ECONOMíA › ANáLISIS DEL COMPORTAMIENTO DE LA PETROLERA BRASILEñA EN LA PLAZA LOCAL

Modelo Petrobras for export

Petrobras opera en todo el circuito productivo en Argentina y su política no se diferencia demasiado de la de cualquier multinacional petrolera: maximización de ganancias que remite a su casa matriz, escasa exploración y declinación de la producción de hidrocarburos.

 Por Tomás Lukin

El “modelo Petrobras” es presentado por algunos especialistas como un ejemplo a seguir para la nueva YPF. Una gestión estatal fuerte, eficiente y profesional, elevada inversión en exploración y desarrollo de ciencia y tecnología propia, junto con el control casi monopólico de la extracción y la refinación de hidrocarburos, incluso cuando se asocia con capitales extranjeros, son algunos de los elementos del funcionamiento de Petrobras en Brasil que resaltan expertos. Sin embargo, su comportamiento en Argentina, donde opera en todo el circuito productivo, se asemeja más al de una multinacional petrolera tradicional: maximización de ganancias que remite a su casa matriz combinada con una escasa exploración y la declinación de la producción de hidrocarburos y combustibles. La declaración de interés público de la actividad otorga al Estado nacional la capacidad para disciplinar a las petroleras que exhibieron a lo largo de los últimos años un comportamiento rentístico.

Petrobras desembarcó en el país en 1993, pero su expansión comenzó en 2001 cuando compró Eg3, a través de un intercambio de activos con Repsol. Así, accedió a una red de 700 estaciones de servicio y la operación de una planta de almacenamiento, distribución, lubricantes, asfaltos y refinería en Bahía Blanca. En 2003, describió un nuevo salto al adquirir Pecom Energía del grupo Pérez Companc. Desde entonces la empresa opera en todo el circuito productivo.

Petrobras es la cuarta productora de petróleo y gas del país. Junto con la refinería de Bahía Blanca controla las operaciones de Refinor, empresa que abastece de combustibles líquidos a ocho provincias del norte. Hasta el año pasado fue propietaria de la refinería de San Lorenzo, que vendió a Oil Combustibles de Cristóbal López como parte de una reestructuración de su cartera de activos. La petrolera brasileña explota yacimientos en Neuquén, Río Negro, La Pampa, Chubut y Santa Cruz, y realiza actividades de exploración en las cuencas Neuquina, NOA, Austral y, en asociación con Enarsa, en áreas del Mar Argentino.

“Petrobras es una empresa brasileña de capitales mixtos digna de admiración a nivel mundial. Sin embargo, su filial argentina demostró desde 2003, cuando comenzó a explotar áreas hidrocarburíferas en Argentina, no cumplir con sus compromisos contractuales exigidos por la Ley 17.319”, explicó a Página/12 Ricardo De Dicco, director del Centro Latinoamericano de Investigaciones Científicas y Técnicas.

Las declaraciones juradas que la empresa entrega a la Secretaría de Energía muestran que entre 2004-2011 la producción de petróleo declinó casi 45 por ciento mientras que la extracción de gas natural cayó 11,6 por ciento en 2011 respecto del pico alcanzado en 2009. La empresa no respondió las consultas de este diario sobre su comportamiento productivo reciente. Un comportamiento muy parecido se replica en el procesamiento de petróleo, donde se registró entre 2007 y 2010 una disminución del 23,6 por ciento en las refinerías de Petrobras. Por su parte, la planta de Refinor, que controla Petrobras, opera significativamente por debajo de su capacidad instalada.

Para De Dicco, no solamente Petrobras incumplió con los compromisos en materia de inversiones de producción y de capital de riesgo en exploración de hidrocarburos, sino que “las provincias de la Ofephi tampoco cumplieron con su rol de titulares del subsuelo que les otorgó la Ley 26.197 a fines de 2006, que les otorga el poder de controlar las inversiones comprometidas por las empresas”. Recién en abril, cuando esas jurisdicciones comenzaron a quitar concesiones a YPF, Neuquén decidió avanzar en la reversión del área Veta Escondida por considerar insuficientes las inversiones realizadas por la petrolera. Ese proceso concluyó con un encuentro entre el ministro de Planificación, Julio De Vido, y la titular de la firma en Brasil, Maria das Graças Foster. Hasta ahora no hubo cambios en su comportamiento y la petrolera ya anunció que no hará más inversiones en el país que las proyectadas, por lo menos hasta 2015.

Si bien su participación en los distintos segmentos del mercado es reducida, el alcance de sus operaciones se extiende hacia distintos sectores estratégicos donde incluso trabaja asociada con YPF. Petrobras es propietaria del Complejo Petroquímico Integrado Gral. San Martín, una de poliestireno en Zárate, otra de lubricantes en Avellaneda. Además posee participación accionaria en Mega, empresa dedicada a la separación y fraccionamiento de líquidos del gas natural, y en el Oleoducto del Valle, principal oleoducto del país. También es accionista de las empresas Transportadora de Gas del Sur y de la compañía petrolera Entre Lomas y tiene parte de diversas empresas del segmento eléctrico, resultado de la compra de activos del grupo Pérez Companc.

Compartir: 

Twitter
 

Petrobras es una empresa de capitales mixtos. Su filial argentina incumplió compromisos de inversión.
Imagen: Jorge Larrosa
 
ECONOMíA
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.