ECONOMíA › LA AUTORIDAD MONETARIA FORZO UNA BAJA DE LA DIVISA A 4,23 PESOS AL PUBLICO

El Central ganó un round con el dólar

La agresiva estrategia de intervención del Banco Central neutralizó maniobras especulativas en el mercado de cambios. Bancos y empresas pasaron de demandar dólares en las últimas semanas a desarmar posiciones ayer. El real, en cambio, se siguió devaluando.

 Por Cristian Carrillo

La cotización del dólar al público cayó ayer un centavo, a 4,23 pesos para la venta. Es la primera vez desde principios de enero de este año que la divisa se ajusta a la baja. Esto respondió a la estrategia implementada por el Banco Central, que derivó en una significativa caída en el precio del dólar mayorista. La autoridad monetaria incluso debió ayer absorber billetes verdes para evitar una nueva baja en el mayorista. En esa tarea fue asistido por el Banco Nación. El stock de reservas mejoró en 65 millones de dólares y quedó en 49.261 millones. Los interrogantes siguen del lado brasileño, donde el real volvió a depreciarse frente al dólar. La divisa estadounidense finalizó en 1,865 real, con un alza de 4,3 por ciento, el valor más alto de los últimos 15 meses.

Luego de varias semanas de fuerte demanda privada de dólares, el mercado mostró una mayor presencia de ofertas. De hecho, los mismos bancos –ya sea por orden de sus casas matrices o de sus clientes– fueron los que se pusieron del otro lado del mostrador, volcando un volumen importante de dólares. Esto llevó a que el Central, que en lo que va del mes sufrió una sangría de reservas del orden de los mil millones, recuperara divisas en su cartera. Fuentes del mercado cambiario estiman que entre el Central y el Nación compraron unos 100 millones. Este cambio de tendencia tuvo que ver con el freno que le puso la autoridad monetaria el martes. A su vez, los responsables de mesas de cambio insisten en que los dólares, que hoy salen del mercado, volverán en octubre a la plaza. “Vuelven a la economía, ya sea desde la compra de autos o inmuebles hasta la de acciones y bonos, porque todavía el país sigue siendo rentable”, opinó ante Página/12 el responsable de una mesa de cambios de la city.

Durante la rueda anterior el organismo monetario cambió su estrategia de intervención, focalizándose en la operatoria de contratos de futuros de la divisa. Esto permitió dar cobertura a los bancos sobre oscilaciones del dólar, pero sin la necesidad de mantener la moneda en cartera. Ese no fue el único objetivo: la autoridad monetaria buscó también desincentivar la demanda especulativa. Lo hizo a partir de vender los contratos a futuro y recomprarlos sobre el cierre de la rueda a un valor inferior, que en el caso de ayer fue de 1,5 centavo, a 4,19 pesos. Lo que se exhibió ayer en agencias y bancos del microcentro porteño fue un reflejo de la baja del mayorista. “Siempre ajustan rápido al alza, y a la baja los bancos son más renuentes. Pero, a partir de la caída de ayer (por el martes), no había muchas opciones”, agregó otro operador consultado por este diario.

La caída del dólar ante el peso se dio en momentos en que en Brasil se profundizó la devaluación del real. Esto incomoda a los empresarios argentinos, quienes reclaman mayor devaluación para evitar una pérdida de competitividad. Según explicó días atrás el viceministro de Economía, Roberto Feletti, una devaluación del peso superior a la actual erosionaría el poder adquisitivo de los salarios. El dólar en Brasil subió en 13 de las últimas 14 sesiones en lo que va de septiembre, y acumula una apreciación de 16,6 por ciento contra los valores vigentes a fines de agosto.

Compartir: 

Twitter
 

Por primera vez en el año, el precio del dólar ajustó a la baja. Cerró al público a 4,23 pesos.
Imagen: Micaela Gualtieri
 
ECONOMíA
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.