ECONOMíA › EL GOBIERNO DISEÑA UN PLAN PARA DESARROLLAR PROVEEDORES LOCALES PARA LA NUEVA YPF

A la industria le llueven ofertas

El ministro de Planificación y el viceministro de Economía le anunciaron al presidente de la Unión Industrial que YPF encarará un agresivo proceso de sustitución de importaciones. La presidenta del Banco Central ofreció financiamiento a los empresarios.

 Por Cristian Carrillo

José de Mendiguren, titular de la UIA, fue recibido por Axel Kicillof y Julio De Vido.

Las autoridades de la Unión Industrial Argentina mantuvieron ayer una serie de encuentros con funcionarios del Gobierno, que permitirá ir delineando una agenda común entre lo público y lo privado. Por la mañana, el ministro de Planificación, Julio De Vido, y el viceministro de Economía, Axel Kicillof, se reunieron con el titular de la entidad fabril, José de Mendiguren, para informarle que el Gobierno va a desarrollar un plan para aumentar la presencia de la industria nacional como proveedora de YPF. “Nos contaron que Repsol estaba importando hasta arena”, relató el jefe de la UIA a este diario, entusiasmado con la oferta oficial. “Se va a utilizar el poder de compra de YPF como una herramienta para el crecimiento de la industria doméstica”, indicó Mendiguren. En particular, se apunta a generar desarrollos tecnológicos para la extracción del gas y el petróleo no convencional. Esto toca a numerosos sectores fabriles.

Para completar el día, durante la tarde la presidenta del Banco Central, Mercedes Marcó del Pont, acudió a la sede de la UIA para exponer los alcances de la reforma de la Carta Orgánica del organismo. La funcionaria se ofreció además como coordinadora entre los bancos y las empresas para potenciar el financiamiento a la producción, un viejo reclamo de los empresarios.

Fue una jornada con protagonismo de los industriales, y no por cruces de críticas o pases de factura. Los empresarios buscan aprovechar las herramientas que les facilita el Gobierno y el marco de estabilidad económica del país, integrándose a los nuevos desafíos que se presentan hoy, como es el caso de la expropiación del 51 por ciento de YPF en manos de Repsol. Más allá de los resabios noventistas de algunos industriales –varios dentro de la UIA–, los márgenes de rentabilidad son históricamente altos y el crecimiento del mercado interno les brinda un horizonte de previsibilidad en momentos de turbulencia global. Así, estas cámaras dejaron de lado el discurso de la seguridad jurídica para dar paso a una visión más pragmática del negocio.

Al encuentro con De Vido y Kicillof, Mendiguren acudió con expectativas por las oportunidades que ofrece YPF en manos del Estado para la industria local. Según comunicaron fuentes oficiales, en la reunión “se planteó la necesidad de conformar un pool de proveedores nacionales de la industria petrolera”. Con la misma intención, acudirán la semana próxima representantes de Adimra (metalúrgicos) a un encuentro con los funcionarios. El titular de esa cámara, Juan Carlos Lascurain, ya mantuvo una reunión informal en las instalaciones de la intervenida YPF. Las oportunidades que se plantean a partir de la expropiación de la empresa son prometedoras para las firmas locales. “La capacidad del país de generar energía en cantidad, calidad y seguridad de abastecimiento y a costos razonables es de vital importancia para su desarrollo”, destacó ayer la UIA en un comunicado.

No obstante, la creación de eslabones para que se integren a la cadena hidrocarburífera, como a otras, requiere de un esquema financiero que acompañe los planes de inversión. La titular del Central ofreció facilitar un canal de diálogo entre empresarios de todos los sectores y segmentos –en particular pequeños y medianos– con los bancos. “Pensamos implementar algún mecanismo donde juntemos a los bancos, que dicen que tienen disponibilidad y que quieren dar crédito a las pymes, y a los empresarios, que dicen que necesitan, para ver dónde puede haber un cuello de botella o algo que se pueda resolver”, dijo Marcó del Pont al término de la reunión en la UIA.

La funcionaria, acompañada por el gerente de la entidad, Matías Kulfas, y su jefa de Gabinete, Cecilia Todesca, presentó los lineamientos de la nueva Carta Orgánica. Del lado empresario, secundaban a De Mendiguren el secretario de la UIA, Miguel Acevedo, y los vicepresidentes Luis Betnaza, Federico Nicholson y Juan Carlos Sacco, entre otros directivos. Los industriales detallaron sus experiencias en la tarea de conseguir crédito, principalmente en el interior del país. En ese sentido, cobró relevancia la línea del Bicentenario, aunque advirtieron que existe poca disponibilidad, ya que los bancos privados lo consideran un esfuerzo casi sin ganancia. Marcó del Pont les pidió opinión sobre si prefieren mayor disponibilidad y resignar unos puntos más en la tasa o mantener el costo en el 9,9 por ciento. Las opiniones fueron divididas. Los industriales destacaron el apoyo que les está brindando el Estado por distintas vías.

Compartir: 

Twitter
 

 
ECONOMíA
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.