EL MUNDO › RESIDENTES QUE APEDREAN A LOS INMIGRANTES

Represión policial en Lampedusa

 Por Michael Day *

Desde Milán

La isla italiana de Lampedusa, adonde 50 mil inmigrantes han llegado este año después de los levantamientos políticos en el norte de Africa, cayó en el caos ayer cuando cientos de inmigrantes se enfrentaron violentamente con la policía y los residentes. La tensión surgió primero el martes a la noche cuando detenidos tunecinos incendiaron el centro de detención de la pequeña isla mediterránea en protesta por los planes para repatriarlos. Los serios enfrentamientos se iniciaron ayer, cuando unos 50 residentes apedrearon a un gran grupo de tunecinos después de que los inmigrantes hubieran amenazado con hacer explotar botes a gas al lado de una gasolinera en el puerto.

Unos 1200 inmigrantes fueron reubicados en campos de deportes donde tuvieron lugar más choques. La policía antimotín, con escudos y bastones los arrió hacia un rincón de una terraza en alto y los golpeó, obligando a muchos a tirarse desde unos tres metros a un patio para escapar a los golpes, según informó la televisión italiana. Los enojados residentes de Lampedusa rodearon la alcaldía, llamando al alcalde, Bernardino De Rubeis, para que tome una línea más dura contra los refugiados. La población local de 5000 habitantes ha sido a menudo superada en número por los inmigrantes.

El alcalde replicó diciendo: “Tengo que defenderme y estoy listo para hacerlo”, antes de sacar un bate de béisbol del cajón de su escritorio en su oficina y mostrarlo a los periodistas. “Es como una zona de guerra”, añadió, llamando al Estado “para que envíe helicópteros y barcos inmediatamente para evacuar a los tunecinos”.

El gobierno italiano dejó en claro que cree que la mayoría de los tunecinos son emigrantes económicos y quiere repatriarlos a la fuerza. El diario Corriere della Sera citó al ministro del Interior, Roberto Maroni, quien ha señalado: “Dentro de las próximas 48 horas todos los inmigrantes en Lampedusa serán transferidos desde la isla y luego repatriados”.

La agencia para refugiados de las Naciones Unidas advirtió la semana pasada que la situación en Lampedusa se estaba deteriorando a causa de la prolongada detención de los tunecinos y la gente que huía de Libia aun sin ninguna medida para determinar si podrían calificar para solicitar asilo. La ONU instó al gobierno italiano a que apure la transferencia de refugiados desde Lampedusa a centros más permanentes. Se dijo que se estaban hiriendo entre sí y realizando protestas.

Hasta el reciente influjo masivo de norafricanos, Lampedusa era una tranquila comunidad que vivía de la pesca y el turismo de verano. El continuo flujo de llegadas y el efecto catastrófico que esto ha tenido en el turismo provocaron la irritación de la gente.

* De The Independent de Gran Bretaña. Especial para Página/12.
Traducción: Celita Doyhambéhère.

Compartir: 

Twitter
 

 
EL MUNDO
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.