ECONOMíA › LAS ENTIDADES SE REúNEN MAñANA Y ADVIERTEN SOBRE POSIBLES MEDIDAS DE FUERZA

La Mesa de Enlace amenaza por el trigo

La queja de los productores apunta contra exportadores y molinos, pero alcanza al Gobierno. También presionan por ayuda estatal ante un escenario de incipiente sequía.

 Por Sebastián Premici

Las cuatro entidades agropecuarias –CRA, Sociedad Rural, Federación Agraria y Coninagro– nucleadas en la Mesa de Enlace volverán a reunirse mañana para analizar si toman medidas de fuerza relacionadas con la situación del trigo. Los ruralistas cuestionan que los exportadores y los molinos no están pagando el precio pleno del cereal y denuncian la cartelización del sector. Frente a este diagnóstico, las entidades intentarán limar sus asperezas para alcanzar una medida de acción común. Por su parte, Confederaciones Rurales estaría más cerca de avanzar en un nuevo lockout granario, mientras que desde FAA propondrán acciones más puntuales, como “la toma de molinos o puertos”, según indicó a Página/12 uno de sus vicepresidentes, Omar Barcheta.

A este clima de creciente malestar se sumó en las últimas semanas la falta de lluvias en varias regiones de la pampa húmeda, sobre todo en la provincia de Buenos Aires. Los ruralistas presionarán al gobierno nacional y al provincial para que se declare la emergencia agropecuaria. Sin embargo, desde el Ministerio de Agricultura informaron que habría que esperar a las “lluvias de esta semana para hacer una correcta evaluación” del fenómeno climático.

Las estimaciones de la cosecha de trigo para la actual campaña continúan, a pesar de las dificultades climáticas, en el umbral de los 14 millones de toneladas, es decir un 80 por ciento más que el ciclo anterior. El conflicto de fondo radica en que los exportadores y los molinos están comprando los granos por debajo del valor de referencia que informa el Ministerio de Agricultura, es decir el FAS teórico (precio internacional menos retenciones). Incluso, esta situación es reconocida por el propio ministro del área, Julián Domínguez.

“Estamos molestos con el puñado de firmas privadas que controla la comercialización del cereal, que vienen pisando el precio que percibimos los chacareros hace cinco campañas. Pero además, hay malestar con el gobierno nacional, que sigue habilitando estas maniobras, que perjudican por igual a los consumidores. Ya se está agotando la etapa de denuncia, y es probable que esta semana la Mesa de Enlace defina un plan de acción, que puede incluir nuevas protestas”, amenazó Eduardo Buzzi, titular de FAA, luego de una reunión del Comité de Acción Gremial de la entidad, realizado en Rosario.

Ante este contexto, las cuatro entidades se reunirán mañana en la sede porteña de CRA para mostrar una postura común frente a este conflicto, aunque por lo bajo continúen las diferencias de criterio. Por ejemplo, para Confederaciones Rurales y la Sociedad Rural la única manera de resolver esta situación sería a partir de una apertura total de las exportaciones y la retirada del Estado como regulador del sector. Sin embargo, desde FAA insisten en la intervención estatal y reclaman mayor celeridad en el cumplimiento de algunos anuncios.

“Hoy el FAS teórico está cerca de los 87 dólares, mientras que los productores reciben entre 60 y 67 dólares. Queremos que se concreten algunas de las medidas que nos prometieron, como una mayor apertura de las exportaciones o los créditos para que los pequeños productores puedan retener su cosecha hasta que estén las condiciones para venderla. Si no tenemos ninguna señal, vamos a iniciar una medida de fuerza”, manifestó a este diario Barcheta y agregó que FAA se opone a un cese de comercialización, como propondrían CRA y la Sociedad Rural.

Otro de los temas que serán abordados en la reunión de mañana tiene que ver con la sequía que está afectando a la zona núcleo de la pampa húmeda. Esta situación podría complicar, en principio, las cosechas de maíz y soja, donde ya se sembró más del 80 por ciento de la superficie. “En estos días la lluvia es lo que más preocupa al productor, y debería preocupar también al gobierno nacional, porque no tiene previsto nada para paliar la situación”, señaló el diputado provincial por Unión PRO y hombre de Carbap Jorge Srodek.

Si bien las diferencias dentro de la Mesa de Enlace abundan, los ruralistas podrían encontrar en la sequía un tema en común para limar sus asperezas. “Exigimos al gobierno nacional y provincial que actúen para ayudar a los productores. De lo contrario, quedará claro que tenemos Estados que son socios en las ganancias, pero en las pérdidas no nos ayudan ni nos apuntalan en nada. Sería conveniente decretar un diferimento en los pagos de los tributos que van a vencer”, indicó Guillermo Giannasi (FAA).

Sin embargo, desde el Gobierno optaron por ser más prudentes. Ayer estuvieron reunidos funcionarios de la cartera de Agricultura con representantes del INTA para seguir de cerca la situación. “Mantendremos un monitoreo sobre las lluvias que están cayendo en el este de La Pampa y oeste de la provincia de Buenos Aires, para poder tener un panorama más claro de los rendimientos de la soja y el maíz”, afirmó Lorenzo Basso, secretario de Agricultura. A diferencia del año pasado, existen zonas de la provincia de Buenos Aires con buenos niveles de reservas hídricas.

Compartir: 

Twitter
 

En la Mesa de Enlace hay diferentes posiciones, pero un reclamo común.
Imagen: DyN
 
ECONOMíA
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2021 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.