ECONOMíA › LAS CIFRAS EN QUE SE BASARON EL GOBIERNO Y LAS PROVINCIAS PARA RESPONSABILIZAR A YPF POR LA BAJA DE PRODUCCIóN Y RESERVAS

Las pruebas del declive

Los datos son de la Secretaría de Energía y muestran que la producción de la empresa cayó 30 por ciento en crudo y 35 por ciento en gas entre 2003 y 2011, con picos de casi 50 por ciento en algunas provincias. La caída de reservas fue del 30 y 50 por ciento, respectivamente.

 Por Fernando Krakowiak

El gobierno nacional y los gobernadores de las provincias productoras de hidrocarburos acordaron el jueves exigirles a las empresas petroleras mayores inversiones para tratar de lograr el autoabastecimiento energético. El documento incluyó una dura crítica a Repsol YPF, a la que se calificó como la “principal responsable global” del declive productivo que registró el país en los últimos diez años. De hecho, en el texto se afirma que, mientras la producción nacional de petróleo disminuyó un 18 por ciento y la de gas un 11 por ciento, en el caso de YPF la caída entre 2003 y 2011 fue de 30 y 35 por ciento, respectivamente. Página/12 accedió al informe de la Secretaría de Energía que sirvió de base para el documento. Los datos figuran desagregados por provincia y se puede ver que en algunas jurisdicciones la baja en la producción de la firma llega al 50 por ciento. Además, se incluyen cuadros que dan cuenta de la alarmante disminución de las reservas de la compañía entre 2004 y 2010, las de crudo cayeron 30 por ciento y las de gas casi un 50 por ciento.

Producción

En lo que respecta a la producción nacional de crudo de YPF, los datos de la Secretaría de Energía muestran que entre 2003 y 2011 disminuyó de 310.300 a 217.500 barriles diarios (-29,9 por ciento). El peor escenario se registra en Mendoza, donde cayó de 176.800 a 89.400 barriles (49,5 por ciento). El gobernador Francisco “Paco” Pérez fue uno de los mandatarios que el jueves firmó el acuerdo. “Vamos a proceder a la quita de concesión de todas las empresas que no cumplan con los requisitos”, declaró. En abril del año pasado, YPF logró extender por 10 años la concesión de 16 áreas en esa provincia. La prórroga abarcó el período 2017-2027. A cambio, la empresa se comprometió a invertir 4100 millones de dólares y a elevar un 3 por ciento el pago de regalías. Entonces el gobernador era Celso Jaque, pero el propio Paco Pérez era ministro de Infraestructura y tenía a su cargo el área de hidrocarburos. El contraste entre lo ocurrido el año pasado y la posición actual de Mendoza es un indicio de cómo pueden cambiar las exigencias de las provincias si negocian con la petrolera de manera conjunta.

Otra de las jurisdicciones donde YPF disminuyó fuerte su producción de crudo es en Salta, aunque en ese lugar los volúmenes son marginales respecto del total nacional. Entre 2003 y 2011 la cantidad de barriles diarios cayó de 4175 a 2235 (-46,5 por ciento). Más significativo es el aporte de la provincia en lo que respecta al gas. En ese caso la producción de YPF también disminuyó. En el mismo período, cayó de 5,1 a 2,7 millones de metros cúbicos diarios (-47 por ciento).

En Santa Cruz, la producción de crudo de YPF se mantuvo en torno de los 69.000 barriles diarios entre 2003 y 2010, pero el año pasado cayó a 53.000 barriles (-23,2 por ciento). El motivo central fueron los reiterados conflictos sindicales, que incluyeron toma y bloqueo de yacimientos. En lo que respecta al gas, la producción de YPF también cayó fuerte el año pasado (3,3 a 1,9 millón de metros cúbicos por día), pero los conflictos sindicales lo que hicieron fue agudizar la caída, pues entre 2003 y 2010 la producción de la firma había retrocedido de 4,2 a 3,3 millones de metros cúbicos diarios.

En Neuquén, la producción de crudo de YPF cayó apenas 0,7 por ciento entre 2003 y 2011 (de 34.750 a 34.500 barriles diarios), pero en gas disminuyó 40,6 por ciento (de 44,3 a 26,3 millones de metros cúbicos diarios).

Las provincias donde YPF incrementó la producción de crudo entre 2003 y 2011 fueron Tierra del Fuego (23 por ciento), Río Negro (17,8) y Chubut (45,1 por ciento), aunque la única de estas jurisdicciones con niveles de producción significativos es Chubut (23.500 barriles por día el año pasado). En gas, la producción de YPF creció en Chubut (37,8 por ciento, pero sobre un total muy bajo), en Río Negro (apenas 4,3 por ciento también sobre niveles escasos) y en Mendoza, donde trepó un 40,1 por ciento, aunque en este último caso la mejora se registró entre 2003 y 2008 y luego comenzó a caer lentamente.

En la reunión con los gobernadores, el ministro de Planificación, Julio De Vido, puso especial énfasis en la baja que se viene registrando en la producción y les remarcó a los mandatarios la necesidad de reclamar de manera unánime más inversiones, pues las regalías que cobran las provincias están ligadas directamente a los niveles de producción.

Reservas

La evolución de las reservas certificadas de YPF es otro de los puntos que preocupa al gobierno nacional y los gobernadores. Entre 2004 y 2010 cayeron de 929,8 a 642,7 millones de barriles en el caso del crudo (-30,9 por ciento) y de 207.184 a 104.773 millones de metros cúbicos en gas (-49,4 por ciento). Al ver la evolución año por año, lo que se destaca es la fuerte caída que registraron las reservas de la empresa en 2005. Ese año disminuyeron de 929,8 a 720,9 millones de barriles de crudo (-22,5 por ciento) y 207.184 a 145.002 millones de metros cúbicos de gas (-30 por ciento). Fuentes oficiales destacaron a este diario que esa caída fue porque en diciembre de 2005 Repsol realizó un ajuste a la baja de todas las reservas que poseía la compañía a nivel mundial por presión de la SEC, comisión que regula las acciones que cotizan en Estados Unidos. El organismo la obligó entonces a realizar una nueva certificación con una consultora independiente debido a una serie de denuncias que habían puesto en duda la veracidad de los datos ofrecidos. Repsol dejó de cotizar en la Bolsa de Nueva York en marzo del año pasado. La empresa informó entonces que seguiría utilizando las directrices y criterios del supervisor bursátil estadounidense al momento de publicar información sobre sus reservas probadas de crudo y gas, pero ya no está obligada a hacerlo.

Al analizar la evolución de las reservas de gas por provincia, se observa que la mayor caída se registró en Neuquén porque el ajuste más significativo realizado en 2005 fue en Loma La Lata. Ese año las reservas de gas que la firma posee en Neuquén bajaron de 155.648 a 98.823 millones de metros cúbicos, pero luego la sangría no se detuvo y en 2009 cayeron a 63.036 millones. En 2010 se registró la primera suba de la serie (treparon a 66.794 millones), pero aún están muy por debajo del registro que había en 1994. La Secretaría de Energía todavía no informó los datos correspondientes a 2011.

En Mendoza, Salta y Santa Cruz también hubo fuertes caídas en las reservas de gas que posee la empresa española entre 1994 y 2010. La baja más significativa fue en Mendoza (de 17.569 a 8501 millones de metros cúbicos, un 51,6 por ciento). En Salta retrocedieron de 20.063 a 10.282 millones (-48,8 por ciento) y en Santa Cruz de 12.019 a 10.445 millones (-13,1 por ciento). La contracara fueron las provincias de Chubut, Río Negro y Tierra del Fuego, aunque con valores muy lejanos a los de Neuquén. En la primera subieron de 633 a 723 millones (14,2 por ciento), en la segunda de 1008 a 4259 millones (322,5) y en la isla de 244 a 3762 millones (1441 por ciento).

En lo que respecta a las reservas de crudo, la mayor caída también fue en Mendoza. Allí disminuyeron de 447 a 229 millones de barriles (-48,7 por ciento). Algo similar ocurrió en Neuquén, donde bajaron de 136,4 a 81 millones (-40,6 por ciento), y en Santa Cruz, provincia en la que se retrajeron de 244 a 199 millones de barriles (18,5 por ciento). En Río Negro subieron de 25 a 53 millones (112 por ciento) y en el resto de las provincias se observa un comportamiento oscilante, pero con valores poco significativos en términos relativos.

De los datos de la Secretaría de Energía surge también que hasta 2010 las reservas probadas que aportó el descubrimiento de petróleo no convencional en Neuquén (shale oil) fueron de 23 millones de barriles, apenas el 3,6 por ciento de las reservas de YPF y el 0,9 por ciento del total de reservas probadas del país. En el caso del gas, las reservas probadas de shale en 2010 fueron de 1590 millones de metros cúbicos, el 1,5 por ciento de las reservas de YPF y el 0,3 por ciento de las reservas de gas nacionales. La compañía mejoró esos números en 2011 tal como quedó demostrado en la última certificación difundida, pero los valores siguen sin mover el amperímetro de las reservas totales.

[email protected]

Compartir: 

Twitter
 

Imagen: Alejandro Leiva
 
ECONOMíA
 indice
  • LAS CIFRAS EN QUE SE BASARON EL GOBIERNO Y LAS PROVINCIAS PARA RESPONSABILIZAR A YPF POR LA BAJA DE PRODUCCIóN Y RESERVAS
    Las pruebas del declive
    Por Fernando Krakowiak
  • OPINIóN
    Inflación y suba del salario
    Por Alfredo Zaiat

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.