EL MUNDO › NORA FERNANDEZ ESPINO, ACTIVISTA HUMANITARIA

“Lo de Obama fue provocador”

 Por Adrián Pérez

Nora Fernández Espino repartió su vida entre Uruguay, Argentina, Europa y Medio Oriente por amor a Palestina. Comenzó a interesarse en la lucha de ese pueblo hace veinte años. Hoy colabora con la Fundación de Ayuda Humanitaria (IHH), dueña del barco Mavi Marmara, atacado brutalmente el año pasado por comandos del ejército israelí. A veinticuatro horas de que Mahmud Abbas presente un pedido formal ante el Consejo de Seguridad de la ONU para que se reconozca la soberanía del Estado palestino, la activista sostiene que las cartas están echadas sobre la mesa como nunca. Desde Londres y en diálogo telefónico con Página/12, señala además que durante la apertura de la Asamblea General de la ONU el presidente norteamericano, Barack Obama, buscó la manera de dar un discurso provocador desde un lugar hipócrita. “Obama dice que los palestinos serán libres sólo si vuelven al diálogo. Pero todos sabemos que eso será bajo las condiciones que imponga Israel. Mientras tanto, miles de colonos ocupan territorios palestinos. ¿Eso quiere decir que su frontera tiene que correrse hasta que toda Palestina esté bajo su dominio?”, pregunta la activista, que en octubre y noviembre pasó por Libia intentando ingresar a Egipto y desde allí entrar a Gaza. Su trabajo en la Franja se relaciona con el envío de ayuda humanitaria. “Palestina necesita recuperar su libertad, dignidad y autodeterminación como pueblo”, sostiene.

Fernández Espino señala, a su vez, que uno de los argumentos del sionismo para invisibilizar a los palestinos y negar su soberanía es afirmar que no tienen nada que hacer en Cisjordania cuando, por el contrario, han vivido allí históricamente. Por esto, y desde hace años, su obsesión pasa por lograr un acercamiento entre esas reivindicaciones y gente que no solamente pueda mostrar el resultado de los bombardeos y los muertos, sino también difundir la cultura e historia de los palestinos. Con este fin, la activista uruguaya presentó un proyecto en la Universidad Madres de Plaza de Mayo para visibilizar esa idiosincrasia.

“En Argentina la gente sabe que existe algo que se llama Palestina, pero no sabe qué es lo que está pasando ahí.” La iniciativa fue presentada a través de la Federación de Entidades Argentino Palestinas para organizar un intercambio académico con la Universidad Islámica y la Universidad Al Aqsa, donde se forman los artistas plásticos de Gaza. El proyecto comenzó con la intención de que algunos estudiantes pudiesen viajar a estudiar cine documental a Buenos Aires. Hace más de cuatro años que nada contra la corriente de la burocracia; busca una visa que les permita a los estudiantes salir de Gaza.

Y como a los árabes les gusta el fútbol y “en Gaza aman a Messi”, la Agencia Islámica de noticias de Argentina organizó una campaña y le envió 60 camisetas de la Selección Argentina de fútbol. Fernández Espino señala que después del ataque al barco Mavi Marmara, la Fundación de Ayuda Humanitaria (IHH) recibió 300 mil solicitudes de interesados en participar del siguiente viaje a Gaza. Si bien está formando una nueva flotilla, todavía no hay fecha de salida. Fernández Espino piensa regresar en noviembre con Viva Palestina u otro de los convoyes que partirán rumbo a Gaza.

Compartir: 

Twitter
 

 
EL MUNDO
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.