ECONOMíA › SE RECUPERó EL SUPERáVIT, POR UNA FUERTE ALZA EN EXPORTACIONES Y EL FRENO A LAS IMPORTACIONES

Los controles elevaron el saldo comercial

No hubo reducción de importaciones, pero se frenó su expansión. En febrero las compras al exterior fueron semejantes a las de un año atrás, mientras que las ventas crecieron 14 por ciento. Se redujo fuertemente el déficit con Brasil.

El intercambio comercial dejó en el mes de febrero un superávit de 1341 millones de dólares, más del doble del saldo favorable obtenido en igual mes de 2011. Las exportaciones sumaron 6098 millones de dólares, un 13 por ciento más que en febrero del 2011, al tiempo que las importaciones retrocedieron uno por ciento en términos interanuales, para llegar a 4757 millones, según la información que brindó ayer el Indec. El freno al crecimiento de las compras externas estuvo vinculado tanto con la desaceleración de la economía como con la política comercial más restrictiva que despliega el gobierno nacional, a partir de la declaración jurada anticipada que los importadores tienen que presentar antes de realizar el pedido al exterior, documento que debe recibir el visto bueno oficial.

Las ventas al exterior estuvieron alentadas por un crecimiento del 14 por ciento en las cantidades, frente a precios que retrocedieron el uno por ciento. En el caso de las importaciones, los precios no tuvieron mayores variantes y la caída del uno por ciento refleja la menor cantidad de artículos adquiridos en el exterior. Con estos resultados, el primer bimestre del año presentó un superávit de 1892 millones de dólares, un 69 por ciento superior al mismo período de 2011.

En relación con las importaciones en febrero, los bienes intermedios representaron el 31 por ciento del total, seguido por bienes de capital (21 por ciento) y piezas y accesorios para bienes de capital, con el 19 por ciento. Las compras al exterior no registraban una variación anual de signo negativo desde fines de 2009, en la primera etapa de la crisis internacional. La caída del uno por ciento en febrero respecto del mismo mes de 2011 guarda relación con un rebrote de la crisis global, que impacta en el crecimiento de la economía argentina, sumado a las nuevas medidas de administración comercial.

Además de las declaraciones juradas anticipadas, también la entrega de licencias no automáticas de importación se volvió más restrictiva. La intención oficial es que el superávit comercial en 2012 llegue a un valor cercano a los 10 mil millones de dólares, de manera de atender los compromisos de deuda externos sin salir a colocar deuda.

La adquisición de bienes de capital cayó un 19 por ciento. Entre los artículos donde se observó mayor descenso, resalta el Indec, se encuentran teléfonos celulares, vehículos de transporte de mercancías, computadoras y grupos electrógenos. Los bienes intermedios bajaron un 4 por ciento, por menores adquisiciones de tubos soldados, gasoductos, acero sin alear, minerales de hierro y polietileno. En tanto, los bienes de consumo cayeron un 5 por ciento, por bajas en azúcar de caña, carne porcina congelada, refrigeradores y cámaras fotográficas digitales. En cambio, el ingreso de piezas y accesorios para bienes de capital aumentó un 10 por ciento, destacándose las cajas de cambio y circuitos impresos. En el mismo sentido, las compras de combustibles crecieron 19 por ciento anual, dato que refleja la debilidad estructural en materia energética.

Por el lado de las exportaciones, la venta de productos primarios subió 37 por ciento, por las colocaciones de maíz a Colombia, Marruecos y Argelia, cebada en grano a Arabia Saudita y cebada cervecera a Bélgica y China. Las manufacturas de origen agropecuario (MOA) subieron un 14 por ciento, a raíz de la venta de aceite de soja a India y Perú, de aceite de girasol a Egipto, y de harinas y pellets de soja a España y Vietnam. En tanto, las exportaciones de manufacturas de origen industrial (MOI) no registraron cambios, mientras que las de combustibles subieron un 3 por ciento anual.

El Mercosur concentró el 22 por ciento de las exportaciones argentinas y 30 por ciento de las compras realizadas al exterior. Eso determinó que el déficit con el bloque regional fuera de 62 millones de dólares. En la comparación anual, las ventas a los países vecinos integrantes del Mercosur disminuyeron el 9 por ciento, mientras que las importaciones provenientes del bloque decrecieron el 16 por ciento. En particular, la balanza comercial con Brasil –principal socio comercial– en febrero arrojó un déficit de 247 millones de pesos, lo que implica una disminución de 38 por ciento frente al mismo mes del año pasado.

Compartir: 

Twitter

Las importaciones de bienes intermedios representaron en febrero el 31 por ciento del total.
 
ECONOMíA
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2021 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.