EL PAIS › EL ROL DE LUCIA TOPOLANSKY EN EL CONFLICTO POR LAS PAPELERAS

Una jugadora de primera

La esposa del presidente electo es mencionada en Uruguay como la virtual negociadora. “Es la mano derecha de Pepe”, explican. En Entre Ríos aseguran que la recibirán con los brazos abiertos.

 Por Mercedes López San Miguel

Lucía Topolansky, la senadora y futura primera dama de Uruguay, es mencionada por primera vez como virtual negociadora en el conflicto sobre Botnia. El grupo ambientalista uruguayo Asamblea del Callejón, aliado de los asambleístas de Gualeguaychú, señaló que existe una “especial confianza” en las dotes de dialoguista de Lucía. Desde Entre Ríos se mostraron receptivos a la apertura de conversaciones.

Topolansky y Mujica han recorrido un largo camino juntos. Años de militancia en el Movimiento de Liberación Nacional-Tupamaros, años de prisión durante la dictadura, años de liderazgo en el partido Movimiento de Participación Popular (MPP) que forma parte de la coalición oficialista Frente Amplio. “Lucía es la mano derecha de Pepe, siempre es aconsejable hablar con ella para llegar a él. Es un factor decisivo en las decisiones de Mujica. Y creo que la gente de Entre Ríos ve con buenos ojos el gesto de apertura que muestran”, afirmó en diálogo telefónico con Página/12 Pablo Antoría, miembro de Asamblea del Callejón, una agrupación que nació en enero de 2004 al calor de la protesta contra la instalación de la planta de celulosa en Fray Bentos, departamento de Río Negro. Hoy cuenta con 750 afiliados entre ecologistas, docentes, universitarios, ex frenteamplistas e independientes.

Según trascendió, el 23 de diciembre hubo un encuentro entre el propio Mujica con un activista de la Asamblea de Gualeguaychú, pero el acercamiento se produjo a modo personal. Ese encuentro, sumado a las reuniones que mantuvo el electo presidente uruguayo con la mandataria argentina Cristina Fernández –con la de ayer ya fueron tres–, deja entrever cuál será la manera de relacionarse del segundo gobierno de centroizquierda de Uruguay. Mujica fue elegido en las urnas el pasado 29 de noviembre con la consigna de “continuidad en el cambio” con respecto al gobierno del oncólogo Tabaré Vázquez. El sorpresivo viaje a Buenos Aires habla más de un cambio. Como señalaron altas fuentes frenteamplistas, se busca establecer un clima propicio para conversar.

Recientes declaraciones del ex guerrillero tupamaro cayeron bien en la interna de la Asamblea de Gualeguaychú. Así lo explicó a este diario el asambleísta José Pouler, quien confirmó que hubo encuentros a título personal con el político uruguayo. “Mujica se ha sincerado mucho. Admitió la herencia que le quedó de Botnia y dijo que seguirá adelante porque, si no, desde el exterior se pensaría que Uruguay era un país bananero. Creo que tiene buenas intenciones. Antes el conflicto era el puente, ahora es Botnia, así lo insinuó cuando dijo que no era conveniente que la planta Stora Enso se instalara en Fray Bentos y cuando afirmó que el negocio de Portucel –otra papelera– es un ‘cuento chino’. Esto da a entender que existe una intención de acercarse.”

Pouler opinó sobre cómo verían una eventual participación de Lucía en las negociaciones. “Lo veo bien, sobre todo porque lo que ha faltado era diálogo. Toda persona que quiera participar es bienvenida. La decisión la deben tomar los gobiernos, porque el fallo de La Haya no es vinculante.”

El activista insistió en que ahora es tiempo de empezar a dialogar y no de manejar posibles fórmulas de solución al diferendo. A la vez se mostró cauteloso a la hora de hablar del viaje de la pareja uruguaya en medio de sus vacaciones. “Yo esperaría a saber con más detalle qué pasó en la reunión. Porque también habrá que ver quiénes formarán parte de la comisión de trabajo. Mientras tanto, hay una comunidad afectada que se sigue expresando. Porque el corte afecta a los que salen de vacaciones, en cambio la contaminación es un problema para todos”, respondió.

Señaló, además, que hasta tanto no se pronuncie el fallo de La Haya, que pudiera darse entre febrero y junio próximos, no habrá levantamiento del corte de rutas. Aclaró que una vez que se conozca la decisión de la Corte, se convocará a una asamblea ampliada en Gualeguaychú para decidir al respecto. En tal caso, dijo que no se descarta el levantamiento del corte, “ya que se acatará lo que decida la mayoría”.

Para la toma de posesión de Mujica, el próximo 1º de marzo, Pouler espera que “el panorama esté más claro”. En la misma línea, el activista Antoría dijo a este diario que desearía un cambio en su país a partir del traspaso de mando. “Los que estamos a favor de la ecología, queremos que se abra un diálogo. Es el momento para que mi país deje de apoyar a las transnacionales.” Y cargó contra el gobierno saliente: “Lamentablemente, Tabaré Vázquez, aun con el puente levantado, no aceptó conversar con la Argentina, por su defensa a ultranza de Botnia. Acá se plantaron casi un millón de hectáreas de eucaliptos y el resultado es que no ha habido más trabajo y que hasta debemos importar verduras y nos falta agua en donde se plantaron los árboles. Botnia no nos da nada. Río Negro es el departamento con más desempleo del país y Fray Bentos es un pueblo fantasma. Es legítimo que se haga una relocalización de la planta, como ya se hizo en Europa”.

Antoría no descartó que la organización que integra pueda ser un facilitador entre los activistas y el próximo gobierno de centroizquierda, “siempre y cuando lo decida la Asamblea de Gualeguaychú”. Pouler no ocultó cierto optimismo: “Si las cosas salen como pienso, Mujica va a ser un presidente recordado”.

[email protected]

Compartir: 

Twitter
 

La senadora y futura primera dama acompañó ayer a Mujica en el encuentro con Cristina Kirchner en la Casa Rosada.
SUBNOTAS
 
EL PAIS
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2017 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.

Logo de Gigared