ECONOMíA › EL MERVAL, EN SU MAYOR NIVEL HISTóRICO EN DóLARES Y CON EXPECTATIVA POSITIVA

Otro año de bonos y acciones

La euforia de 2010 se contagió a la primera jornada bursátil del nuevo año. El panel Merval, con composición ampliada, arrancó en suba, marcando una tendencia que los analistas confían en que se sostendrá a lo largo de 2011.

 Por Cristian Carrillo

La Bolsa porteña no da respiro. En la primera rueda del año, el promedio de las acciones líderes alcanzó un nuevo máximo en 3628 unidades, con una ganancia de casi 3 por ciento. El panel Merval, cuya composición se amplió a 17 empresas debido al buen desempeño de estas firmas durante la última parte del año pasado, superó incluso su record histórico si se lo mide nominalmente en dólares. De todos modos, el número debe ser deflactado por los precios estadounidenses para expresarlo en términos reales, teniendo en cuenta la pérdida de poder adquisitivo de la divisa. Analistas consultados coinciden en que la tendencia alcista se mantendrá este año tanto para los papeles privados como para los títulos públicos.

Los cupones atados a la marcha de la economía volvieron a lucirse, con una suba de 4,6 por ciento. Estos fueron la vedette de 2010, tras acumular un margen positivo del 220 por ciento. El dólar, sin cambios, se volvió a ofrecer a 4,01 pesos. Los bonos y las acciones sobresalieron en 2010 como las mejores alternativas de inversión. Mientras los títulos permitieron hasta triplicar el capital, el Merval avanzó un 50 por ciento, la mayor suba entre los emergentes, junto con Tailandia (50%) y seguido por Chile (45%).

Dentro del panel hubo acciones que treparon por encima de 200 por ciento, como Celulosa y Grimoldi. Lo mismo sucedió con papeles bancarios y del sector servicios, lo que impulsó una ampliación del índice. De hecho, el Grupo Galicia, que cerró 2010 con una ganancia de 180 por ciento, ganó participación en el índice. La nueva composición hizo su debut ayer con una importante diferencia, liderada por las nuevas incorporaciones: Molinos (8,6%) y Ledesma (7,4%).

La suba colocó entonces al Merval en un nuevo máximo, a 3628 unidades. El indicador, medido en dólares y tomando un tipo de cambio de 4 pesos, se ubica en 907, por encima de la marca histórica registrada el 1º de junio de 1992. Sin embargo, para hacer una comparación precisa es necesario apartarse de esa fórmula lineal y tomar en cuenta otras variables. “Principalmente debe recordarse que la composición cambió mucho en estos años. En los ’90, la suba estuvo muy asociada a los precios de las privatizadas”, explicó a este diario el economista Miguel Bein.

Además debe tenerse en cuenta la pérdida de poder adquisitivo del dólar en el mundo. Por ejemplo, cuando se compara el precio de los commodities –por caso, el petróleo o el oro– y se habla de máximos, no se hace mención a la depreciación de la divisa estadounidense. “Una vez pasado a dólares, el índice debe ser ajustado por la inflación que mantuvo Estados Unidos en los últimos 18 años”, explicó Bein. Según el especialista, la suba de precios fue de 50 por ciento, con lo cual el Merval está en un 66 por ciento del valor máximo –en términos reales– de la cifra de 1992.

La expectativa para 2011 es que continúe la tendencia alcista. “Para las economías emergentes, el panorama es mucho más optimista, ya que han podido recuperarse más rápidamente de la crisis de 2008 en base a mercados domésticos muy sólidos y saludables condiciones de las cuentas externas”, señaló Diego Martínez Burzaco, analista de Puente.

En ese contexto, las recomendaciones para el país siguen estando del lado de los bonos. En este caso, el motor de la mejora continúa siendo el resultado del canje de deuda cerrado el año pasado, mientras que el arreglo con el Club de París podría dar un impulso adicional. Durante la jornada sobresalieron los cupones de PIB, ante la expectativa de que este año la actividad económica apuntale nuevamente a estos papeles. El Boden 2014 terminó 4,7 por ciento arriba y el Descuento en pesos acompañó con un salto del 2,7 por ciento. Con esos guarismos, el riesgo país retrocedió a 480 puntos.

En la vereda de enfrente se ubican el dólar y los plazos fijos. No fueron efectivos el año pasado y no lo serán en éste, según los especialistas consultados. En la plaza cambiaria, la divisa estadounidense operó sin sobresaltos bajo la guía del Banco Central. Ayer tuvo una posición compradora, no obstante realizó pagos de obligaciones y las reservas cayeron a 52.202 millones. Esa tranquilidad se reflejó en las pizarras del microcentro, donde la divisa se mantuvo en 4,01 pesos.

Compartir: 

Twitter
 

Con la suba del 3 por ciento en el arranque del año, el Merval superó su anterior máximo en dólares.
Imagen: Télam
 
ECONOMíA
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2021 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.