ECONOMíA › LA MESA DE ENLACE SE JUNTó Y RECLAMó POR EL TRIGO

Diferencias visibles, pero sin romper

En un esfuerzo por mostrarse unida, pero sin ocultar las diferencias, la Mesa de Enlace reclamó ayer al Gobierno mayores niveles de competencia en la comercialización de trigo y maíz y la apertura de las exportaciones sin cupos. Las entidades ruralistas no harán medidas de fuerza, sino que anunciaron “un plan de acción” que contemplará reuniones con los gobernadores y funcionarios. La totalidad de los integrantes de la Mesa de Enlace se reunieron en la sede de Coninagro por primera vez en varias semanas, luego de que sonara con fuerza la posibilidad de una ruptura entre sus integrantes. El titular de Federación Agraria (FAA), Eduardo Buzzi, que fue quien confirmó sus desacuerdos con la Sociedad Rural y Confederaciones Rurales Argentinas, estuvo presente en el encuentro de ayer y en la conferencia de prensa posterior.

“No es ninguna novedad que hay diferencias, pero de ninguna manera hay ruptura”, contestó Buzzi, quien se presentó acompañado por los presidentes de la Sociedad Rural, Hugo Biolcati; de Coninagro, Carlos Garetto, y de CRA, Mario Llambías. “El productor quiere que actuemos juntos y hay motivos para encarar acciones conjuntas”, explicó Buzzi, tras dos meses de no participar de los encuentros de la Mesa.

El titular de Federación Agraria responsabilizó al secretario de Comercio Interior, Guillermo Moreno, por los resultados que arrojó la política exportadora de cereales y carne. Pero marcó diferencias con los elogios que, en otras oportunidades, le dedicó al titular de Agricultura, Julián Domínguez. Sin embargo, Buzzi centró su ataque en los exportadores. “Por cuarta o quinta vez en la cosecha de trigo, el productor es víctima de transferencias fuertes. Se recibe 60 centavos por tonelada, y con lo que se le arrebata al productor se le podría dar pan gratis a todo el país”, aseguró. Según argumentó, el sector deja de ganar 1600 millones de dólares, que se transfieren de los productores a los grandes exportadores de granos. “Es importante que se entienda que no somos responsables de lo que le pasa a la gente ni de la inflación”, agregó.

Biolcati indicó que “con la competencia en la venta de granos se permite que se pague el precio internacional. Actualmente nos están esquilando y cazando (a los productores) como animales en el zoológico”. “Esto es lo que sucede cuando no hay competencia”, afirmó el titular de la Sociedad Rural, desde un enfoque diferente.

Las quejas de los ruralistas también alcanzaron al tema de las carnes. Llambías fue el encargado de presentar la postura de la Mesa en el tema. Sostuvo que hay preocupación en el sector por la sensible baja en la faena: este año apenas alcanzará a 10,5 millones de cabezas, frente a las 14,2 millones registradas en 2009. Ante esta situación, Llambías adelantó que, como “este año disminuirá la producción de carne”, solicitará a las autoridades “pagar en cuotas los impuestos correspondientes, para absorber la falta de ingresos que se produce por la merma de animales”.

Cuando el clima que imponía Llambías parecía ir caldeándose, Buzzi lo interrumpió para insistir en que no habría medidas de fuerza, sino “un plan de acción de gestiones: iniciaremos un plan que contempla reuniones con los gobernadores y pedido de audiencias con autoridades provinciales y nacionales para buscar soluciones a los problemas que afectan al sector, especialmente en el tema del trigo”.

Compartir: 

Twitter
 

 
ECONOMíA
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.