ECONOMIA › LA CNDC COMIENZA EL MONITOREO DE LAS PETROLERAS POR EL GASOIL

Evitar las avivadas a granel

La Comisión Nacional de Defensa de la Competencia (CNDC) iniciará hoy un monitoreo y control en las distintas estaciones de servicios de las empresas YPF, Shell, Esso, Petrobras y Oil Combustibles, con el objetivo de determinar si están vendiendo el gasoil a granel más caro que al público en general. Esto se desprende de la última resolución de la Secretaría de Comercio, a cargo de Guillermo Moreno, que instó a las compañías a respetar los acuerdos de precios fijados por esa cartera.

El Ejecutivo denunció hace dos semanas que estas compañías estaban cobrando sobreprecios en la venta mayorista de este combustible, denuncia que fue retomada por la presidenta Cristina Fernández de Kirchner durante su primer discurso luego de su convalecencia. Ayer, los representantes de la empresa Shell estuvieron reunidos con las autoridades de la CNDC, quienes ratificaron que “ellos no vendían con sobreprecios”.

El procedimiento de la CNDC comenzará en Capital Federal, Córdoba, Rosario, Mar del Plata, Tucumán, Resistencia, Mendoza, Neuquén y Comodoro Rivadavia, y se extenderá hasta cubrir todo el país. El jueves pasado, la Secretaría de Comercio Interior publicó una resolución en la que instó a las compañías en cuestión a “suministrar el gasoil (cualquiera sea su denominación comercial) en condiciones no discriminatorias”. “A fin de evitar discriminación alguna, las firmas petroleras deberán mantener la modalidad logística actual de entrega de combustible a las empresas de transporte público automotor de pasajeros; deberán suministrar, al menos, el mismo volumen de combustible que suministran al momento de la notificación de la presente resolución”, puede leerse en la comunicación oficial.

El esquema que aplican las petroleras para vender gasoil a granel implica que primero las empresas transportistas depositan el dinero correspondiente a la compra que efectuarán, luego hacen el pedido en la empresa y ésta, finalmente, envía el combustible entre 48 a 72 horas después del depósito de dinero. “Por lo tanto el monitoreo se hará sobre todo el universo, comenzando por los contratos peticionados desde el 27 de enero próximo pasado en adelante”, sostuvo en un comunicado la CNDC.

Para lograr su cometido, el organismo ya estuvo reunido con las petroleras involucradas en la denuncia. Ayer fue el turno de Shell. La compañía anglo-holandesa ratificó ante las autoridades nacionales que “no cobra sobreprecios” en sus combustibles.

En caso de que la CNDC constate el incumplimiento de la medida preventiva de la Secretaría de Comercio Interior, “la autoridad competente puede imponer una multa de hasta un millón de pesos diarios a cada compañía hasta el efectivo cumplimiento según lo dispone la ley de Defensa de la Competencia”, informó el organismo.

Todo comenzó cuando el 11 de enero último, la Secretaría de Transporte denunció ante la CNDC a las petroleras por la “existencia de un diferencial de precios entre el gasoil”, y por “la imposición de pagos adelantados y la falta de certeza sobre el cumplimiento del suministro”. La denuncia quedó ratificada durante una conferencia de prensa encabezada por el vicepresidente Amado Boudou y el ministro de Planificación, Julio De Vido.

Pero la denuncia oficial sobre posible “discriminación” en el cobro de combustible y posible cartelización del mercado fue más allá, al punto de que comenzó a discutirse la integridad del mercado de hidrocarburos. Antes del primer discurso de la Presidenta luego de su licencia, De Vido estuvo reunido con los gobernadores de las provincias petroleras para hablar del papel de las empresas del sector en cada jurisdicción. De esa reunión surgió la reactivación de la organización que agrupa a estas provincias, la Ofephi, a través de la cual se instó a las petroleras que operan en el país a la firma de un pacto federal que las comprometa a aumentar las inversiones y la producción.

En su edición del domingo pasado, este diario informó sobre el debate abierto entre los funcionarios y especialistas tras el choque entre Gobierno y petroleras expuesto por la Presidenta en su último discurso. Entre los caminos a explorar aparece la posibilidad de recuperar la empresa YPF, hoy en posesión de la española Repsol y el Grupo Petersen. En ese marco, las acciones de la ex petrolera del Estado cayeron ayer 10,63 por ciento. “El subsuelo es de los argentinos y está concesionado... Por lo tanto no se puede volver a la época del Virreinato, donde se llevaban todo y no dejaban nada”, advirtió Cristina Fernández de Kirchner durante su reaparición pública.

Compartir: 

Twitter
 

Representantes de Shell hicieron ayer su descargo ante la CNDC.
 
ECONOMIA
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2017 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.

Logo de Gigared