ECONOMíA › REACCIONES DISPARES EN LA OPOSICION ANTE LA PRESENTACION DE BOUDOU

De la intransigencia al diálogo

La Coalición Cívica se mostró más inflexible, mientras que Hermes Binner llamó al Ejecutivo a consensuar el Presupuesto. Los peronistas disidentes y el radicalismo dijeron estar abiertos al debate. El PRO manifestó algunas reservas.

Los diputados opositores Claudio Lozano, Miguel Giubergia y Ricardo Cuccovillo, Alfonso Prat Gay y Paula Bertol.
Imagen: Rolando Andrade & DyN.

La reacción de los bloques opositores ante la presentación del Presupuesto que hizo el ministro de Economía, Amado Boudou, ante la Cámara de Diputados, osciló entre una posición más intransigente por parte de la Coalición Cívica y un llamado al diálogo por parte del Frente Amplio Progresista, manifestado por el candidato a presidente por ese espacio, Hermes Binner. Si bien la postura mayoritaria es dar quórum para que se lleve adelante el debate, hay matices, incluso dentro de cada bloque, acerca de los límites de la negociación y los puntos a discutir. En la próxima semana se reunirá la Comisión de Presupuesto y, según cómo avance la negociación y de acuerdo con los cálculos del FpV, el proyecto podría llegar al recinto a mediados de noviembre.

El diputado de la CC Alfonso Prat Gay adelantó la posición de su bloque en lo que se refiere a la sanción del Presupuesto para el 2012: “Mantenemos la misma actitud del año pasado”, sintetizó. Si bien la bancada liderada por Elisa Carrió está integrada sólo por 18 diputados, el año pasado logró encabezar la postura opositora, que votó un dictamen de minoría entre denuncias de Carrió de un supuesto pago de coimas a diputados por parte del Gobierno. En aquel proyecto, los principales puntos de divergencia fueron las proyecciones macroeconómicas, el uso de reservas para el pago de deuda y la sanción del 82 por ciento móvil.

A diferencia de su compañero de banca, el diputado y candidato a vicepresidente por la CC, Adrián Pérez, se atajó en cuanto a la postura del bloque y dijo que resolverán en los próximos días si van a dar quórum o no al tratamiento del Presupuesto en el recinto. Además, cuestionó los cálculos del Ejecutivo de inflación, recaudación y gastos.

“La discusión del Presupuesto es una buena ocasión para un debate serio sobre la marcha real del país, sus oportunidades y sus trabas”. Con esas palabras, y desde una perspectiva más conciliadora, el candidato a presidente por el FAP, Hermes Binner, llamó al Ejecutivo a consensuar el Presupuesto. “Esperemos que todos asumamos nuestras responsabilidades y el país tenga Presupuesto”, afirmó. Más allá de los guiños al kirchnerismo, el diputado criticó la coparticipación federal. Luego de considerar que el Presupuesto debería incluir la “deuda de Nación con las provincias”, Binner se quejó por la situación de Santa Fe: “El Presupuesto es el funcionamiento o no del federalismo. A Santa Fe se le deben 8 mil millones de pesos. Somos los más discriminados”, dijo.

En una sintonía menos negociadora se expresó el integrante del FAP Claudio Lozano, quien criticó fuertemente las proyecciones económicas: “El ministro Boudou nos contó a los diputados que los argentinos vivimos en Disneylandia”, disparó. Además, consideró que el gasto social contemplado en el proyecto evoluciona por debajo de la inflación. “No estamos de acuerdo en términos sociales ni económicos”, afirmó, y se pronunció en contra del pago de deuda al Club de París, el subsidio a “las principales empresas” y la falta de regulación en la inversión.

Desde la UCR, que cuenta con 43 diputados, el vicepresidente de la Comisión de Presupuesto, Miguel Giubergia, adelantó: “No tenemos intenciones de dejar al país sin Presupuesto”. Sin embargo, el radical criticó las proyecciones macroeconómicas previstas en el proyecto, al considerar que “no se condicen con la realidad”.

El Peronismo Federal se mostró proclive a la negociación. El diputado Gustavo Ferrari se expresó a favor del debate en el recinto aunque criticó el cálculo oficial de la inflación: “En términos generales, el proyecto de este año es más realista que el del año pasado, aunque con una clara inconsistencia en el tema de la inflación. Otra vez, la estimación no tiene nada que ver con la cifra real”, dijo. Ferrari aseguró estar dispuesto a discutir el Presupuesto “haciéndolo sobre la base del Ejecutivo”, es decir, sin presentar un proyecto alternativo, aunque advirtió: “Espero que abran el diálogo y no digan que hay que aprobarlo a libro cerrado”. Además, el diputado se quejó del aumento en los programas sociales: “El incremento del gasto social, lo cual siempre suena bueno, contradice la idea de que nos va cada vez mejor”, remarcó.

En el mismo sentido se expresó Marcelo López Arias, también integrante del Peronismo Federal: “Hay que dar quórum, votar en general, discutir en particular y no llevar un proyecto alternativo porque se corre el riesgo de que ninguno tenga mayoría”, afirmó.

Los diputados del PRO mostraron sus reservas ante la discusión del Presupuesto: “La presentación de Boudou sonó más a campaña y a reto que a información detallada. Prometió dar el debate que haga falta. Esperamos que cumpla”, afirmó la diputada Paula Bertol.

Informe: Sol Prieto.

Compartir: 

Twitter
 

 
ECONOMíA
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.