especulaciones.

“Con esta aclaración destaco una vez más lo que ya he expresado anteriormente, sobre la diferencia de rol entre vicepresidente a cargo de la Presidencia y mis obligaciones como presidente del Senado, donde cumplo con el reglamento de la Cámara alta, la ley y por sobre todo con la Constitución”, sostuvo el vice en el comunicado oficial. Lo cierto es que volvió a irritar a los K el lunes pasado cuando celebró una reunión con los presidentes de los bloques de senadores –a la que no acudió el oficialista Miguel Angel Pichetto– para debatir sobre la remoción de Redrado y la creación del Fondo del Bicentenario.

Esta es la segunda oportunidad en el año en que el vice sale a responderle al oficialismo. Su voluntad de reabrir el Congreso, cuando la que sólo tiene esa facultad es la titular del Ejecutivo, fue la que precedió las declaraciones de Cristina Fernández de Kirchner, considerando que el vicepresidente “quiere ser presidente antes de 2011”.

Compartir: 

Twitter
 

Julio Cobos dijo que al frente del Ejecutivo nunca tomó decisiones a contramano del Gobierno.
Imagen: Leandro Teysseire
 
EL PAIS
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2017 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.

Logo de Gigared