EL PAíS › EL SENADO DIO MEDIA SANCION AL PROYECTO DEL EJECUTIVO CON CINCUENTA Y CINCO VOTOS A FAVOR Y APENAS OCHO EN CONTRA

El traspaso del subte ya tiene mitad de recorrido

Luego de un largo debate, la Cámara alta aprobó el proyecto que incluye las 33 líneas de colectivos que circulan en la Ciudad. El radicalismo votó a favor en general, mientras que el peronismo opositor se dividió.

 Por Miguel Jorquera

El traspaso de todo el transporte urbano de la ciudad de Buenos Aires al gobierno porteño ya tiene media sanción del Senado. El proyecto de ley del Ejecutivo que ratifica el acta acuerdo para el traspaso de los subterráneos y el Premetro a la órbita de la Ciudad, además de las 33 líneas de colectivos y el tranvía de Puerto Madero, fue respaldado por 55 votos, ocho en contra y una sola abstención. El radicalismo votó a favor en general y del artículo primero (subtes) de la iniciativa, el Peronismo Federal dividió posturas a favor y en contra, mientras que el FAP también votó dividido entre el rechazo y la abstención. El jefe de Gobierno porteño, Mauricio Macri –que firmó y luego desconoció el acta acuerdo sellado con la Nación–, fue el blanco de las críticas tanto del bloque kirchnerista como de la mayoría de las bancadas opositoras, en un extenso debate donde también abundaron reclamos al gobierno nacional.

El debate sobre el traspaso consumió más de siete horas y media en el Senado, con discursos que mezclaron la discusión del proyecto con críticas al sistema de transportes, la tragedia de Once, el reparto de subsidios, la coparticipación y hasta distintas visiones sobre el federalismo.

El oficialismo dividió tareas entre sus senadores. El mendocino Adolfo Bermejo se encargó de defender el proyecto del Gobierno. El porteño Daniel Filmus y el bonaerense Aníbal Fernández se explayaron sobre los antecedentes históricos que justificarían la iniciativa. Filmus arrancó con las plataformas de los partidos que participaron en la elección para la Jefatura de Gobierno porteña, donde todos reclamaban el traspaso de subtes y colectivos a la Ciudad, incluido el PRO. “No hace falta la existencia de un acuerdo previo para que el Senado trate este proyecto, ya lo hemos hecho”, continuó. Explicó que el Parlamento ya había aprobado el traspaso de un sector de la Justicia a la Ciudad, “un proyecto del senador Miguel Angel Pichetto”, y la autorización para crear su policía. “Estamos reafirmando este acuerdo porque no se hacen cargo. Hay alguien que no quiere asumir su responsabilidad cuando se trata de trabajo”, cerró Filmus apuntándole a Macri.

Fernández recordó todas las promesas de Macri en campaña sobre el subte, como cuando afirmó que construiría 10 kilómetros por año, y las fracasadas inversiones que anunciaba cuando ya había asumido como jefe de Gobierno. También pasó revista al endeudamiento externo de Macri por 475 millones de dólares para invertir en los subtes, que nunca realizó, así como subejecución de los recursos que obtiene la empresa de subterráneos (Sbase) de la parte proporcional que pagan los porteños en el impuesto inmobiliario y de patentamiento de automotores. “El 3 de enero le pone el gancho a esta situación. Se arroga facultades y aumenta un 127 por ciento la tarifa del subte, sin que en la Justicia prospere ningún tipo de amparo para los millones de usuarios anuales del servicio. Y ahora no se hace cargo”, sostuvo Aníbal Fernández sobre Macri.

Los radicales también se repartieron. El mendocino Ernesto Sanz justificó la postura partidaria de respaldar en general el proyecto, pero cargó contra la Casa Rosada y contra Macri. “El gobierno nacional se saca de encima una carga muy pesada, que la amenaza como espada de Damocles para que no pase en los subtes lo mismo que en los trenes. Un monstruo que generó el propio Gobierno a través de los subsidios. Y como bonus track, se lo daría a su enemigo, que es el jefe de Gobierno porteño. Pero nadie colaboró con tanta eficacia a esta estrategia como el jefe de Gobierno, por el peso de sus propias decisiones y torpezas”, señaló Sanz.

El radical jujeño Gerardo Morales imaginó cómo el jefe de Gobierno terminó por rechazar el acuerdo que él mismo había firmado: “Macri sentado con Durán Barba discutiendo la mejor manera de plantar al PRO frente al Gobierno. Mal momento, mala decisión, utilizar la tragedia que costó la vida a 51 personas para llevarnos a esta telenovela. Tiene que gobernar y hacerse cargo”, concluyó Morales. También le apuntó al gobierno nacional por el manejo de los subsidios, acusando al ministro Julio de Vido como la “cabeza de un sistema corrupto”.

El bonaerense Jaime Linares fue el encargado de redactar el dictamen de minoría del FAP repartiendo culpas al gobierno nacional y porteño. Antes el cordobés Luis Juez le apuntó a Macri: “Si el intendente no se quiere hacer cargo de los problemas de sus vecinos, hay que obligarlo diciendo que es ley un acta que suscribió. Este es un problema de gestión”, señaló. En cambio, el socialista Rubén Giustiniani justificó su abstención en que se trata de una “ley inútil” y que la disputa entre los gobiernos terminará resolviéndose en la Corte Suprema.

Sólo la cívica María Eugenia Estenssoro hizo propios todos los argumentos esgrimidos por el macrismo. Desde la falta de cumplimiento del gobierno nacional con las inversiones prometidas hasta el retiro de la Policía Federal, pasando por el reclamo del mantenimiento de los subsidios para subtes y colectivos. Los diputados macristas Federico Pinedo y Paula Bertol seguían con atención el debate desde uno de los palcos. La peronista federal Liliana Negre de Alonso justificó su voto en contra aludiendo que no se puede aprobar el traspaso con “una cláusula gatillo”. A Adolfo Rodríguez Saá le costó más explicarse. El puntano afirmó que “Macri se tiene que hacer cargo”, dijo que el Interbloque Federal votaría dividido y que él lo haría en contra.

La votación resultó contundente a favor del proyecto oficial. Con la media sanción del Senado, todos los bloques de la Cámara baja acordaron que el martes que viene discutirán el traspaso en un plenario de comisiones y lo llevará al recinto el día siguiente, donde el oficialismo confía en convertirlo en ley.

Compartir: 

Twitter
 

La bancada del Frente para la Victoria criticó a Mauricio Macri porque “no quiere asumir su responsabilidad”.
Imagen: Rolando Andrade
 
EL PAíS
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.