DEPORTES › SE PONE EN MARCHA EL 32º RALLY DE ARGENTINA

Un mini Dakar en plena Córdoba

Es la quinta fecha del Mundial de Rally y será la prueba más larga de los últimos quince años, con más de 500 kilómetros de pruebas especiales. El múltiple campeón Sebastian Loeb sigue siendo el favorito: no pierde en Argentina desde 2004.

 Por Pablo Vignone

Será la prueba más larga de la historia del campeonato del mundo de los últimos quince años, casi como un mini Dakar. Con más 500 kilómetros de acelerador a fondo sobre piso de tierra o ripio, el Rally de la Argentina, organizado como todos los años por el Automóvil Club Argentino en los caminos de Córdoba, recrea ese espíritu de aventura que los fanáticos locales comenzaron a saborear hace algunos años con la llegada del Dakar a Suda-mérica. Con sesenta autos en carrera, el 32º Rally de Argentina es la quinta prueba del torneo 2012 y la primera en tener características que lo emparientan con el rally de máxima resistencia que se disputa a comienzos de año.

Desde hace varios años, el Mundial de Rally viene en caída libre y, salvo en Córdoba, donde es pasión, el interés en el resto del planeta alcanzó mínimos absolutos. Desde que tomó la presidencia de la Federación Internacional del Automóvil (FIA), en 2009, el francés Jean Todt, ex navegante de rally, ex campeón mundial, ex director deportivo, se propuso devolverle al mundial su acostumbrado brillo. Hasta ahora no ha conseguido que nuevas marcas se sumen a Citroën y Ford, el Boca-River del rally actual, en la lucha por el título, pero Volkswagen hará su desembarco en 2013 y BMW tiene una representación a través de los Mini.

No son los mismos Mini que ganaron el Dakar 2012, pero se le parecen. No competirán a fondo los casi 5000 kilómetros de un Dakar común, pero estos autitos de 1600 cm3 con turbocompresor, diseñados como cohetes de corto alcance, que no corren a fondo más de 30 kilómetros en cualquier otra prueba del Mundial, serán exigidos más de lo habitual. Todt quiso recuperar el viejo espíritu del rally, como cuando en los ’60 se corrían durante tres días y tres noches sin detenerse, pero los equipos se opusieron y nació este compromiso. Un rally “endurance”, tal la denominación, que en lugar de los 350 kilómetros habituales, prevé 503 kilómetros en 19 pruebas especiales, entre esta noche a las 20, en un tramo completamente iluminado en las afueras de Villa Carlos Paz, donde está el cuartel general del rally, hasta el domingo al mediodía, después de los míticos tramos de Mina Clavero y El Cóndor, a dos mil metros de altura.

Nadie mejor que el qatarí Na-sser Al-Attiyah, ganador del Dakar 2011 y participante de este Rally de Argentina, para establecer la comparación: “Me gusta correr especiales tan largas, que para mí son naturales. Es muy duro para el mundial de rally, aunque es corto para un rally-raid”.

Los candidatos son los de siempre. El ocho veces campeón mundial, Sebastian Loeb, ganó de manera consecutiva las últimas seis ediciones del rally, y sigue siendo el principal favorito, aunque no le gustan los tramos tan largos y se preocupa con la chance de que haya nieve. El noruego Petter Solberg (Ford), campeón mundial en 2005, puede ser el desafiante. No habrá argentinos compitiendo en la máxima clase, después del retiro de la familia Perez Companc que dejó a Federico Villagra, el mejor piloto de rally de país, de a pie. El cordobés Marcos Ligato competirá en la clase de Producción, con un Subaru. Pretende ser campeón mundial.

Compartir: 

Twitter
 

 
DEPORTES
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2021 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.