ECONOMIA › LA MINISTRA DE INDUSTRIA, DEBORA GIORGI, SE REUNIO CON DIRIGENTES DE LA ENTIDAD EMPRESARIA

En la UIA, seduciendo al capital

Se analizó el financiamiento a la industria y la “histórica” demanda de la ley pyme, que beneficia la reinversión de utilidades. La ministra aseguró que la utilización de reservas puede ayudar a concretar ambas medidas.

El Gobierno continúa con la estrategia de seducir al empresariado local y generar confianza en la recuperación económica, en medio de las fuertes pujas políticas en torno del pago de deuda con reservas. Al encuentro de hace unas semanas entre la presidenta Cristina Fernández, buena parte de su gabinete y los empresarios locales más importantes se le sumó ayer la reunión entre la ministra de Industria y Turismo, Débora Giorgi, y la cúpula de la Unión Industrial Argentina. Durante el encuentro, reclamaron mejorar el sistema de financiamiento a la industria y avanzar sobre la ley de reinversión de utilidades. “Este es un gobierno que apoya la industria”, enfatizó Giorgi, y anunció financiamiento vía Anses por 300 millones de pesos al sector automotor.

El convite tuvo lugar en la sede de la UIA, donde Giorgi se desempeñó como economista hasta fines de 2005. La funcionaria fue invitada por Héctor Méndez, titular de la entidad, que estuvo acompañado por Miguel Acevedo (Aceitera Deheza), Cristiano Ratazzi (FIAT), José Luis Basso (autopartes) y Alberto Sellaro (cámara del calzado), entre muchos otros. La funcionaria fue al encuentro junto a todo su gabinete. “Tiene un voto de confianza, es muy respetada y valorada en el empresariado”, afirmó a Página/12 Sellaro.

Los dos temas que se analizaron en la reunión en calidad de pendientes fueron el financiamiento a la industria y la “histórica” demanda de la ley pyme, que beneficia la reinversión de utilidades. En ambos casos, la ministra hizo su exposición tejiendo lazos con la complicada coyuntura política, argumentando que la utilización de reservas para pagar deuda pública –que busca desactivar la oposición– puede mejorar el panorama. Funcionarios y empresarios coincidieron en augurar un crecimiento industrial de entre un 5 y un 7 por ciento para 2010.

Al igual que en la reunión con Cristina, los empresarios resaltaron la falta de financiamiento dirigido a la actividad productiva, con críticas a la banca privada incluidas. Según trascendió, se mostraron contentos con Marcó del Pont al frente de la autoridad monetaria. Giorgi recordó que el lanzamiento del retrasado canje a los holdouts y el pago de deuda con reservas también permitirá relajar las condiciones financieras externas para las empresas, a partir de una baja en la tasa de interés.

Por otro lado, los industriales buscan presionar para que la ley pyme pueda avanzar. Supone la devolución del impuesto a las Ganancias a partir de la reinversión de utilidades. “Débora no los desalentó”, apuntaron cerca de Giorgi y remarcaron que la funcionaria viene trabajando en el tema hace tiempo, pero, como afecta partidas de la recaudación, requiere la vinculación interministerial. Sin desaprovechar la oportunidad, Giorgi les recordó a los empresarios que “la manta es corta” y los recursos fiscales tienen un techo, límite que se desplazaría en el caso de poder disponer de las reservas para pagar los vencimientos de deuda, liberando recursos internos.

A su vez, durante el encuentro Giorgi anunció que a través de la Anses se lanzará una línea de financiamiento de 300 millones de pesos para incentivar a las terminales automotrices a que incorporen autopartes producidas a nivel local. En paralelo, pretende el apoyo al sector autopartista para la inversión en capital de trabajo.

Los empresarios también resaltaron la importancia de mejorar el alcance de la ley de promoción industrial (LPI), de manera que las pymes puedan acceder de forma más fácil. “La LPI es un instrumento que les gusta”, dijeron desde Industria a este diario. El nuevo llamado a la ley saldría durante este mes, y Giorgi buscará relajar los requerimientos formales para las pequeñas y medianas empresas, que también tendrán beneficios exclusivos, según adelantó.

Además, elogiaron la política de licencias no automáticas de importación, por la cual Industria controla las importaciones en diversos sectores industriales. En paralelo con las licencias, se está llevando adelante un proceso de integración sectorial con Brasil, a cuyas reuniones bilaterales fue invitada formalmente la UIA.

Informe: Javier Lewkowicz.

Compartir: 

Twitter
 

La ministra Giorgi en la cabecera de la mesa junto a Héctor Méndez. Atrás observa Rattazzi.
 
ECONOMIA
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2017 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.

Logo de Gigared