ECONOMíA › EL INDEC REGISTRO EL MAYOR AUMENTO DE PRECIOS DE LOS ULTIMOS TRES AÑOS

La inflación entró en calor

En enero la suba del IPC fue del uno por ciento. Además de la carne, hubo incrementos fuertes en otros alimentos, como lácteos (1,4), frutas (1,9), verduras (1,7), turismo (7,9), indumentaria (1,4) y atención médica (1,5 por ciento).

 Por Fernando Krakowiak

El uno por ciento de inflación que ayer informó el Indec es el mayor incremento de precios registrado por el organismo oficial en los últimos tres años. La suba estuvo impulsada fundamentalmente por las carnes, que tienen una alta ponderación dentro del índice y aumentaron 4,7 por ciento en promedio, pero también hubo fuertes incrementos en otros alimentos, como lácteos (1,4), frutas (1,9) y verduras (1,7), y en turismo (7,9), indumentaria (1,4) y atención médica (1,5 por ciento). El dato es menor al relevado por las consultoras privadas, pero de todos modos constituye un llamado de atención para el Gobierno. La misma cifra se había registrado en diciembre de 2006 y motivó la designación de Beatriz Paglieri como directora del índice de Precios al Consumo, argumentando que se estaba sobreestimando la inflación para favorecer a los bonistas de la deuda pública indexada.

Las autoridades del Indec se vieron obligadas ayer a aclarar luego de difundir el informe de precios que el 4,7 por ciento de variación que se le asignó al rubro carnes no se limita sólo a medir la evolución del valor de la carne vacuna, sino también de carne de ave, pescados y mariscos y fiambres y embutidos. Además, aclararon que el rubro carne vacuna incluye varios productos e informaron, por ejemplo, que los cortes delanteros y traseros aumentaron 7,1 por ciento. En el comunicado se recordó también que el índice se refiere “exclusivamente al mes de enero, por lo que no incluye las variaciones de precios ocurridas en las últimas dos semanas”. De ese modo, el organismo buscó atenuar la reacción negativa de los consumidores que han tenido que afrontar aumentos cercanos al 25 por ciento en el precio de algunos cortes vacunos y ayer veían por televisión que el indicador oficial no daba cuenta de esa suba ni remotamente.

La diferencia entre la percepción de un consumidor, que puede haber visto cómo el kilo de nalga subía de 20 a 35 pesos en Barrio Norte, y el dato arrojado por un índice que combina precios de una amplia muestra de carnicerías distribuidas por toda el área metropolitana suele ser habitual. No obstante, la suba de 4,6 por ciento en el rubro carnes es preocupante, porque es la variación más alta en más de un año y los aumentos registrados en el mercado de Liniers en los primeros diez días de febrero indican que la tendencia no se está revirtiendo sino profundizando.

Además, la suba de la carne no fue un dato aislado, sino que vino acompañado de incrementos en otros rubros sensibles de la canasta como lácteos y huevos (1,4), frutas (1,9) y verduras (1,7). Esto provocó que la canasta básica, indispensable para no caer en la indigencia, haya trepado 2,15 por ciento en enero. También hubo fuertes subas en turismo (7,9), indumentaria (1,4) y atención médica (1,5 por ciento).

Es difícil atribuir estos incrementos a un factor estacional, porque en el mismo mes del año pasado los rubros mencionados habían subido menos o directamente habían bajado. Por ejemplo, el precio de las carnes había registrado un retroceso de 3,1 por ciento, los lácteos habían aumentado sólo 0,3, las frutas 0,3, las verduras 0,4, la indumentaria 0,8, la atención médica 0,5 y el turismo 3 por ciento. De hecho, hace un año el índice arrojó una inflación de 0,5 por ciento y ahora se duplicó.

A fines de 2006, cuando la suba de precios comenzó a preocupar al Gobierno, los valores eran similares al registrado el mes pasado. En diciembre de ese año el índice había arrojado una suba de uno por ciento, motivando la “intervención” del Indec. Al mes siguiente, en medio de la crisis desatada tras el desplazamiento de la directora del Indice de Precios al Consumo, Graciela Bevacqua, el índice dio 1,1 por ciento y después nunca se volvió a un dígito hasta ahora. Un amplio abanico de sectores, que abarcaba desde consultoras de mercado hasta miembros del Plan Fénix, denunció entonces una supuesta manipulación de las estadísticas para subestimar la variación del costo de vida. Ahora también dicen que las estadísticas oficiales están subestimadas, pero el índice oficial es cada vez más alto.

[email protected]

Compartir: 

Twitter
 

La inflación de enero duplicó la cifra registrada en igual período de 2009.
Imagen: Rafael Yohai
 
ECONOMíA
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.